Meditación para protegerse mediante los Arcángeles

Meditación para protegerse mediante los Arcángeles

Practica esta meditación cuando sientas que necesitas protección angelical. No tienes que estar en una situación difícil. Puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar, siempre concentrándote en pensamientos de seguridad y paz, bajo cualquier circunstancia.

Encuentra un sitio cómodo y tranquilo. Donde tu sepas que estarás sin interrupciones. Practica el ejercicio de relajación con el que te identifiques plenamente. Si de momento no tienes alguno en mente, es suficiente con que tomes unas cuantas respiraciones largas, lentas y profundas para relajarte antes de empezar.
Se recomienda leer todo este ejercicio un par de veces para familiarizarse con los puntos clave antes de seguir adelante.

Antes que nada invoca al Espíritu Santo, cierra los ojos e intenta dejar tu mente en blanco o lo más quieta posible. Una vez conseguido invoca de nuevo al Espíritu Santo y pídele que te deje “sentir” la protección de los arcángeles.

Visualízate o imaginate que te rodea una gran luz azul, o dorada. Toma unos instantes para que crees la imagen de esta visualización. Dentro de esa luz estas colmado con una sensación de paz, fuerza y estabilidad. Imagina que tus pies están colocados firmemente en la tierra (aunque en este momento no lo estén físicamente).
A continuación, visualízate rodeado por cuatro ángeles de protección. Si te sientes particularmente vulnerable, puedes imaginar que son los cuatro arcángeles (invoca mentalmente sus nombres al tiempo que pides a Dios que te permita su protección).

Visualiza a gabriel caminando enfrente de ti y pídele que el sea tus ojos y tus oídos y que despeje tu camino. Siente a rafael detrás de ti, protegiendo tu espalda, dándote apoyo e iluminando tus puntos débiles. Pídele a miguel que proteja tu lado derecho, usando su espada de la verdad para disipar tus temores y para esclarecer cualquier situación. Imagina a uriel protegiendo tu lado izquierdo con una antorcha de fuego espiritual para desterrar las tinieblas.

Tu propio ángel de la guarda esta muy cerca de tí y te traera una protección adicional.

Imaginate ahora girando sobre ti 360 grados (mentalmente), y de repente imaginas que  surge alrededor tuyo un circulo de fuego espiritual para ayudarte a mantenerte seguro. Obsérvate completamente protegido por un capullo de luz, por cuatro ángeles (o arcángeles) y por un circulo de fuego.

Los ángeles (arcángeles) están ahí para defenderte, guiarte a un sitio seguro y afinar tus sentidos, en especial tu intuición. El circulo de fuego refuerza y consolida tu poder, de una manera que te permite crear unos limites adecuados en todas tus relaciones. Pideles a los cuatro que ese circulo de luz creado por ellos te proteja durante la jornada.

Una vez que has terminado este ejercicio, abre tus ojos y agradécele a los ángeles (arcángeles) por su ayuda y protección. El agradecimiento es como te salga del corazón.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

About the author

AGUILAR PEDRERA CRISTOBAL administrator

Programador de Sistemas de Alto nivel, Monitor Experto para cursos de Formación Profesional Ocupacional y Monitor de para cursos de Fundaciones Laborales. Dedicado desde el año 1995 a la enseñanza Informática, impartiendo cursos a entidades privadas y empresariales, incluyendo a particulares. Monitor avanzado en Redes y comunicaciones.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar