Category Archive HECHOS INEXPLICABLES

¿Viaje astral, proceso mental o escape del alma?

Hay recientes estudios en psicología y en procesos mentales que dan a entender, que pudieran deberse a procesos mentales o psicológicos en los que el cuerpo “cree desdoblarse” y se crea una proyección mental de sí mismo fuera del cuerpo, dando una sensación similar a la real porque la consciencia se mantiene en la delgada línea que separa el sueño de la vigilia.

Con todo querido visitante de TRAS CRISTO Y FRANCISCO DE ASÍS, como fenómeno místico que pudiera ser o simplemente un fenómeno de tipo metafísico o espiritual que aún no conocemos (todavía la ciencia aún no conoce todos los procesos físicos y mentales de nuestro cuerpo), y que pudiera estar latente en algunas personas a la espera de que un determinado evento o suceso en su vida lo active o despierte.

Parece ser la separación “temporal” del alma del cuerpo y que según los estudiosos del tema, (sin saberlo) lo hemos realizado alguna vez mientras dormimos. Son muchos los casos sobre este tema, aquí iniciamos un artículo que será el preludio de otros que iremos publicando, para como siempre “esclarecer” temas que tienen que ver con lo espiritual, aunque no se halle dentro de la esfera exacta de la religión.

stereo_03
La famosa experiencia del “dejá vu” (lo ya visto) es otra forma corriente de que al parecer hemos estado en un sitio o simplemente hemos recordado un acto que, aparentemente no hemos realizado, nunca solo en ese mismo instante. Es decir, nos da la sensación de que ya hemos estado en un lugar determinado o hemos vivido una situación.

Un viaje astral es la separación del cuerpo físico y el cuerpo astral. Esta separación es muy parecida a la muerte, muchas de las personas que han permanecido muertas clínicamente durante algunos minutos lo han experimentado conscientemente. Pero no hace falta estar al borde de la muerte para experimentarlo. Algunas personas lo experimentan de forma espontánea cuando están perfectamente despiertas, sin proponérselo siquiera, mientras que otras se pasan la vida buscando en vano dicha experiencia y lo mas que consiguen, después de ayunar y de meditar durante años, es una potente proyección mental.

Durante la realización de un viaje astral las limitaciones físicas parece que pueden superarse. La persona puede desplazarse a miles de kilómetros de distancia de forma instantánea, ve lo que sucede y lo describe con increíble exactitud. Los ejemplos de esta clarividencia provocada por experiencias fuera del cuerpo son innumerables. La Sociedad de Investigaciones Psíquicas británica cuenta en sus archivos con numerosos casos comprobados, que incluyen incluso la resolución de un crimen gracias a un testigo que presenció el robo y muerte de un hombre, mientras se encontraba fuera de su cuerpo.

Lo más corriente es que las personas que se encuentran realizando un viaje fuera del cuerpo se comporten como fantasmas (por llamarlo de alguna manera para que el lector lo entida); pueden ver pero no ser vistos, ni intervenir físicamente donde se encuentran. Para hablar de los viajes astrales lo primero que debemos conocer es qué es en realidad el plano astral.

La región astral es lo que se conoce normalmente como mundo espiritual o universo suprafísico.  Los habitantes del mundo astral son las entidades espirituales. Plano astral, por lo tanto, es sinónimo de planos espirituales o suprafísicos. La visión en el mundo astral es muy diferente y mucho más amplia que la visión en el plano físico, porque la percepción no está limitada a los cinco sentidos que poseemos los seres encarnados, sino que abarca también lo conceptual. La proyección astral no es sólo un privilegio de unos pocos.

Generalmente se hacen durante la noche y nuestro Ser Interno confunde el viaje astral con un sueño fantasioso.  2) Casi todos los “viajeros astrales” desconocen que se puede brindar ayuda a otros o aprender diversas cosas durante dicho viaje.

De todas formas, hagamos algunas matizaciones. Algunas personas hablan del “viaje” o “desdoblamiento astral” como de una situación en la que “algo” (nosotros, como entidad psíquica) se desprende o separa de otro “algo” (el cuerpo de carne, hueso y pellejo). En realidad esto ocurre siempre que nos sumergimos en el sueño fisiológico, o sea, cuando el cuerpo se duerme. Quiere decirse que los sueños son “viajes astrales” o como se prefiera llamarlos. Aunque si hablamos de “sueño lúcido” queremos decir que estando en el “mundo onírico” nos damos cuenta del hecho de estar allí, mantenemos la lucidez, somos conscientes de ello (en mayor o menor grado) y, por tanto, podemos movernos a voluntad (a derecha, izquierda, arriba, abajo…, incluso dirigirnos a lugares concretos.

stereo_02

Conviene saber que algunas veces se describe el fenómeno de ver el cuerpo físico acostado en la cama. Esto es muy fácil de experimentar si sabemos como efectuar la salida de nuestro cuerpo de manera consciente y voluntaria (algo que se produce de todas maneras cuando nos quedamos dormidos, aunque seguramente sin conciencia o lucidez de ello). Os contaré mi primera experiencia personal al respecto (esto me sucedio hace mas de diez años, y aún no era fraile franciscano, sino un joven bastante inconsistente y fue totalmente involuntaria:

Estaba viendo la televisión en mi cuarto como de costumbre, de fondo oía las noticias de las 24 horas; y de repente (no se concretar si fue un sueño o no, pues más bien fue para mí una cosa lúcida) flotaba en la habitación (lo sorprendente es que seguía escuchando las noticias y el “hilo” de las mismas no se perdía, es decir que es como si estuviese despierto (es una sensación que no se olvida y ya han pasado más de diez años), después me desplace a nivel del suelo del cuarto, comprobé que no podía ir a donde quería, es más la velocidad era bastante ralentizada.

Después traspase la puerta, cruce el pasillo y al mirar hacia la ventana del salón (no me vi a mi realmente, solo vi un “cordón” de color azul muy fuerte que se reflejaba en la ventana; casi llegue a la puerta de la calle, y en ese momento “algo” o alguien me hizo regresar hacia atrás a una velocidad increíble y momentos antes de tener la “sensación de vuelta a mi cuerpo”; sentí un fuerte sonido por el oído (como de una entrada de aire se tratara) y en ese momento me levante un poco sobresaltado, comprobando que el hilo del programa de  las noticia era el mismo.

Hoy con el paso de los años, pienso que tal vez mis sentidos me engañaron (como decía Descartes) o quizás todo sea fruto de mi inteligencia junto con sus sentidos (como la inteligencia sentiente de Zubiri); de cualquier manera a mí me pareció bastante real y sobre todo el que aquel recuerdo perdure en mí tanto tiempo, me da que pensar.

Quizás me he arriesgado un poco al contar esta vivencia que no dudo algunos de vosotros tachareis de… (no quiero nombrar), pero tal como la viví os la he contado. Compartiendo con vosotros una experiencia, que a mi modo de ver pudo ser un viaje astral. Dejando a un lado lo que puedan pensar los lectores de este mi sitio, simplemente tened presente que he compartido algo que para mí es muy intimo y que me parecia interesante por poder ser también una “experiencia espiritual”.

Algunos pasajes de literatura religiosa parecen confirmar esta similitud entre la muerte y las Experiencias Extracorporeas. De algunos fragmentos de la Biblia podría deducirse que la muerte es allí descrita como la rotura de «un cordón de plata» que une el «otro» cuerpo al cuerpo físico, como por ejemplo se menciona en Eclesiastés 12.

Se trata de un fenómeno vivido no sólo por místicos, chamanes y personas que han sentido de cerca la muerte, si no por gentes normales en situaciones corrientes.Una súbita sensación de ligereza invade el cuerpo. Y antes de terminar de acostumbrarse, los ojos comienzan a percibir la habitación de modo diferente.

Por otra parte como habrás percibido,  si visitas frecuentemente mi sitio en internet,  soy un cristiano de fuertes convicciones o por lo menos así lo creo yo. Me siento muy cabal y con cierta formación humana y de la vida. Este artículo como otros de este sitio, son para “mentes y espíritus” abiertos que es como hay que estar, receptivos, respetando la tradición (no queriendo recordar viejos momentos inquisitoriales)  y estudiando los nuevo sin menospreciar aquello que pudiera parecernos incoherente.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

La Vírgen de Guadalupe y sus increibles fenómenos impresos

Es una de las apariciones más importantes y enigmáticas si se me permite decir, pues hay estudios de muchas clases sobre la tilma sobre la que está impresa la imagen de la Virgen. Se han hecho estudios con microscopios digitales de los ojos y se ha visto por ejemplo que en ellos se “refleja” la imagen de una serie de personas y entre ellas se puede casi reconocer a lo que podríamos llamar un indio. También se han hecho estudios sobre las estrellas del manto y se comprueba que hay una pequeña melodía, si se sustituyen las estrellas por notas musicales y aún hay más de estos estudios.

Pero vamos a ahondar más íntimamente en este hecho, contando como deben de hacerse, desde el principio:

Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a clase de catecismo y a oír la Santa Misa. Al legar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó que le llamaban de arriba del cerro diciendo: “Juanito, Juan Dieguito”.

Él subió a la cumbre y vio a una Señora de sobrehumana belleza, cuyo vestido era brillante como el sol, la cual con palabras muy amables y atentas le dijo: “Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los demás amadores míos que me invoquen y en Mí confíen. Vas donde el Señor Obispo y le manifiestas que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo”.

Él se arrodilló y le dijo: “Señora mía, voy corriendo a cumplir lo que me has mandado. Yo soy tu humilde siervo”. Y se fue de prisa a la ciudad y en derechura al Palacio del Obispo que era Fray Juan de Zumárraga, religioso franciscano (que maravilla que nuestra Madre haya querido en muchos momentos tener presentes a sus hijos franciscanos), cuando el obispo oyó lo que le decía el indiecito Juan Diego, no le creó. Solamente le dijo: “Otro día vendrás y te oiré despacio”.

Juan Diego se volvió muy triste porque no había logrado que se realizara su mensaje. Se fue derecho a la cumbre del cerro y encontró allí a la Señora del Cielo que le estaba aguardando.

Al verla se arrodilló delante de Ella y le dijo: “Señora, la más pequeña de mis hijas, niña mía, expuse tu mensaje al Sr. Obispo, pero pareció que no lo tuvo por cierto. Comprendí por la respuesta que me dio que pensó que quizás que es una invención mía que Tú quieres que te hagan aquí un templo, y que eso no es una orden tuya. Por lo cual te ruego que le encargues a alguno de los principales que le lleve tu mensaje para que le crean, porque yo soy un pobre hombrecillo, el último de todos. Perdóname que te cause esta gran pesadumbre. Señora y Dueña Mía”.

Ella le respondió: “Oye, hijo mío, el más pequeñito, es preciso que tú mismo solicites y ayudes a que con tu mediación se cumpla mi voluntad. Mucho te ruego, hijo mío, y aún te mando, que otra vez vayas mañana a ver al Sr. Obispo. Dile que yo en persona, la siempre Virgen María, Madre de Dios, te envía, para hacerle saber mi voluntad: que deben hacer aquí el templo que les pido”.

Pero al día siguiente el obispo tampoco le creyó a Juan Diego y le dijo que era necesaria alguna señal maravillosa para que se pudiera creer que sí era cierto que lo enviaba la misma Señora del Cielo. Y lo despidió.

El lunes Juan Diego no volvió al sitio donde se le aparecía nuestra Señora, porque su tío Bernardino se puso muy grave y le rogó que fuera a la capequeño, que no es tan importante lo que te asusta y aflige. No se entristezca tu corazón ni te llenes de angustia. ¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿Acaso no soy tu ayuda y protección? No te aflijas por la enfermedad de tu tío, que en ese momento ha quedado sano. Sube ahora a la cumbre del cerro y hallarás distintas flores. Córtalas y tráelas”.

Juan Diego subió a la cumbre del cerro y se asombró muchísimo al ver tantas y exquisitas rosas de castilla, siendo aquel un tiempo de mucho hielo en el que no aparece rosa alguna por allí, y menos en esos pedregales. Llenó su poncho o larga ruana blanca con todas aquellas bellísimas rosas y se presentó a la Señora del Cielo. Ella le dijo: “Hijo mío, esta es la prueba que llevarás de parte mía al Sr. Obispo. Te considero mi embajador, muy digno de mi confianza. Ahora te ordeno que sólo delante del Sr. Obispo despliegues tu manta y descubras lo que llevas. Contarás todo lo que viste y admiraste para que puedas inducir al prelado, con objeto de que se construya el templo que he pedido”.

imagenes-de-la-virgen-de-guadalupe-reyna-de-mexico-y-emperatriz-de-america-lupita-12-de-diciembre-la-guadalupana-26Juan Diego se puso en camino, ya contento y seguro de salir bien. Al llegar a la presencia del obispo le dijo: “Señor, hice lo que me mandaste hacer: Pedí a la Señora del Cielo una señal. Ella aceptó. Me despachó a la cumbre del cerro y me mandó cortar allá unas rosas y me dijo que te las trajera. Así lo hago, para que en ellas veas la señal que pides, y cumplas su voluntad. Helas aquí”.

Desenvolvió luego su blanca manta, y así que se esparcieron por el suelo todas las diferentes rosas de castilla, se dibujó en ella y apareció de repente la preciosa imagen de la Virgen María, Madre de Dios, tal cual se venera hoy en el templo de Guadalupe en Tepeyac. Luego que la vieron, el Sr. Obispo y todos los que allí estaban se arrodillaron llenos de admiración. El prelado desató del cuello de Juan Diego la manta en que se dibujó y apareció la Señora del Cielo y la llevó con gran devoción al altar de su capilla. Con lágrimas de tristeza oró y pidió perdón por no haber aceptado antes el mandato de la Señora del Cielo.

La ciudad entera se conmovió y venían a ver y admirar la devota imagen y a hacerle oración y le pusieron por nombre la Virgen de Guadalupe, según el deseo de Nuestra Señora. Juan Diego pidió permiso para ir a ver a su tío Bernardino que estaba muy grave. El Sr. Obispo le envió un grupo de personas para acompañarlo. Al llegar vieron a su tío que estaba muy contento y que nada le dolía. Y supieron que había quedado instantáneamente curado en el momento en que la Sma. Virgen dijo a Juan Diego: “No te aflijas por la enfermedad de tu tío, que en este momento ha quedado sano”.

La Virgen de Guadalupe es una advocación muy mariana que tiene por santuario localizado en la tierra cacereña de Guadalupe, España y también es la Patrona de la región Extremeña. Ostenta el título de patrona de todas las Tierras de habla hispana, como la  “Reina de las Españas”, otorgado por Alfonso XIII en 1928 gracias a los descubridores Nuevo Mundo que frecuentemente invocaban a la Virgen de Guadalupe, y además levantaron templos dedicados a esta advocación mariana y bautizaron una isla (Cristóbal Colón, precisamente fue otro franciscano que era confesor de Isabel la Católica y convenció a la reina de financiar el viaje de Colon al nuevo mundo, desde la rábida) y fundaron poblaciones con el nombre de “Guadalupe”.

Como decía hay  descubrimientos que se han hecho acerca del Cuadro de la Virgen de Guadalupe en México, tienen pasmados a los científicos. Hace años se formo  una comisión de científicos para investigar los fenómenos inexplicables de esta tela que era la ruana o poncho del indio Juan Diego.

Lo primero que llama la atención de los expertos textiles es que esta manta se haya podido conservar durante siglos, expuesta al polvo, al calor y a la humedad, sin que se haya deshilachado ni se haya desteñido su bella policromía. Siempre estuvo así expuesta a todo, a la topa tolondra, y sólo desde hace unos años la cubrieron con un vidrio.

virgenguadalupe_ctv1aLa tela está hecha con una fibra de ayate mexicano que se descompone por putrefacción a los veinte años, como ha sucedido con varias reproducciones de la imagen que se han fabricado en esta misma clase de tejido. Y sin embargo este lienzo lleva cuatrocientos cincuenta años desde el tiempo de Hernán Cortés, sin desgarrarse, ni descomponerse, y por causas inentendibles a los expertos, es refractaria a la humedad y al polvo.

La pintura que cubre la tela es otro misterio. El sabio alemán Kuhn, que es premio Nobel en Química, ha estudiado esta pintura, y su respuesta dejó atónitos a los oyentes: “estos colorantes no son ni minerales, ni vegetales, ni animales”.

Incluso desde la NASA, de Estados Unidos la ha estudiado con aparatos de rayos infrarrojos y ha descubierto que la tela no tiene ningún engomado ni preservante, y que no se puede explicar cómo esas pinturas han resistido cuatro siglos en un lienzo tan ordinario. Con estos rayos infrarrojos se ha descubierto que la imagen no tiene esbozos previos como se ve en los cuadros de Rubens y Tiziano, sino que fue pintada directamente, tal cual se la ve, sin tanteos ni rectificaciones.

La imagen no tiene pinceladas. La técnica empleada es desconocida en la historia de la pintura. Es inusual, incomprensible e irrepetible, esto es realmente maravilloso, como dicen en mi tierra cordobesa, como para “quitarse el sombrero”.

También hay un estudio de un personaje, llamado Lauvvoignet (prestigioso oculista) que, examinó con un poderoso lente la pupila de la Virgen, y la observó maravillado que en el iris se veía reflejada la imagen de un hombre. Esto fue el principio de una investigación que condujo a los más inesperados descubrimientos. El Dr. Tosman, especializado en digitalización, le ha tomado fotografías a la pupila de la Virgen de Guadalupe. Las amplía miles de veces, y logra captar detalles imposibles de ser captados a simple vista. Y los detalles que aparecen en las fotografías de la Virgen de Guadalupe son: Un franciscano en cuyo rostro se ve deslizarse una lágrima; un hombre con la mano sobre la barba en señal de admiración; otro indio en actitud de rezar; unos niños y varios religiosos franciscanos más. O sea todas las personas que según la historia de la Virgen de Guadalupe escrita hace varios siglos, estaban presentes en el momento en el que apareció la sagrada imagen.

Como vemos esto puede parecer un poco de “feria” o si se quiere un poco fantástico, pero a veces la Fe lo es. Claro que hay que tener en cuenta que es delgada la linea que separa lo real de que no lo es.

Fuentes consultadas: Investigación Academia de la Historia de la Iglesia en Mexico

Otras fuentes: Guadalupe: pulso y corazón de un pueblo: El Acontecimiento Guadalupano …, libro Escrito por Fidel González.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Lourdes restrospectiva del pensamiento cristiano

Aunque ya han pasado muchos años y por fin esta aparición fue aprobada por la Iglesia, creo que viene bien recordarla, dado que vivimos en unos tiempos en donde la moralidad y el buen hacer cristiano denotan claramente su ausencia. Parece que viviéramos en los tiempos previos a una ruptura de la humanidad, una ruptura que derivará en un nuevo porvenir o por el contrario hará que nos destruyamos como especie y arrastremos a otras con nosotros. Imploremos a Dios, hecho Eucarística, que nos ayude a discernir en nuestro interior. Paso a relataros a través de esta ventana que es el site TRAS CRISTO Y FRANCISCO DE ASÍS, lo que fueron aquellas apariciones:

El 11 de febrero, de 1858, era el día elegido para que el cielo se hiciera presente en la tierra. Ese día cambiaría para siempre, no solo la vida de Bernardita, sino que marca el comienzo de una fuente de gracia que ha brotado para toda la humanidad. Fuente que solo crece con el tiempo. La madre de Bernardita permitió a esta ir con su hermana menor llamada María, y con otra niña, al campo a buscar leña seca. El lugar preferido para recoger leña era un campo que había frente a la gruta. Bernardita por su fragilidad física se quedó atrás.

Las compañeritas habían pasado ya el arroyo, pero Bernardita no se atrevía a meterse al agua porque estaba muy fría. Las demás insistían en que lo hiciese y cuando ella empezó a descalzarse, un ruido muy fuerte, parecido a un viento impetuoso, la obligó a levantar la cabeza y mirar hacia todos los lados.

! Qué es esto!, decía. Las hojas de los árboles estaban inmóviles.

El ruido del viento empezó de nuevo y más fuerte en la gruta. Y ahí, en el fondo de la gruta, una maravillosa aparición se destacaba delante de ella. En este mismo momento empezaron a sonar las campanas de la Iglesia parroquial y se oía el canto del Ángelus.

Primera Aparición:

Una luz resplandeciente como la del sol, pero dulce y apacible como todo lo que viene del cielo, una Señora prodigiosamente bella se dejó ver por Bernardita. Vestía un traje blanco, brillante y de un tejido desconocido, ajustado al talle con una cinta azul; largo velo blanco caía hasta los pies envolviendo todo el cuerpo. Los pies, de una limpieza virginal y descalzos, parecían apoyarse sobre el rosal silvestre. Dos rosas brillantes de color de oro cubrían la parte superior de los pies de la Santísima Virgen. Juntas sus manos ante el pecho, ofrecían una posición de oración fervorosa; tenía entre sus dedos un largo rosario blanco y dorado con una hermosa cruz de oro.

virgen_de_lourdes_ctv1

Todo en Ella irradiaba felicidad, majestad, inocencia, bondad dulzura y paz.  La frente lisa y serena, los ojos eran azul celeste llenos de amor y los labios mostraban suavidad y mansedumbre. La Señora parecía saludarla tiernamente mientras se inclinaba ante Bernardita.

Bernardita buscó su rosario (que traía siempre en su bolsillo), haciendo, como para defenderse, la señal de la cruz, pero su mano quedó paralizada. En ese momento la Virgen tomo la cruz del rosario e hizo la señal de la cruz y le dijo a Bernardita que lo hiciera como ella.

En ese momento su brazo paralizado quedó libre. La Señora empezó a pasar las cuentas del rosario entre sus dedos y Bernardita empezó a rezar el suyo. Al terminar, la Virgen le hizo señas con el dedo para que se acercara y entendiendo el brazo, se inclinó dulcemente y sonrió como despidiéndose de Bernardita. ¡La Visión había desaparecido!

Bernardita preguntó a las otras niñas si habían visto algo y al estas responderle que no, les contó su experiencia y les pidió silencio. Pero la hermana de Bernardita se lo contó a su mamá. La madre no le creyó y ordenó a Bernardita que se dejase de imaginaciones y que le estaba prohibido regresar a la gruta.

Esa noche, mientras rezaban el rosario en familia, Bernardita rompió en llantos, repitiendo su invocación favorita: “Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que acudimos a ti”

Segunda aparición:

El día 14 de febrero, las niñas insistieron en que les dieran permiso para regresar a la gruta. Todos pensaban que lo que le había pasado a Bernardita era un engaño del demonio, y entonces le dijeron que fuera a la gruta y rociara agua bendita. Así huiría el demonio y se quedarían tranquilos.

Cuando llegaron a la gruta, Bernardita les pidió que se arrodillaran a rezar el Rosario. Apareció de nuevo la Virgen. El rostro de Bernardita se transfiguró. Esta tiró el agua bendita y dijo: “Si vienes de parte de Dios, acércate a nosotras”. El agua bendita llegó hasta los pies de la Virgen y sonriendo con más dulzura se acercó a Bernardita. Tomó el rosario y se persignó con él. Empezaron ambas a rezarlo.

Al atardecer ya toda la población comentaba las maravillas que ocurrían en la gruta de Lourdes, pero a los comentarios se unían las burlas, desprecios e insultos.

Tercera Aparición:

Los padres de Bernardita empezaron a creerle ya que ella jamás había mentido y se caracterizaba por su obediencia. Además los convenció la naturalidad con que ella exponía los eventos y sus más pequeños pormenores.

El 18 de febrero, una señora y una religiosa deseaban acompañar a Bernardita a la gruta. Fueron con ella primero a la Santa Misa de las 5:30 a.m. y de allí se dirigieron a la gruta. Bernardita caminaba tan rápido que parecía como si una fuerza superior la empujase hacia allá.

Se arrodilló y empezó el rezo del rosario, lanzó un grito de júbilo al ver al fondo de la gruta a la Señora. Le preguntó si se podían quedar sus dos acompañantes y la Virgen dijo que sí.  Ellas también se arrodillaron y se pusieron a rezar mientras encendían un cirio bendito.

Bernardita le pasó un papel a la Virgen pidiéndole que escribiera cualquier cosa que deseaba comunicarle.

La Virgen le dijo: “Lo que tengo que comunicarte no es necesario escribirlo, hazme únicamente el regalo de venir aquí durante quince días seguidos”. Bernardita se lo prometió y la Virgen le respondió: “Yo también te prometo hacerte dichosa, no ciertamente en este mundo, sino en el otro”

La quincena milagrosa:

El rumor de las apariciones se esparció rápidamente y una gran multitud acudió a la gruta.

19 de febrero: Llegó Bernardita a la gruta acompañada de sus padres y un centenar de personas. A partir de este día, iba a todas las apariciones con una vela encendida.

20 de febrero: Alrededor de 500 personas la acompañaban.

21 de febrero: Varios miles de personas llenaban todos los alrededores de la gruta. Hubo un momento en que la aparición parecía hacerse hacia atrás, y como hundirse en el interior de la roca. Para no perderla de vista, Bernardita fue acercándose de rodillas. Observó que la Virgen se había puesto triste. Le pregunto, ¿qué te pasa?, ¿qué puedo hacer?

La Virgen respondió: “Rogad por los pecadores”.

Bernardita era objeto de toda clase de burlas, persecuciones y ofensas. Incluso las autoridades civiles tomaron carta en el asunto. El comisario llegó a recogerla para hacerle un largo examen. Amenazó con llevarla a la cárcel si continuaba yendo a la gruta. Uno de los principales médicos de Lourdes se dedicó a estudiarla, observarla y examinarla. Este llegó a la conclusión que en Bernardita no había ningún signo de alucinación, histeria o escape de la realidad. Dijo así: “Aquí hay un hecho extraordinario, totalmente desconocido a la ciencia y a la medicina”

Sin embargo, las persecuciones no terminaron; la policía continuó tratándola indignamente. El Párroco de Lourdes la defendió enérgicamente. En todo esto Bernardita se mantuvo firme pero con humildad, nunca tomando una posición defensiva, ni de ataque contra nadie.

22 de febrero: La Virgen no se le apareció. Todos se burlaban de Bernardita. Ella lloraba pensando que quizás había cometido alguna falta y que por eso la Virgen no se le había aparecido. Pero tenía la firme esperanza de volver a verla.

dscn0348

Una de las cosas que más sorprendía a la gente era ver a una humilde y sencilla pastorcita, carente de adecuada educación, saludar con gracia y dignidad a la Virgen al concluir la aparición. Le preguntaron una vez: “Dime, ¿quién te ha enseñado a hacer tan graciosos saludos?”.  “Nadie, contestó, no sé cómo habré saludado, trato de hacerlo como lo hace la Visión y ella me saluda de este modo cuando se marcha.”

23 de febrero: Primera vez que la Virgen formula una orden concreta. Ante 10 mil personas la Virgen le da a Bernardita un secreto que solo a ella le concierne y que no puede revelar a nadie. También le enseñó una oración que le hacía repetir, pero que no quiso que la diera a conocer.

La Virgen le dijo: “Y ahora, hija mía, ve a decir a los sacerdotes que aquí, en este lugar, debe levantarse un Santuario, y que a él debe venirse en procesión”

Bernardita se dirigió inmediatamente hacia la Iglesia a darle el mensaje al Párroco. El sacerdote le preguntó el nombre de la Señora, a lo cual Bernardita le respondió que no sabía.

Después de escucharla, el párroco le dijo: “Puedes comprender que yo no puedo bastarme de tu solo testimonio; di a esa gran Señora que se dé a conocer; si es la Virgen, que lo manifieste mediante un gran milagro. ¿No dices que se te aparece encima de un rosal silvestre? Entonces dile de mi parte, que si quiere un Santuario, que haga florecer el rosal¨.

24 de febrero: Toda la gente quiso saber qué pasaría con el encargo del Párroco y si la Virgen haría el milagro del rosal. Bernardita como siempre llegó a la gruta y se arrodilló, sin poner atención en absoluto a la gente que iba por curiosidad.

Bernardita le contó a la Virgen lo que el sacerdote le había pedido. La Virgen solo sonrió, sin decir una palabra. Después la mando a rogar por los pecadores y exclamo tres veces: ¨¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!¨Le hizo repetir estas palabras y Bernardita lo hacía mientras se arrastraba de rodillas hasta el fondo de la gruta. Ahí le reveló un secreto personal y después desapareció.

Bernardita por humildad no relató todo los detalles, pero los testigos contaron que también se le vio besar la tierra a intervalos, La Virgen le había dicho: “Rogaras por los pecadores…Besarás la tierra por la conversión de los pecadores”. Como la Visión retrocedía, Bernardita la seguía de rodillas besando la tierra. Bernardita se volvió hacia los asistentes y les hacía señas de: “Ustedes también besen la tierra”

Desde entonces se le fue encomendada a Bernardita la penitencia por los pecadores. Un día la Virgen la mandó a subir y bajar varias veces la gruta de rodillas, la Virgen tenía la cara de tristeza.

“La Virgen me lo ha mandado por mí y por los demás” dijo ella.

25 de febrero: “Hija mía¨, le dijo en la Visión, ¨quiero confiarte solamente para ti el ultimo secreto; igualmente que los otros dos, no los revelaras a ninguna persona de este mundo”

Y ahora -le dijo la Virgen después de un momento de silencio- ve a beber y lavarte los pies a la fuente, y come de la hierba que hay allí.

Bernardita miro a su alrededor pues no miraba ninguna fuente. Ella pensó que la Virgen la mandaba al torrente y se dirigió hacia allá.

La Virgen la detuvo y le dijo: “No vayas allá, ve a la fuente que está aquí”.  Le señaló hacia el fondo de la gruta.

Bernardita subió y, cuando estuvo cerca de la roca, buscó con la vista la fuente no encontrándola, y queriendo obedecer, miró a la Virgen. A una nueva señal Bernardita se inclinó y escarbando la tierra con la mano, pudo hacer en ella un hueco. De repente se humedeció el fondo de aquella pequeña cavidad y viniendo de profundidades desconocidas a través de las rocas, apareció un agua que pronto llenó el hueco que podía contener un vaso de agua.

EL AGUA DE LOURDES (ANALIZADA QUIMICAMENTE)

Mezclada con la tierra cenagosa, Bernardita la acerco tres veces a sus labios, no resolviéndose a beberla. Pero venciendo su natural repugnancia al agua sucia, bebió de la misma y se mojó también la cara. Todos empezaron a burlarse de ella y a decir que ahora si se había vuelto loca.  Pero, ¡…misteriosos designios de Dios!, con su débil mano acababa Bernardita de abrir, sin saberlo, el manantial de las curaciones y de los milagros más grandes que han conmovido la humanidad.

El agua milagrosa de Lourdes ha sido analizada por hábiles químicos: es un agua virgen, muy pura, un agua natural que carece de toda propiedad térmica. Además tiene la peculiaridad que ninguna bacteria sobrevive en ella. (Simboliza la Inmaculada Concepción, en cuyo ser nunca hubo mancha de pecado original ni personal)

26 de febrero: El agua milagrosa obró el primer milagro. El buen párroco de Lourdes había pedido una señal, y en vez de la muy pequeña que había pedido, la Virgen acababa de darle una muy grande, y no solo a él, sino a toda la población.

ramo_de_rosas_puro_sentimiento21-300x300

El primer milagro de curación

Había en Lourdes un pobre obrero de las canteras, llamado Bourriette, quien veinte años antes había tenido el ojo izquierdo horriblemente mutilado por la explosión de una mina. Era un hombre muy honrado y muy cristiano. Mandó a la hija a buscarle agua a la nueva fuente y se puso a orar, aunque estaba un poco sucia, se froto el ojo con ella. Comenzó a gritar de alegría. Las negras tinieblas habían desaparecido; no le quedaba más que una ligera nubecilla, que fue desapareciendo al seguir lavándose. Los médicos habían dicho que el jamás se curaría. Al examinarlo de nuevo no quedó más remedio que llamarle a lo sucedido por su nombre: milagro. Y lo más grande era que el milagro había dejado las cicatrices y las lesiones profundas de la herida, pero había devuelto aun así la vista.  Muchos milagros siguen sucediendo en Lourdes por lo que en el santuario hay siempre una multitud de enfermos.

La primera vela en la gruta de Lourdes

Un día al final de la aparición, Bernardita se acercó a su tía que la acompañaba y le dijo: ¿Quieres darme una vela y permitirme dejarla en la gruta? Entonces se dirigió hasta el fondo de la gruta y allí la dejo encendida, apoyándola en la roca.

Esta vela quizás en un momento fue la única; ahora son millones las que arden constantemente ante la imagen de la Virgen. La vela encendida es un hermoso símbolo: la cera blanca y virgen de la que está formada, siempre ha representado la humanidad que Cristo tomó de María, y que unida a la Divinidad es la luz del mundo. Como la cera de la vela, esta humanidad sagrada se consumirá delante de Dios en adoración, suplicas y acción de gracias. La luz de la vela, resplandeciente y radiante, simboliza la Divinidad del Hijo de María. La vela encendida representa igualmente al cristiano, que iluminado por la fe debe consumirse delante de Dios como víctima de penitencia y amor.

El 2 de marzo, Bernardita fue de nuevo a ver al párroco de Lourdes, recordándole la petición de la Virgen de levantar un Santuario en el lugar de las apariciones. El párroco le contesto que era obra del Obispo quien ya estaba enterado de la petición y sería el encargado de poner por obra el deseo celestial de la Visión.

Ultimo día, 4 de marzo, siguiendo su costumbre, Bernardita, antes de dirigirse a la gruta, asistió a la Santa Misa. Al final de la aparición, tuvo una gran tristeza, la tristeza de la separación. ¿Volvería a ver a la Virgen?

La Virgen siempre generosa, no quiso que terminara el día sin una manifestación de su bondad: un gran milagro, un milagro maternal, coronación de la quincena de apariciones. El milagro era un niño de dos años que estaba ya agonizando, se llamaba Justino. Desde que nació tuvo una fiebre que iba poco a poco desmoronando su vida. Sus padres, ese día, lo creían muerto. La Madre en su desesperación lo tomó y lo llevó a la fuente. El niño no daba señales de vida. La madre lo metió 15 minutos en el agua que estaba muy fría. Al llegar a la casa, notó que se oía con normalidad la respiración del niño. Al día siguiente, Justino se despertó con tez fresca y viva, sus ojos llenos de vida, pidiendo comida y sus piernas fortalecidas. Este hecho conmocionó a toda la comarca y pronto a toda Francia y Europa; tres médicos de gran fama certificaron el milagro, llamándolo de primer orden.

Entonces el gobernador de Tarbes, ciudad a la que pertenecía Lourdes, reunió a todos los alcaldes de la zona para dar instrucciones precisas de prohibir de inmediato la asistencia a la gruta de todo ciudadano. Todo fue en vano, cada día acudían más peregrinos de todas partes.

No obstante las persecuciones, las burlas y las injurias, Bernardita continuaba visitando la Gruta. Iba a rezar el Rosario con los peregrinos. Pero la dulce visión no aparecía. Ella ya estaba resignada a no volver a ver a la Virgen.

El 25 de Marzo, día de la Anunciación, Bernardita se sintió fuertemente movida a ir a la Gruta; muy contenta obedeció ese llamado en su corazón, y se fue inmediatamente hacia la Gruta.

Como era una fecha solemne, los peregrinos tenían la esperanza de que la Virgen se aparecería y cuando llego Bernardita se asombró de la cantidad de personas que encontró.  Fue este día 25, en la historia de las apariciones, un día de gloria. Bernardita volvió a preguntarle a la Señora.. “quieres tener la bondad de decirme quien eres y cuál es tu nombre?”  (la visión resplandecía más que nunca; sonriendo siempre, y siendo su sonrisa la única respuesta.)

Bernardita insistió…”¿quieres decirme quién eres?,   te lo suplico Señora Mía”.

Entonces la Señora apartó su vista de Bernardita, separó sus manos, hizo deslizar en su brazo el rosario que tenía en sus dedos, levanto a un mismo tiempo sus manos y su cabeza radiante, en tanto que sus manos se juntaron delante del pecho, su cabeza se afirmó y, más resplandeciente que la luz del sol, dirigida la vista al cielo dijo: “YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN”, y así desapareció, dejando en Bernardita esta imagen y ese nombre.

Bernardita, oía por primera vez esas palabras. Mientras se dirigía a la casa parroquial, para contarle al párroco (ya que este le había dado el encargo de preguntar a la visión como se llamaba), iba ella por todo el camino repitiendo “Inmaculada Concepción”, esas palabras tan misteriosas y difíciles para una niña analfabeta.

Cuando el párroco oyó el relato de Bernardita, quedó asombrado. ¿Cómo podía una niña sin ninguna instrucción religiosa saber el dogma que solo unos cuatro años antes había la Iglesia promulgado? En 1854, el Papa Pío IX había definido el dogma de la Inmaculada Concepción.

El sacerdote comprobó que Bernardita no se había engañado, era ella, la Virgen Santísima, la soberana Madre de Dios quien se le aparecía en la Gruta.

ctvvirgendolorosa1

5 de Abril: El día lunes de Pascua, volvió a la gruta, rodeada de una verdadera multitud de personas que oraban con ella. Bernardita arrodillada como era de costumbre habitual, tenía en la mano izquierda la vela encendida que le acompañaba en todas las ocasiones y la apoyaba en el suelo. Absorta en la contemplación de la Reina de los cielos, y más sabiendo ahora con seguridad que era la Virgen Santísima, levanto sus manos y las dejo caer un poco, sin percatarse que las tenía sobre el extremo de la vela encendida; entonces la llama comenzó a pasar entre sus dedos y a elevarse por encima de ellos, oscilando de un lado para el otro, según fuera el leve soplo del viento.

Los que estaban ahí gritaban: “se quema”. Pero ella permanecía inmóvil. Un médico que estaba cerca de Bernardita sacó el reloj y comprobó que por más de un cuarto de hora la mano estuvo en medio de la llama, sin hacer ella ningún movimiento. Todos gritaban ¡milagro! El medico comprobó que la mano de Bernardita estaba ilesa.

Después que terminó la aparición: uno de los espectadores aproximó a la mano de Bernardita la llama de la misma vela encendida, y ella exclamó: “¿Oh que quiere usted, quemarme?.

Última aparición:

Fue el día 16 de Julio, día de la Virgen del Carmen. Bernardita se siente de nuevo movida a ir a la gruta, que está cercada, vigilada y prohibida. Va acompañado de una tía y unas vecinas. Bajan por praderas contiguas a la gruta. Se arrodillaron lo más cerca posible de la gruta pero sin poder llegar a ella. Bernardita recibe la última visita de la Virgen y diría: “Nunca se había aparecido tan gloriosa”.

Bernardita había cumplido su misión, con gran amor y valentía ante todos los sufrimientos que tuvo que sobrellevar y ante todos los obstáculos que el Enemigo puso en su camino. Su confesor dijo repetidamente: “La mejor prueba de las apariciones es Bernardita misma, su vida”

RESUMEN DEL MENSAJE DE LA VIRGEN DE LOURDES

El Mensaje que la Santísima Virgen dio en Lourdes, Francia, en 1858, puede resumirse así:

1-Es un agradecimiento del cielo por la definición del dogma de la Inmaculada Concepción, que se había declarado cuatro años antes (1854), al mismo tiempo que así se presenta Ella misma como Madre y modelo de pureza para el mundo que esta necesitado de esta virtud.

2-Es una exaltación a las virtudes de la pobreza y humildad aceptadas cristianamente, al escoger a Bernardita como instrumento de su mensaje.

3-Un mensaje importantísimo en Lourdes es el de la Cruz. La Santísima Virgen le repite que lo importante es ser feliz en la otra vida, aunque para ello sea preciso aceptar la cruz.

4-Importancia de la oración, del rosario, de la penitencia y humildad (besando el suelo como señal de ello); también, un mensaje de misericordia infinita para los pecadores y del cuidado de los enfermos.

Fuentes consultadas: Múltiples fuentes, consultadas desde ámbitos serios y católicos.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Fragmentación cristiana

A pesar de las instrucciones y el deseo de Jesús de que sus seguidores fueran identificados esencialmente por el amor entre ellos (“cuando vean como se aman entonces la Iglesia ha sido testigo de grandes divisiones en el cuerpo de Jesús. Previendo esta situación causada por la debilidad humana, siempre vendida al pecado, Jesús le prometió a Pedro que aunque hubiera divisiones y problemas en la Iglesia, “los poderes del demonio no prevalecerían en ella” (Mt 16,19) . En este tiempo de Pascua en el que celebramos y actualizamos el misterio cristiano, veremos los orígenes y las causas de los grandes cismas en la Iglesia y la acción del Espíritu Santo en su continua acción por santificar a todos sus miembros y hacer de ellos un solo cuerpo, un solo rebaño el cual crece al cuidado de un solo pastor. La primera gran división en el cristianismo surgió cuando Arrio, en el siglo IV afirmaba que Jesús no era Dios, es decir de la misma sustancia que el Padre. Esto hacia entre otras cosas que María no fuera la madre de Dios sino simplemente la madre del hombre “Jesús”. El concilio de Nicea en el 325 confesó que Jesús era verdaderamente hijo de Dios y por lo tanto de la misma naturaleza que el Padre y que por ello María Santísima debía ser llamada y tenida como la verdadera madre de Dios según su naturaleza humana. Siendo Arrio un obispo muy conocido, hizo popular su doctrina y ésta llegó a dividir la Iglesia por mas de 7 siglos. Durante ese tiempo aquellos que sostenían las ideas equivocadas de Arrio, rechazaron la guía de la Iglesia y se separó de la comunión eclesial lo que mantuvo en gran conflicto a toda la Iglesia. Sin embargo, Dios que es fiel unió de nuevo a la Iglesia bajo un solo pastor y la Iglesia volvió a la unidad.

cruz-reflejos-azules-1

Una vez reunida de nuevo la familia cristiana, a finales del siglo X se desencadenó una nueva amenaza contra la unidad. De nuevo los planteamientos teológicos serán la causa de una nueva división en el cristianismo, división que aun permanece entre nosotros. La Iglesia oriental, asegura que el Espíritu Santo procede solo del Padre y no como lo afirma la Iglesia Occidental que «procede del Padre y del Hijo» (DS 527). Esto unido a la concepción sobre el primado y la función del Papa, dieron como resultado una gran división entre los cristianos, dividiéndose la Iglesia en dos grandes rebaños, que se conocerán como Iglesia Oriental, la cual sostendrá que el Espíritu solo procede del Padre y que tiene como cabeza al patriarca de Constantinopla. Por otro lado estará la Iglesia Latina que sostiene que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo y que tiene como pastor al Romano Pontífice, sucesor de san Pedro (Mt 16,18).

A pesar de que la división entre el Oriente y el Occidente permanece, en ella nunca ha habido rivalidad y violencia, aceptando los demás principios teológicos de unos y de otros los cuales mantienen la ortodoxia de la fe. Esto hizo que ambas se desarrollaran como, lo ha dicho el Papa Juan Pablo II en la histórica reunión con el Patriarca de Constantinopla, como hermanos. Ninguna de las dos ha buscado el partidismo ni confundiendo a la Iglesia con otras doctrinas extrañas al cristianismo. De hecho, hoy la relación es muy cercana y se buscan los caminos por los cuales se puedan allanar las diferencias, las cuales en principio están sostenidas por una traducción que no es clara en el griego, principalmente en lo que se refiere a la procedencia del Espíritu Santo. En cuanto a la autoridad del Papa, si bien la Iglesia oriental no acepta totalmente el primado del Romano Pontífice, mantiene por él un gran respeto y ordinariamente sigue sus orientaciones, teniéndolo como el hermano mayor. La siguiente gran división que mantiene aun dividida a la Iglesia es la iniciada por Martín Lutero en 1521, cuando buscando reformar la Iglesia, hace una serie de proposiciones que en su tiempo fueron rechazadas y que darán origen al rompimiento con la Iglesia Católica (que significa universal). A pesar de lo que se ha dicho, debe reconocerse que esta separación tuvo como origen y motor la inconformidad del gobierno de Alemania con el gobierno de Roma, el cual en ese tiempo se pude decir que regía al mundo incluso en el área política y civil. Utilizaron algunas de las posturas del movimiento protestante para quitarse de encima el yugo de Roma. El nombre de PROTESTANTISMO, se deriva de la “Dieta de Seller” emitida en 1529 en Alemania en la cual se hace referencia a una serie de protestas que nuca se llevaron a cabo. Como decíamos, el protestantismo tuvo como padre a Martín Lutero quien nació en Eisleben, Alemania en 1483, y en su juventud estudio Leyes. Estando cerca de la muerte a causa de una enfermedad, hace votos de entrar a la vida monástica. Es así que en Julio de 1505 entra al noviciado de los monjes agustinos y es ordenado sacerdote el 3 de abril de 1507 y recibe el doctorado en teología el 19 de octubre de 1512 con lo cual inicia su carrera como profesor de Sagrada Escritura en la universidad.

De 1513 a 1517 profundizó en el estudio principalmente de la Carta a los Gálatas, a los romanos y los Salmos, lo que lo llevó a entender que la salvación era una obra ya realizada por Cristo, y que no era por las obras por las que se accedía a ella sino por la fe. Esto contrastó fuertemente con la idea, muy acentuado en ese tiempo sobre las indulgencias, las cuales, en la mayoría de los casos, era mal entendida por el pueblo considerándose que la salvación y la gracia podrían ser compradas u obtenidas de una manera artificiosa. Estos dos elementos hicieron una fuerte crisis en el Teólogo, quien más adelante se pronunció abiertamente contra esta práctica de la Iglesia, sin considerar que el hecho de que muchos cristianos tuvieran esta idea errónea, no significaba que ésta fuera el pensamiento de la Iglesia. Esta proposición y divergencias fueron llevando poco a poco a un problema más de fondo que, como ya hemos mencionado, se centrará en la obediencia al Romano Pontífice. Por causa de sus pensamientos, en 1521, fue obligado a renunciar a su cátedra en la universidad. Entre 1520 y 1521 escribirá los tres grandes tratados que servirán de base para la gran división del cristianismo.

gifs-gifs-jesus-cristo-4

El primero de esos escritos (agosto 1520) se intituló “Au den christlichen Adel deutscher Nation von des christlichen stnades besserung” (A la nobleza cristiana de la nación alemana sobre la reforma de los cristianos). En ella invita a todos el pueblo alemán, principalmente a los que están en el poder, para unirse en una reforma cristiana. Es una obra que destila el gran odio que llegó a sentir por Roma. Invita en ella derribar los muros en los que se ha encerrado la Iglesia para tener así una iglesia «liberada».Es una invitación a la libre interpretación de la Sagrada Escritura sin más discernimiento que el que cada uno pueda tener. Es en este escrito en donde propone los 27 puntos esenciales en los que es necesario reformar la Iglesia. Fueron enviados dos legados papales con el fin de que se retractara el monje agustino, pero sin ningún resultado. Solo para darnos idea del impacto que tuvo este escrito bástenos decir que el tiraje original de 4000 ejemplares, elevadísimo para la época, se agotó en una semana. Sus dos siguientes escritos: “La cautividad Babilónica en la Iglesia” (octubre 1520) en la que niega la existencia de los 7 sacramentos reduciéndolos a 3 y “La libertad del cristiano”, (Noviembre 1520) que hace de la «sola scriptura» la máxima del cristiano, vinieron a solidificar la gloria de Lutero y el establecimiento del movimiento de reforma.

Dado que Lutero se negaba a rectificar sus errores doctrinales y teológicos así como su ataque sistemático contra la Iglesia Católica, fue excomulgado en 1521. Los príncipes de Wartburg, lo escondieron y durante este tiempo Lutero tradujo la Biblia al alemán (hasta ese tiempo sólo se tenía en Latín y estaba prácticamente reservada a la lectura de los monjes y en general de los eclesiásticos). Esto afianzó el camino sobre la interpretación personal de la Biblia sin ninguna norma ni criterio para realizarlo, pues rechazada la jerarquía y la tradición de la Iglesia no quedaba más que un texto, que como veremos más adelante, no siempre es de fácil interpretación. Una vez tranquilizadas las aguas en Alemania, en 1525 se casó con una ex-monja llamada Catherine von Bora. De esta manera, Lutero continuó su trabajo como teólogo, biblista, pastor y líder del movimiento de Reforma hasta su muerte. Hoy podemos decir que la intención de Lutero no fue la de dividir la Iglesia sino de reformarla; sin embargo en su tiempo, las reformas que proponía no encontraron eco en la Iglesia, lo cual, aunado a que no en todo tenía razón (como es el hecho de rechazar como fuentes de revelación la Tradición y el Magisterio y considerar que la «sola scriptura» podría dar razón a la fe, así como el reducir el número de sacramentos, entre otros), hizo que una acción que se pensaba como buena diera como resultado la división y el odio en la Iglesia.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

La ouija ¿realidad o fantasía?

Otra nueva sección del sitio,  HECHOS INEXPLICABLES que iremos ampliando con el tiempo, espero que os guste porque, requiere un arduo trabajo así como de una documentación exhaustiva.

LA OUIJA, UN POCO DE HISTORIA

El inició de la Ouija es un poco vago, unos la sitúan en las corrientes espiritistas, pero la verdad es que ya Pitágoras (540 a.C.) usaba un artefacto parecido cuando se reunía en “círculos” en los que “una tabla mística que se movía con ruedas” hacia signos que el filósofo y uno de sus estudiantes interpretaban a la audiencia como revelaciones del mundo invisible.  En la China, antes del nacimiento de Confucio, se usaba algo similar, lo que parecía ser una forma “no peligrosa” de comunicarse con los espíritus de los muertos. El mundo del ocultismo abrazó con entusiasmo a la ouija. En 1853, en Francia, el “espiritualista” M. Planchette, diseñó una ouija similar a la que hoy día es popular. Elija J. Nond, en USA, le hizo variaciones; William Fuld le compró los derechos y un año después la patentó. Finalmente, en 1966, “Parker Brothers” compró los derechos sobre el juego de la ouija y ha sido desde entonces su fabricante.

fondo-animados-de-fuego-227809

La Ouija es un tablero que incorpora letras y números con el que se cree que se puede entablar contacto con los difuntos, o con otros entes espirituales. En diversos países latino americanos también es conocido como el “juego de la copa”, aunque no existe diferencia entre uno y otro pues ambas son la misma cosa. Como hemos comentado más adelante, la “moda espiritista” inundaba occidente hacia finales del siglo XIX, y se cree que su “relanzamiento” viene dado desde esa fecha en adelante. Según sus seguidores, la Ouija tiene como fin el contacto de las personas que participan en el juego con supuestos espíritus, almas en pena y de forma cultural se asocia con el contacto con seres de la religión católica como Dios y el Demonio, aunque esto último es rechazado por estudiosos de la Ouija.

Se han realizado varios experimentos en los que según psicólogos y científicos que han investigado sobre esta práctica, ponen de manifestó que la Ouija no establece contacto con seres supuestamente paranormales. Una prueba es la necesidad de que las personas estén en contacto con el vaso, si éste es tocado, se mueve. Lo que comentan los estudiosos que da pie a la acción ideomotriz, es decir el movimiento del vaso sería movida involuntariamente por pequeñas presiones de los dedos.

¿QUE DICE LA IGLESIA SOBRE ESTA PRÁCTICA?

El Primer Mandamiento prohíbe invocar espíritus. El Rey Saúl recurrió a una mujer para conjurar el espíritu del difunto profeta Samuel y fue castigado por Dios (Cf. 1 Samuel 28, 8-17).  Se trata del pecado de adivinación: querer “desvelar” el porvenir recurriendo a espíritus (que en realidad son demonios). Mucha gente se ve atraída por la posibilidad de contactar con un ser querido ya muerto, otros sólo por curiosidad y otros para pasar el rato…  La verdad es que con el tiempo la ouija va variando el destino del contactarte en función de las nuevas creencias. Por ejemplo hay quien la utiliza supuestamente para contactar con seres extraterrestres, seres de otras dimensiones, ángeles, etc…, cuando en realidad según estudiosos el subconsciente y tal vez el efecto “placebo” quien se comunica con nosotros. Ahora existe una nueva versión de la ouija para el siglo XXI en la que se juega por medio de un ordenador. Existe una versión en la que se manipulan las respuestas del jugador sin que este lo sepa. Otras versiones dan respuestas escogidas por la computadora al azar.

Si alguno dudase de la conexión entre la ouija y el ocultismo, solo necesita hacer una búsqueda en Internet para percatarse de la cantidad de estos grupos que la utilizan para comunicarse con espíritus.

¿COMO FUNCIONA LA OUIJA?

trascristoyfcoasis-web-cristianaLa Iglesia aconseja no dar una explicación de orden sobrenatural a un fenómeno que pueda ser explicado en el orden natural. Se deben considerar las razones naturales del fenómeno antes de pensar en causas que pudieran ser naturales. Se ha tratado ingenuamente de descartar la injerencia demoniaca basándose en un experimento en el que no se logró un mensaje coherente cuando se vendaron los ojos de los participantes y se cambió el orden de las letras en el tablero. Argumentan que si fuese el demonio no hubiese tenido dificultad de vencer dichos obstáculos (está claro que si hay una entidad suficientemente inteligente se daría cuenta del engaño). Sin embargo no comprenden la sagacidad del demonio para esconderse cuando le conviene pasar desapercibido. La ouija no siempre funciona. El uso de la ouija, sí que parece tener unas connotaciones tales como: Progresivamente desemboca en amenazas, sugestión a causar violencia, suicidio, la desesperación o presunción, invitaciones a desobedecer a Dios a cambio de alguna oferta de bienestar, riquezas… Los resultados pueden ser, por ejemplo, obsesiones, ansiedad, ataques de pánico, enfermedades, desórdenes mentales. He visto muchos casos en que el sujeto se envicia con la ouija y pierde el discernimiento de tal manera que justifica su uso aun cuando percibe graves daños a su persona. Hay que advertir que, aunque se use la ouija por curiosidad, se está abriendo camino para el demonio y no es de extrañar que la persona quede espiritualmente afectada. Esta advertencia es necesaria porque el demonio realmente existe y realmente tiene acceso a  nosotros por diversos medios. Puede usar movimientos naturales y el subconsciente para guiarnos al mal, tentarnos, confundirnos, etc…

No se debe buscar conocer sino lo que Dios nos quiera revelar. Siendo más inteligente que nosotros, el demonio tiene conocimientos suficientes para engañarnos. Puede además imitar voces y apariencias de personas que han muerto. Dios se da a conocer a través de su hijo Jesucristo. El confió su revelación a Su iglesia. Y a ella debemos acudir y más concretamente a las Sagradas Escrituras. Puede ser que se juegue inocentemente con la ouija pensando que es un mero juego de azar, sin invocar espíritus. Puede que en estos casos no se perciba daño alguno. No hay pecado mientras no se haga conscientemente lo que Dios prohíbe. El enemigo no es omnipotente. Debe esperar a que su presa se adentre en la trampa y se abra a la curiosidad de buscar respuestas y mensajes lo cual es adivinación. Pero cuando se le toma gusto al juego y se invocan espíritus se entra en el campo de la adivinación y eso es dañino.

La famosa película “El Exorcista”, aunque en algunos casos fue extensamente dramatizada al estilo de las películas de Hollywood, está BASADA EN UN CASO REAL DE EXORCISMO EN EL CUAL LA PUERTA DE ACCESO DEL DEMONIO FUE EL JUEGO DE LA OUIJA. Allí se muestran los distintos procesos que se suceden en un caso de posesión, y que DE VERDAD SUCEDIERÓN.

En la película, el demonio mata a un personaje (más concretamente a un sacerdote). Esto no sucedió en la realidad y simplemente sirvió para aumentar más el drama de la película. El demonio no puede arrebatar directamente la vida a nadie, pero si puede engañar de manera que nos obsesionemos, angustiarnos, crearnos depresiones, etc…, hasta que la persona sea la que ella misma se haga daño.

¿QUE DEBEMOS HACER?

En principio CUIDAR DE QUE LA OUIJA NO ENTRE EN EL HOGAR. No debemos dejarnos influenciar por los que dicen que es sólo un juego inofensivo, pues si “no son supuestas entidades las que se comunican con nosotros” sí que existe una probabilidad muy grande de que actué el subconsciente y puede provocar a la larga daños mentales irreversibles, como nerviosismos, angustias, ataques de pánico, etc…

manos-del-papa-tomando-la-cruz
Si hemos invocado algún espíritu sea por la ouija u otra manera, tranquilo Dios te ama y quiere salvarte. Ve a la Iglesia confiésate, haz propósito de no volverlo a repetir, recibe la eucaristía y al menos durante un tiempo reza el rosario (es un arma que los demonios no pueden soportar), usa la coronilla de la Misericordia. Acude a San Miguel Arcángel, invócalo y haz un acto de consagración (en este Blog tienes una oración para eso en el apartado oraciones cristianas). En vez de buscar espíritus malos ya derrotados por Cristo, abre tu corazón al Espíritu Santo, a Cristo y a la Santísima Virgen María, ella te amparará contra el Maligno.

El peligro de pasar a buscar comunicación por medio de algún espíritu ES REAL. Es así como se entra en la adivinación, en donde realmente quien se comunica es el demonio, aunque se “presente o se dé a conocer” como un difunto, un extraterrestre..

Fuentes Consultadas: Diversas fuentes sobre el anónimas.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar