Category Archive DEVOCIONES

El Santo Rosario gran arma del cristiano

Parece ser que hasta el siglo XII no hay testimonio alguno de que se rezara el Ave María, si no es como antifona en la liturgia. Antes de Santo Domingo se citan sólo cuatro o cinco casos de fieles que rezara el Ave María. El Santo fue el primero que consta mandara rezar el Ave María en sus Constituciones y sus discípulos, los primeros de quienes tenemos noticia que propagarón la devoción de rezar series de Ave Marías, meditanto los misterios y juntando el rezo con genuflexiones, al modo que rezaba Santo Domingo. De acuerdo con la tradición se señala a Santo Domingo como fundador del Rosario, aunque no enseñara el a rezarlo precisamente en series de Ave Marías y distribuyendo como ahora la meditación de los misterios. Esta no se fijó hasta el siglo XV.
santo_rosario
El Santo Rosario nos trae un cumulo de bendiciones al hogar o lugar en el que se reza. Según la tradición de los Santos Padres, tiene gran efecto sobre los espíritus malignos y es especialmente temido por el Diablo pues arranca a los pecadores mas empedernidos de sus garras. El Santo Rosario esta compuesto en su fondo y substancia de la oración de Jesucristo y de la salutación angélica, a saber Padre Nuestro y el Ave María.  Según la tradición fue dado por la misma Virgen María a Santo Domingo si bien en la forma en la que se reza actualmente no fue conformado hasta el año 1214.
Es imporante rezarlo diariamente si no al completo por lo menos el rosario del dia (es decir las 5 decenas correspondientes a su misterio) y esta compuesto de los Misterios Gozosos, Luminosos (estos añadidos hace algunos años por el Pontifice Juan Pablo II), Dolorosos y Gloriosos.
Comenzaremos pues por los gozosos (pues se recuerdan las situaciones de mas alegría en la vida de Jesús y de María) en los que rememoramos la anunciación del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo por parte del Arcangel Gabriel a María (de dicho saludo precisamente proviene el Ave María), la visitación de María a su Prima Isabel (la madre de Juan el que sería el precursor de Jesús y que bautizaba en el Jordan), El nacimiento de Jesus en Belen, su presentación en el templo de Jerusalén, y el hallazgo del ñiño Jesús en el Templo.
Los misterios Luminosos son añadidos con bastante posterioridad por el Papa Juan Pablo II y representan otros aspectos importantes de la vida de Jesús como son: El bautismo de Ntro Señor en el Jordan, la transformación del agua en vino en las bodas de Caná, el anuncio del Reino de Dios, la transfiguración del Señor y la rememoración de la última cena.
En los Dolorosos se recuerdan con mas concreción los aspectos del sufrimiento humano de Ntro. Sr. Jesucristo en su Pasión como la Agonía de Ntro Sr. en el Huerto de los Olivos, la flagelación, la coronación de espinas, el transito con la cruz camino del calvario y por último la crucifixión.
Los misterios Gloriosos como su nombre indica toca los aspectos remarcables de la figura de Jesús y de María, como la resurreción de Jesús, la ascensión, la venida del Espítu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles, la ascensión y Coronación de María Santísima.
Desde que Santo Domingo estableció esta devoción hasta el año 1460 en que el Beato Alano de la Roche la renovó por orden del cielo, se le llamaba el salterio de Jesús y María porque contiene tantas salutaciones angélicas, como salmos contiene el salterio de David, no fue sin embargo la voz pública, que es la voz de Dios, la que le ha dado el nombre de Rosario (que significa corona de rosas) según la tradición.
No en vano se dice “Qui elucidant me vitam aternam habebunt” (los que me den a conocer tendrán la vida eterna), porque este será el fin de los que propagan dicha oración, segun la misma Virgen dio a conocer en muchas de sus apariciones de las cuales han sido reconocidas como “verdaderas” por la Santa Madre Iglesia.
images
El Rosario es una de las oraciones mas completas de la cristiandad y sin embargo ha sido conmumente relegada tradicionalmente como un “rezo” propio las mujeres o de los niños y nada mas fuera de la realidad, es un resumen de las oraciónes mas importantes que todo cristiano ha de tener siempre en su boca y en su corazón, a saber: contiene el Credo o Simbolo de los Apóstoles que se suele rezar sobre la cruz del Rosario, por ser un resumen de las verdades cristianas, es una oración de gran mérito, porque la fe es la base, el fundamento y el principio de todas las verdades cristianas, contiene el Padre Nuestro u oración dominical pues tiene por autor no a un ángel o a una persona docta, sino al mismo Jesucristo, el Ave María que es la oración mas repetida en el rosario y resume en la síntesis más concisa toda la teología cristiana sobre la Santísima Virgen. Se encuentra en ella, una alabanza y una invocación; el Gloria que culmina cada decena de Ave Marias.
En suma el Rosario es la meditación de la vida y pasión de nuestro Señor Jesucristo.
Según la tradición San Francisco de Sales, el gran director de las almas espirituales de su tiempo, hizo voto de rezar el Rosario completo, todos los días de su vida. San Carlos Borromeo lo rezaba también todos los días y recomendaba encarecidamente esta devoción a sus sacerdotes y eclesiásticos en los seminarios y a todo su pueblo.
El Beato Pío V, uno de los Papas más eminentes que gobernaron la iglesia, rezaba todos los días el Rosario. Otros como: Santo Tomás de Villanueva, Arzobispño de Valencia, San ignacio, San Francisco Javier, San Francisco de Borja, Santa Teresa de Jesús, San Felipe de Neri y muchos grandes hombres que no cito, han ejercitado esta devoción.

BENEFICIOS DEL REZO DEL ROSARIO
Si el rezo del Rosario va acompañado con la meditación de los misterios (recomendado por los Santos Padres y por la misma Virgen en muchas de sus apariciones por el mundo) nos otorga los siguientes benefícios:
  1. Nos lleva al conocimiento de Jesucristo, tanto por los sufrimientos como alegrías sufridos por Él en su vida terrenal.
  2. Purifíca nuestras almas del pecado.
  3. Nos permite vencer a nuestros enemigos (con toda garantía sobre todo los espirítuales, recuerda que es una valiosa arma contra ellos, ya recomendada en muchos casos de posesiones y exorcismos a lo largo de la historia) y los reprende.
  4. Facílita la práctica de las virtudes.
  5. Nos abrasa en el amor a Jesucristo.
  6. Nos consigue de Dios muchas y valiosas gracias, entre ellas el pedón de muchos pecados.
  7. Atrae multitud de bendiciones sobre la persona que los reza y sobre su familia y hogar.
  8. Nos pone bajo la protección y el amparo de la Santísima Virgen, la cúal nos tendrá un especial cariño desde el primer día que empecemos a rezarlo.
  9. Nos ayuda a eliminar muchos de los pecados y “malos habitos” sobre todo a combatir los relacionados con la castidad.
  10. Ahuyenta y pone en fuga a determinados “entes” malignos que puediera haber en el hogar. Y una recomendación (del mismo autor de este blog) muy buena es llevar un rosario si es posible “bendecido” sobre el cuello lo cúal nos proporcionará gran protección, de probada eficacia por la tradición y por la vida de muchos Santos Padres, junto con el rezo diario del mismo.

En resumidas cuentas, el Rosario es un resumen de la vida de Jesucristo y la Virgen María, por lo que es muy conveniente el rezarlo por toda persona que se sienta cristiana y ni que decir tiene si se es un religioso o consagrado.

Pertechemonos con esta arma de Dios, y quebrantaremos la cabeza del demonio y viviremos más tranquilos contra todas sus tentaciones.

San Agustín asegura que no hay ejercicio tan saludable y útil para la salvación como pensar con frecuencia en los sufrimientos de Nuestro Señor. El Beato Alberto el Grande, maestro de Santo Tomás, supo por revelación que el solo recuerdo o la meditación de la pasión de Jesucristo es más meritorio para el cristiano que ayunar durante un año todos los viernes a pan y agua o rezar todos los dias cualesquiera oraciones. La Santísima Vírgen reveló al Beato Alano de la Roche, que después del santo sacrificio de la Misa, que es la primera y más viva memoria de la pasión de Jesucristo, no había devoción más excelente y meritoria que el Rosario, que es como la segunda memoria y representación de la vida y pasión de Jesucristo.

rosario-decina-grano-cm-1_f025f2c9a21f1d1ffd9123ddeedb4217.image.330x330

El R. P. Dorland refiere que la Santisima Virgen, dijo un día al venerable Domingo (cartujo), devoto del Rosario, que residía en Tréveris el año 1481: “Cuantas veces rezan los fieles, en estado de gracia, el Santo Rosario con la meditación de los misterios de la vida y pasión de Jesucristo, obtienen plena y completa remisión de sus pecados”.  Según el Beato Alano de la Roche y muchos Santos Padres, los que práctiquen dicha devoción se iniciarán el oración mental, conduce a la imitación de Jesucristo, a la frecuencia de los Sacramentos, a la práctica solida de las virtudes y toda clase de buenas obras, a ganar preciosas indulgencias concedidas por la Iglesia a los largo de los siglos, y según el mismo beato:

  • Peccatoribus praestat poenitentiam; los pecadores obtienen el perdón.
  • Sitientibus stillat satietatem; las almas sedientas se sacian.
  • Alligatis adducti absolutionem; los que están atados ven sus lazos deshechos.
  • Lugentibus largitur loetitiam; los que lloran hallan alegría.
  • Tentalis tradi tranquilitatem; los que son tentados, la tranquilidad.
  • Egenis expellit egestatem; los pobres son socorridos.
  • Religiosis reddit reformationem; los religiosos son reformados.
  • Ignorantibus induit intelligentiam; los ignorantes instruídos.
  • Vivis vincit vanitatem; los vivos triunfan de la vanidad.
  • Mortuis mittit misericordiam per modum suffragii; los muertos son aliviados por medio de sufragios.

¿COMO DEBE REZARSE EL ROSARIO?

En las apariciones de Fátima, la Virgen recomendó con particular empeño la devoción al Rosario, como medio seguro para alcanzar la paz. En la primera aparición, el 13 de mayo de 1917, pidió a los tres pastorcillos que rezaran diariamente el rosario para pedir el fin de la guerra y la paz en el mundo. Gran devoto de María, el Papa Juan Pablo II confió la obtención de la paz para el mundo a aquella que es la Reina de la Paz. Este Papa, años antes de que se empeorase por su enfermedad (la que finalmente le hizo escalar las escalinatas del cielo) realizo algunos “ajustes” en dicha devoción que no pudo por menos que mejorar su rezo siguiendo las pautas marcadas por las apariciones en Fátima.

Cómo rezar el Rosario-trascristo y fco asis site

Para quienes tienen costumbre de rezar una de las cuatro partes del Rosario por día (antiguamente 3, pues los luminosos fueron añadidos por el Papa Juan Pablo II), el Santo Padre sugiere distribuirlas, a lo largo de la semana de la siguiente forma:

 – Misterios Gozosos: lunes y sábados.

– Misterios Luminosos: jueves.

– Misterios Dolorosos: martes y viernes.

– Misterios Gloriosos: miércoles y domingos.

Antes de nada algunas recomendaciones, si bien decir con absoluta certeza que hagamos como lo hagamos, nuestra oración siempre agrada a Nuestro Señor y a la Santísima Vírgen, y aunque se dice que siempre es mejor dejar la oración debido al estado de cada persona (es decir que si el trabajo no lo permite, debe de preferírse este al rezo del rosario) decir también que el autor de este site esta convencido plenamente de que cuanto mas problemas se nos interpongan al rezarlo y mas ocupaciones tengamos, mas meritorio es el hacerlo en dichas condiciones y además es “visto” de manera muy especial por los “corazones de Jesús y María” los cuales se alegran grandemente al ver el “ínteres” que ponemos en hacerlo aún en las condiciones mas adeversas, como pueden ser: cansancio, astío por los problemas cotidianos, u otras ocupaciones.

Ten presente amigo y hermano, que para un cristiano lo primero y último debe de ser siempre la oración. Hecha esta aclaración subrayemos pues la mejor manera o forma de hacerlo (sin menospreciar por ello la que otras almas en el mundo cristiano han podido recomendar), pues no es la duración sino el fervor de nuestras oraciones lo que agrada a Dios y le gana el corazón. Una sola Ave María bien dicha tiene más mérito que ciento cincuenta mal dichas. Veamos pues algunas formas de agradar más a Dios y a la Santísima Virgen:

– Es recomendable que la persona que reza el Santo Rosario se halle en estado de gracia o por lo menos resuelta a salir del pecado.

– Rezar el Rosario con modestia, y en horarios que nos permita estar tranquilo y no ser molestados por nadie, cerrando si fuese conveniente la puesta del lugar en donde nos encontramos.

– Si es posible debemos hacerlo desde el principio hasta el final, es decir que no seamos interrumpidos, pero si lo somos en la mitad del mismo o en cualquier otra parte del mismo, retomarlo en cuanto sea posible con mas atención y devoción si cabe. La Santísima Vírggen verá con buejos ojos cuanto empeño ponemos en rezarlo y tendrá aún mas valor si cabe, y debemos hacerlo antes de acostarnos.

– El Rosario se puede rezar “solo” pero si es posible es recomendable hacerlo a “coros”, es decir junto con otras personas, pues no en vano Nuestro Señor prometio en los Santos Evangelios que en donde uno o mas se reuniesen para orar allí en medio de ellos estaría Él. Si no es recomendable hacerlo solo.

– Rezarlo todos los días aunque no sea completo; en recientes apariciones de la Vírgen (sobre todo en Fátima, reconocidas como verdaderas por la Iglesía) la Vírgen recomendaba hacerlo completo (todos los misterios), pero como esto puede llevar mucho tiempo y a muchos les parecerá imposible por las situaciones de su estado, es decir por causa de trabajo u otras ocupaciones, al menos rezaremos los misterios del día, o sea las cinco decenas que correspondan con el día en el que estamos.

– Rezar el Rosario con Fé; teniendo claro que todo lo que pidamos tras su rezo (sobre todo si son gracias espírituales) nos serán alcanzadas por la Virgen Santísima de la mano de su Hijo Ntro. Señor Jesucristo. Es de notar al lector el poder de interseción que tiene la Vírgen con su Hijo en el pasaje de los Santos Evangelios y particularmente en las Bodas de Caná, en que los novios no tenían vino y por petición de la Vírgen María, el Señor hizo el milagro de convertir el agua en vino. Aunque podemos pedir cosas materíales, deberemos tener en cuenta que solo se nos conceden las que aprovechan para el bien de nuestra alma.

– Pedir por los demás; cuando la oración sea cual fuere se hace por otros, tengamos la absoluta certeza de que va a ser escuchada y casi con toda garantía se concederá lo que en ella se pidiera. A los corazones de Jesús y María les agrada sobremanera las peticiones que hacemos por los demás mas que las propias. Recordemos siempre, “mejor dar que recibir” y teniendo tambien presente que existe como una especie de efecto “rebote”, es decir que si pedimos por alguien (una curación por ejemplo), si nosotros somos aquejados de alguna enfermedad, estemos seguros de que el sufrimiento de esa enfermedad será acortado cuando no erradicado, aún sin que se lo piediesemos.

– Si estamos enfermos o no es posible, podemos rezarlo mentalmente (recuerda Dios esta dentro de ti) ya que de cualquier forma será escuchada.

Como aún es “frecuente” que algún cristiano de a “pie” no sepa como rezar esta devoción, le daremos una “pequeña guía” para rezarlo.

PASOS A SEGUIR EN EL REZO DE ESTA DEVOCIÓN

-Se comienza por la Señal de la Cruz: Por la señal de la Santa Cruz de Nuestros enemigos, libranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

-Diremos la Oración del Ángel de Portugal o de la Paz: ¡Dios mio!. Yo creo, adoro, espero y Os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran y no Os aman. Santisima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios de la Tierra, en reparación por los ultrajes, sacrificios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pobres pecadores.

-Ofrecimiento del Rosario: Me uno a todos los santos que están en el Cielo, a todos los justos que están en la Tierra, a todas las almas fieles que están en este lugar. Me uno a Vos, Jesús mío, para alabar dignamente a vuestra Santa Madre, y alabaros a Vos, en Ella y por Ella. Renuncio a todas las distracciones que me sobrevengan durante este Rosario, que quiero rezar con modestia, atención y devoción, como si fuese el último de mi vida. Así sea. Os ofrecemos, Trinidad Santísima, este Credo, para honrar todos los misterios de nuestra Fe; este Padrenuestro y las tres Avemarías, para honrar la Unidad de Vuestra esencia y la Trinidad de Vuestras personas. Os pedimos una fe viva, una esperanza firme y una caridad ardiente.
-Credo: Se suele rezar manteniendo cogido el crucifijo del Rosario: Creo en Dios todo poderoso, creador del Cielo y de la Tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espítitu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió al Cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en El Espíritu Santo; la Santa Iglesia Católica; la Comunión de los Santos; el perdón de los pecados; la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén.

-Padrenuestro: (Se reza en la primera cuenta). Padrenuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la Tierra como en el Cielo. Danos de hoay nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caen en la tentación y líbranos del mal. Amén.

-Avemarías: (Se rezan en las tres cuentas siguientes). 1) Alabemos a María, Hija predilecta del Padre Eterno: Dios te salve María llena eres de gracia; el Señor es contigo, bentita Tú eres entre todas las mujeres y bentido es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 2) Alabemos a María, Madre admirable de Dios Hijo: Ave Maria… 3) Alabemos a María, Esposa fidelísima del Espíritu Santo: Ave María…

– Gloria: (Se reza en la cuenta anterior a la medalla de la unión). Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

– Jaculatorias: (que pueden ser intercaladas entre las decenas, aunque se pueden decir despues del Gloria y antes de empezar el siguiente Padre Nuestro). 1) María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndonos del enemigo y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 2) Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al Cielo y socorre especialmente a las más necesitadas de Tu Divina misericordia. (Recomendada por la Vírgen en las apariciones de Fátima).

como-rezar-el-rosario2

– Misterios:

1) Gozosos: lunes y sábados.
2) Luminosos: Jueves.
3) Dolorosos: martes y viernes.
4) Gloriosos: miércoles y domingos.

– RESUMEN DE LOS MISTERIOS:

-GOZOSOS

– PRIMER MISTERIO GOZOSO: Contemplamos la Anunciación del Ángel y la Encarnación del Verbo.
– SEGUNDO MISTERIO GOZOSO: Contemplamos la Visitación de María Santísima a Santa Isabel.
– TERCER MISTERIO GOZOSO: Contemplamos el Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en Belén.
– CUARTO MISTERIO GOZOSO: Contemplamos la Presentación del Niño Jesús en el Templo y la Purificación de María.
– QUINTO MISTERIO GOZOSO: Contemplamos la Pérdida y el Hallazgo del Niño Jesús en el Templo.

NOTA: Después de cada misterio, se hace una pausa para meditar y a continuación se reza: Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, y las Jaculatorias mas arriba reseñadas. Acto seguido seguimos con el siguiente misterio y repetimos todo lo anterior hasta las Jaculatorias, así con los cinco misterios.

LUMINOSOS

– PRIMER MISTERIO LUMINOSO: Contemplamos el Bautismo de Jesús en el rio Jordán.
– SEGUNDO MISTERIO LUMINOSO: Contemplamos el Primer Milagro de Jesús, al transformar el agua en vino en las bodas de Caná.
– TERCER MISTERIO LUMINOSO: Contemplamos el Anuncio del Reino de Dios y el Conviete a la conversión.
– CUARTO MISTERIO LUMINOSO: Contemplamos la Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor.
– QUINTO MISTERIO LUMINOSO: Contemplamos la Institución de la Eucaristía en la Última Cena.

NOTA: Después de cada misterio, se hace una pausa para meditar y a continuación se reza: Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, y las Jaculatorias mas arriba reseñadas. Acto seguido seguimos con el siguiente misterio y repetimos todo lo anterior hasta las Jaculatorias, así con los cinco misterios.

DOLOROSOS

– PRIMER MISTERIO DOLOROSO: Contemplamos la Agonía de Jesús en el Huerto de los Olivos.
– SEGUNDO MISTERIO DOLOROSO: Contemplamos la Flagelación de Nuestro Señor Jesucristo.
– TERCER MISTERIO DOLOROSO: Contemplamos la Coronación de Espinas de Jesús.
– CUARTO MISTERIO DOLOROSO: Contemplamos a Jesús con la Cruz a cuestas, camino del Calvario.
– QUINTO MISTERIO DOLOROSO: Contemplamos la Crucifixión y Muerte de Jesús.

NOTA: Después de cada misterio, se hace una pausa para meditar y a continuación se reza: Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, y las Jaculatorias mas arriba reseñadas. Acto seguido seguimos con el siguiente misterio y repetimos todo lo anterior hasta las Jaculatorias, así con los cinco misterios.

GLORIOSOS

– PRIMER MISTERIO GLORIOSO: Contemplamos la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.
– SEGUNDO MISTERIO GLORIOSO: Contemplamos la Ascensión de Jesús.
– TERCER MISTERIO GLORIOSO: Contemplamos la Venída del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles.
– CUARTO MISTERIO GLORIOSO: Contemplamos la Asunción de María a los Cielos.
– QUINTO MISTERIO GLORIOSO: Contemplamos la Coronación de María Santísima como Reina del Cielo y de la Tierra.

NOTA: Después de cada misterio, se hace una pausa para meditar y a continuación se reza: Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, y las Jaculatorias mas arriba reseñadas. Acto seguido seguimos con el siguiente misterio y repetimos todo lo anterior hasta las Jaculatorias, así con los cinco misterios.

– Despues del rezo diario del Rosario, se añaden las siguientes:

ORACIONES FINALES

PADRE ETERNO

Padre eterno, Os ofrezco, por las manos de María Santísima, la preciosísima Sangre de vuestro Hijo. Os ofreco también las lágrimas de Nuestra Señora por la purificación de la Tierra y la conversión de los hombres, por la fidelidad de vuestros elegidos, por la victoria de la Santa Iglesia y por el triunfo del Inmaculado Corazón de María.

– Después se añaden 3 Avemarías por las intenciones del Santo Padre.

AGRADECIMIENTO

Infinitas gracias te damos, soberana príncesa, por los beneficios que todos los días recibimos de tus liberales manos. Dígnate ahora y siempre, ponernos bajo tu poderoso amparo. Y para más obligarte a ello, te saludamos diciendo:

SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A tí llamamos los desterrados hijos de Eva;  a ti suspíramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!.

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

mujer-rezando-el-rosario-533-1066x400

LETANÍAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

La letanía es una rogativa o súplica que se hace a Dios , invocando la Santísima Trinidad, y por mediador a Jesucristo, la Virgen y los Santos. Las letanías más antiguas después de las de los Santos (año 595) son las de la Santísima Virgen. Llámanse lauretanas o de Loreto, y fueron aprobadas por Sixto V en 1587.

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad
Cristo, oyenos
Cristo, escúchanos.

Dios Padre. Creador del Mundo.
Ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del Mundo,
Dios Espíritu Santo,
Trinidad Santa, un sólo Dios,
Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Virgenes
Madre de Cristo,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre intacta,
Madre incorrupta,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de la Iglesia,
Virgen  prudentísima,
Virgen digna de Veneración
Virgen digna de Alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso honorable,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del Cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta al Cielo,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la Familia,
Reina de la Paz,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo: Ten misericordia de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoígas nuestras súplicas en las necesidades que te presentamos. Antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración: Concedenos; Señor a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y por la gloriosa intercesión de la Bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de estas vida y gozar de las alegrías eternas. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Con esto pongo fin a este resumido artículo sobre el rosario, y su historia. Durante la escritura del mismo he consultado diversas fuentes probadas de la tradición de la Iglesia y de los Santos Padres; y cuyo único fin es animarte a rezarlo todos los días, como una de tus armas mas valiosas. En los corazones de Jesús y María, junto con la bendición de nuestro Padre San Francisco de Asís.

Paz y Bien!!!

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Las promesas del Rosario

rosario-decena-tau-trenzado_d50280a847964da6ccf50f11a2b8a09e.image.330x330

Como todos sabemos se trata de una de las devociones marianas de las más antiguas y más conocida entre el pueblo cristiano. Una Tradición muy remota atribuye a Santo Domingo de Guzmán, fundador de los Domínicos, la composición de este rezo. El papa Pío V quien, con una bula publicada en el año 1569, le dio la forma actual. La tradición otorga al beato dominico Alan de la Roche (1428 al 1475) el origen de las “Quince promesas de la Virgen María a los que rezan el rosario”. De la Roche restableció la devoción al Santo Rosario enseñada por Santo Domingo apenas un siglo antes y olvidada tras su muerte.La Virgen se le apareció en la capilla. En su mano sostenía un rosario y le enseñó a Domingo a recitarlo. Dijo que lo predicara por todo el mundo, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias.

Domingo salió de allí lleno de celo, con el rosario en la mano. Efectivamente, lo predicó, y con gran éxito por que muchos albingenses volvieron a la fe católica.

elsanto_rosario_rezando

Lamentablemente la situación entre albingences y cristianos estaba además vinculada con la política, lo cual hizo que la cosa llegase a la guerra. Simón de Montfort, el dirigente del ejército cristiano y a la vez amigo de Domingo, hizo que éste enseñara a las tropas a rezar el rosario. Lo rezaron con gran devoción antes de su batalla más importante en Muret. De Montfort consideró que su victoria había sido un verdadero milagro y el resultado del rosario. Como signo de gratitud, De Montfort construyó la primera capilla a Nuestra Señora del Rosario.

Tales promesas resumen los efectos beneficiosos del rezo del rosario y las hizó la propía Virgen a Santo Domingo:

1) El que me sirva, rezando diariamente mi rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2) Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente rezen mi rosario.

3) El rosario será un fortísimo escudo de defensa contra el infierno, destruirá los vicios, librará de los pecados y exterminará las herejías.

4) El rosario hará germinar las virtudes y también hará que sus devotos obtengan la misericordia divina. Sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo al amor por Dios y los elevará a desear las cosas celestiales y eternas. ¡Cuántas almas por este medio se santificarán!.

5) El alma que se encomiende por el rosario no perecerá.

6) El que con devoción rezare mi rosario, considerando misterios (es decir meditandolos, nota del autor de blog), no se verá oprimido por la desgracia, ni morirá muerte desgraciada; se convertirá, si es pecador; perseverará en las gracias, y si es justo será admitido a la vida eterna.

7) Los verdaderos devotos de mi rosario no morirán sin auxilios de la Iglesia.

8) Quiero que todos los devotos de mi rosario tengan en vida y en muerte la luz y la plenitud de la gracia, y sean partícipes de los méritos de los bienaventurados.

9) Libraré pronto del purgatorio a las almas devotas del rosario.

10) Los hijos verdaderos de mi rosario gozarán en el cielo una gloria singular.

11) Todo lo que se me pidiere por medio del rosario se alcanzará prontamente.

12) Socorreré a todas sus necesidades, a los que propaguen mi rosario.

13) Todos los que recen mi rosario tendrán por hermanos en la vida y en muerte a los bienaventurados del cielo.

14) Los que rezan mi rosario son todos hijos mios muy amados y hermanos de mi unigénito Jesús.

15) La devoción al santo rosario es una señal manifiesta de predestinación a la gloria.

Así que estimados hermanos/nas que leeís este site, espero que os animeis a rezarlo, como un servidor lo hace, tan a menúdo como le es posible. Sabiendo que las promesas hechas por el Sagrado Corazón de Jesús y el de María, siempre serán cumplidas.

Fdo.  Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

 

Este sitio emplea cookies para mejorar tu experiencia de navegación, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar