Oración de consagración diaria a la Virgen contra tentaciones de impureza

Oración de consagración diaria a la Virgen contra tentaciones de impureza

Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti, celestial Princesa, Virgen sagrada María, te ofrezco desde este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión. No me dejes, Madre mía. Líbrame de las tentaciones del demonio, sobre todo de las impuras. Viva Jesús. Viva su divino amor. Viva su divina gracia. Viva María Santísima. Muera el pecado mortal. Muera el demonio. Viva Jesús. Alabado sea el Sagrado Corazón de Jesús. Alabado sea el Purísimo Corazón de María por siempre. Amén

Nota: Esta oración también se puede usar como consagración diaria a María Virgen.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m

 

About the author

CRISTÓBAL AGUILAR subscriber

Este sitio emplea cookies para mejorar tu experiencia de navegación, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar