La paz verdadera solo viene de Dios

Comparte con tus amigos!!Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Digg thisPrint this pageShare on Reddit0

Paz, virtud divina, la que el mundo anhela
La que con sus fuerzas trata de obtenerla
Por más que te esmeres,
por más que lo intentes
Jamás de esa forma podrás poseerla.

La paz no es palabras, ni ausencia de guerra
La paz no se crea, tampoco se inventa.
Con todo el dinero que existe en la tierra,
Ni aun con tu vida, podrás obtenerla.

Paz que sobrepasa todo entendimiento
Aun para los sabios la paz es misterio.
No es con la razón, no es el intelecto
Jamás con tu mente podrás comprenderlo.

La paz la da Dios, regalo del cielo
Por gracia infinita que no merecemos
Para los humildes, para los honestos
Dadiva  divina que no tiene precio.

Busca la justicia, cree al Verdadero
Entra en amistad con el Dios eterno
Solo hay un camino, único sendero,
Príncipe de paz, Jesús, el Cordero.

Nuevas de gran gozo te traemos hoy
Esa paz que anhelas; es la paz de Dios.
Es la paz que sacia, es la paz que llena
Recibe y disfruta La paz verdadera,

Esta Paz es la que trae el Adviento,

La alegría de la venida del Señor,

A todos los corazones, incluso a los que

Lo rechazan, viene cogida de la mano de

María. Porque María de la mano de Jesús

Trae la paz a los corazones.

 

Un autor anónimo y Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Comparte con tus amigos!!Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Digg thisPrint this pageShare on Reddit0
noviembre 27, 2016