Evangelios apócrifos arrojando luz en la oscuridad

Evangelios apócrifos arrojando luz en la oscuridad

Otro nuevo tema que traigo a este mi site TRAS CRISTO Y FCO DE ASIS  y que vamos a ir aumentando de día a día. Hoy vamos a tratar en la historia de estos evangelios y en sucesivas entregas iremos hablando sobre cada uno de ellos e incluso transcribiremos algunos de sus textos comentándolos. Espero que os guste esta nueva sección.

EVANGELIOS APÓCRIFOS. ¿QUE SON?

Quizás muchos cristianos aún no sepan que existen otros evangelios además de los ya conocidos como canónicos y que si bien no son aceptados por la Iglesia, pueden enriquecernos con su lectura. En general nos muestran otras facetas de la vida de Jesús (como su niñez, que apenas se trata en los canónicos) y de la Virgen María (en su juventud, cuando conoce a José, etc…

Los evangelios canónicos son los que la Iglesia ha reconocido como aquellos que transmiten auténticamente la tradición apostólica y están inspirados por Dios.

jesusimagenanimadadiosgif24

Son cuatro y sólo cuatro: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Así quedó definido por San Ireneo de Lyon a finales del s. II (AdvHae. 3.11.8-9) y así lo mantiene la Iglesia desde siempre, hasta que se llegó a mantener como dogma de fe al definir el canon de las Sagradas Escrituras en el Concilio de Trento (1545-1563). La composición de estos evangelios tiene sus raíces en los apóstoles que fueron los que vieron y vivieron con Jesús y que vieron también las apariciones después de resucitado. En aquel tiempo era común “pasar la historia de la salvación” de viva voz y con el tiempo al pasar de una comunidad a otra se iban añadiendo cosas al mismo. Parece ser que el primero fue Marcos o quizás una edición de Mateo en lengua hebrea o aramea. Los otros tres parecen imitar el género literario, según los estudiosos del tema. Que los cuatro gozaron de la garantía apostólica se refleja en el hecho de que fueron transmitidos como escritos por los mismos apóstoles o por discípulos directos de los mismos: Marcos de San Pedro, Lucas de San Pablo, etc…

Apócrifo, primero significo secreto, en cuanto eran escritos que se dirigían a un grupo especial de iniciados y eran conservados en ese grupo, después paso a significar “no auténtico” e incluso herético. Con el paso del tiempo se vio que estos textos daban detalles de la vida de Jesús que no daban los evangelios canónicos, como para poner bajo el nombre de algún apóstol.

El número de “evangelios apócrifos” conocidos es algo superior a cincuenta.

EVANGELIOS APÓCRIFOS MAS COMUNES

En el Antiguo y Nuevo Testamento, libros que como todos sabemos fueron escritas en lengua hebrea y griega, y con el pasar de los años varios concilios y sobre todo una serie de estudiosos (como ya comentamos en el anterior artículo) “sesgaron” parte de esos documentos por parecerles “pueriles” o poco relacionados con el Jesús Divino o el Jesús histórico. Como ya comentamos antes, apócrifo, no significa que sea malo, ni falso, simplemente la palabra denota “oculto”.   Cuando se dividieron los evangelios en canónicos y apócrifos, la Iglesia sólo condenó lo que de “herético” pudiera contener en estos últimos, naciendo a partir de ahí, dos tendencias, una encabezada por San Jerónimo, que era partidario de suprimir todo lo que no fuera canónico, otra, menos extremista, inclinada por el aprovechamiento de lo bueno que ofrecen los apócrifos (patrística oriental y San Agustín).

Pero la Iglesia no se ha decantado por ninguna de las dos posiciones y sus recomendaciones son sólo de carácter privado.

jesusimagenanimadadiosgif04
Es verdad, que leyendo muchos de ellos, hay algunos en los que su fantasía se aproxima a lo extravagante y a lo pueril. Pero también es verdad que hay valores y datos que pueden llegar a ser aprovechables sin menospreciar al Jesús histórico o al Jesús Divino.
Además hay que considerar que según algunos estudiosos, los apócrifos fueron escritos incluso antes que los canónigos o en la mayoría de los casos al mismo tiempo. Los primeros apócrifos datan de finales del siglo II y el núcleo principal oscila entre los siglos III y V. Los apócrifos del Nuevo Testamento, como los canónicos, se dividen en Evangelios, Hechos, Epístolas y Apocalipsis, siendo el primer grupo el que tiene mayor número de apócrifos. De entre todos ellos los siguientes: el de Santo Tomás, Santiago y el de San Pedro se encuentran entre los más condenados por las iglesias cristianas, católica, griega y protestante. Los más conocidos (de los aproximadamente 50 que pululan por ahí  son: El Evangelio de Taciano (muy parecido a los canónicos), El Protoevangelio de Santiago, El Evangelio de Santo Tomás,  El Evangelio de San Pedro y el Evangelio del Pseudo Mateo.

El de Taciano que es el más extenso, fue escrito en el año 173. El de Santiago, que es una colección de narraciones divididas en tres partes, la tercera de las cuales parece añadida con posterioridad, es de muy insegura datación. El evangelio de Santo Tomás, es del año 150. Del Evangelio de San Pedro, se puede afirmar que existía ya antes de que acabara el siglo I, tratándose, de esta forma, de uno de los documentos más antiguos del cristianismo, y más si se tiene en cuenta el sentido gnóstico del mensaje.

Para finalizar este artículo, diremos que, El Evangelio del Pseudo-Mateo parece un arreglo del Protoevangelio, de datación desconocida, pero naturalmente posterior a éste, que es anterior al año 150.

Bueno espero haber “abierto boca” con este artículo, al que seguirán en un futuro otros, como ya te comente al inicio del artículo. Añadiremos y comentaremos textos de gran belleza, lírica.

Hasta entonces “viajero” de lo erudito.

Fray  Cristóbal Aguilar, o.f.m.

About the author

AGUILAR PEDRERA CRISTOBAL administrator

Programador de Sistemas de Alto nivel, Monitor Experto para cursos de Formación Profesional Ocupacional y Monitor de para cursos de Fundaciones Laborales. Dedicado desde el año 1995 a la enseñanza Informática, impartiendo cursos a entidades privadas y empresariales, incluyendo a particulares. Monitor avanzado en Redes y comunicaciones.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar