Category Archive ANGEOLOGÍA

Oración a los principados para protección de la nación

Te pedimos, santos Principados, por los que gobiernan las naciones, para que, en espíritu de servicio al bien común, promuevan la paz entre los pueblos y garanticen a los hombres el respeto y el cumplimiento de los derechos humanos. Ahora y siempre por tu divina voluntad.

Señor, aumenta en nosotros la fe en la oración hecha en nombre de Cristo tu Hijo, y que por la intercesión de tu santo Ángel, escuches benigno nuestra plegaria.  Amén

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a San Rafael para pedir unidad en el matrimonio cristiano

Bendito San Rafael, tú que auxiliaste a Tobías, te pido que mantengas la unidad de mi matrimonio, llenando nuestras vidas de amor, compresión y ternura, y borres para siempre jamás, los sinsabores, las dudas, los celos y otras miserias humanas, Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a San Gabriel para proteger los campos

Bienaventurado San Gabriel, tú que apacentaste el rebaño de los pastores de Nazaret, cuida el ganado en estos campos, sus granjas, sus ríos, sus cerros y colinas, y en particular a los campesinos que las trabajan para recoger sus frutos. Dígnate, arcángel Gabriel, protegernos contra la tormenta, lluvia o tempestad, contra las inundaciones, y los incendios, y sobre todo contra los enemigos de la propiedad ajena. Por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina en unidad del Espíritu Santo, Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración para pedir valentía a San Miguel

En el nombre de mi ángel protector y de Dios mi salvador: yo invoco al Arcángel San Miguel; Arcángel San Miguel, toma todos mis temores y miedos, ya he vivido bastante tiempo con ellos. Tomaré tu fe; tú tomas mi temor y mis miedos, es un buen trato. En el nombre de Nuestro Señor Jesucristo. ¡Carga!, ¡Carga!, ¡Carga! Y ¡que sea proclamada la victoria! (se repite 11 veces a partir de ¡Carga!) Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración protectora para desplazamientos y viajes

En el nombre de mi Ángel Protector y de Dios mi salvador, yo invocó a San Miguel Arcángel, San Miguel delante (se hace la señal de la cruz delante nuestra +), San Miguel detrás (señal de la cruz +, en adelante solo pondré +), San Miguel a la derecha(+), San Miguel a la izquierda (+), San Miguel arriba (+), San Miguel abajo (+), San Miguel, San Miguel, San Miguel, dondequiera que voy, yo soy su amor protegiendo aquí, yo soy su amor protegiendo aquí, yo soy su amor protegiendo aquí, Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a los siete Arcángeles celestes

San Miguel, Miguel, Miguel, Príncipe de los arcángeles,
de los corazones agradecidos de todos brotan cantos de Alabanza.
Por tu Celestial Presencia todos en la Tierra te adoran.
Dios que vienes del Sol con todo lo que el nombre implica.

Miguel, Miguel, Miguel, que los ?ángeles de la Guarda
de tus legiones Celestiales vengan a liberar a todos.
Purifica, ilumina, manifiesta la gloria de la perfección de la Luz que todos pueden Ser.

Jofiel y Chamuel, Gabriel y Rafael, Uriel y Zadkiel y poderosas Huestes de Luz.
Querubines y Serafines de los Reinos de Gloria
rasgad ahora el velo que ofusca nuestra visión humana.

Benditos Siete arcángeles, pidiendo iluminación,
invocamos vuestra presencia en himnos de alabanzas a vosotros.
Mantenednos consagrados en el cumplimiento del Plan de Dios
para, con pureza, ser vuestros ministros. Amén.

Autor: Desconocido.

Transcrito: Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a los tres Arcángeles de Dios

Miguel, Gabriel, Rafael, los espíritus señeros y arcángeles mensajeros de Dios, que estáis junto a él. A vuestro lado se siente alas de fiel protección, incienso de la oración y el  corazón obediente.

 “¿Quién como Dios?” Es la enseña, es el grito de Miguel, y el orgullo de Luzbel al abismo se despeña.  Gabriel trae la embajada divina, y le lleva al Padre el “sí” de la Virgen Madre, del Sol de Cristo alborada.

 Por la ruta verdadera Rafael nos encamina y nos da la medicina que cura nuestra ceguera.  Dios que nos diste a los ángeles por guías y mensajeros, danos el ser compañeros del cielo de tus arcángeles.

 Amén

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Meditación para protegerse mediante los Arcángeles

Practica esta meditación cuando sientas que necesitas protección angelical. No tienes que estar en una situación difícil. Puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar, siempre concentrándote en pensamientos de seguridad y paz, bajo cualquier circunstancia.

Encuentra un sitio cómodo y tranquilo. Donde tu sepas que estarás sin interrupciones. Practica el ejercicio de relajación con el que te identifiques plenamente. Si de momento no tienes alguno en mente, es suficiente con que tomes unas cuantas respiraciones largas, lentas y profundas para relajarte antes de empezar.
Se recomienda leer todo este ejercicio un par de veces para familiarizarse con los puntos clave antes de seguir adelante.

Antes que nada invoca al Espíritu Santo, cierra los ojos e intenta dejar tu mente en blanco o lo más quieta posible. Una vez conseguido invoca de nuevo al Espíritu Santo y pídele que te deje “sentir” la protección de los arcángeles.

Visualízate o imaginate que te rodea una gran luz azul, o dorada. Toma unos instantes para que crees la imagen de esta visualización. Dentro de esa luz estas colmado con una sensación de paz, fuerza y estabilidad. Imagina que tus pies están colocados firmemente en la tierra (aunque en este momento no lo estén físicamente).
A continuación, visualízate rodeado por cuatro ángeles de protección. Si te sientes particularmente vulnerable, puedes imaginar que son los cuatro arcángeles (invoca mentalmente sus nombres al tiempo que pides a Dios que te permita su protección).

Visualiza a gabriel caminando enfrente de ti y pídele que el sea tus ojos y tus oídos y que despeje tu camino. Siente a rafael detrás de ti, protegiendo tu espalda, dándote apoyo e iluminando tus puntos débiles. Pídele a miguel que proteja tu lado derecho, usando su espada de la verdad para disipar tus temores y para esclarecer cualquier situación. Imagina a uriel protegiendo tu lado izquierdo con una antorcha de fuego espiritual para desterrar las tinieblas.

Tu propio ángel de la guarda esta muy cerca de tí y te traera una protección adicional.

Imaginate ahora girando sobre ti 360 grados (mentalmente), y de repente imaginas que  surge alrededor tuyo un circulo de fuego espiritual para ayudarte a mantenerte seguro. Obsérvate completamente protegido por un capullo de luz, por cuatro ángeles (o arcángeles) y por un circulo de fuego.

Los ángeles (arcángeles) están ahí para defenderte, guiarte a un sitio seguro y afinar tus sentidos, en especial tu intuición. El circulo de fuego refuerza y consolida tu poder, de una manera que te permite crear unos limites adecuados en todas tus relaciones. Pideles a los cuatro que ese circulo de luz creado por ellos te proteja durante la jornada.

Una vez que has terminado este ejercicio, abre tus ojos y agradécele a los ángeles (arcángeles) por su ayuda y protección. El agradecimiento es como te salga del corazón.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a los Santos Árcangeles

Miguel, Gabriel y Rafael son los nombres con que se presentan en la Sagrada Escritura estos tres príncipes de la corte celestial, en otros textos apócrifos se refieren el nombre de otros arcángeles. Aunque hoy por ser su fiesta nos referiremos solo a estos tres.

Miguel aparece en defensa de los intereses divinos ante la rebelión de los ángeles malos; Gabriel, enviado por el Señor a diferentes misiones, anunció a la Virgen María el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios y su maternidad divina; Rafael acompañó al joven Tobías cuando cumplía un difícil encargo y se ocupó de solucionar difíciles asuntos de su esposa.

Actualmente, se habla mucho de los ángeles: se encuentran libros de todo tipo que tratan este tema; se venden “angelitos” de oro, plata o cuarzo; las personas se los cuelgan al cuello y comentan su importancia y sus nombres.

Hay que tener cuidado, pues se puede caer en dar a los ángeles atribuciones que no les corresponden y elevarlos a un lugar de semidioses, convertirlos en “amuletos” que hacen caer en la idolatría, o crear confusiones entre lo que son las inspiraciones del Espíritu Santo y los consejos de los ángeles.

Es verdad que los ángeles son muy importantes en la Iglesia y en la vida de todo católico, pero son criaturas de Dios, por lo que no se les puede igualar a Dios ni adorarlos como si fueran dioses.

A pesar de que están de moda, por otro lado, es muy fácil que nos olvidemos de su existencia, por el ajetreo de la vida y principalmente, porque no los vemos.

Este olvido puede hacernos desaprovechar muchas gracias que Dios ha destinado para nosotros a través de los ángeles.

Por esta razón, la Iglesia ha fijado dos festividades para que, al menos dos días del año, nos acordemos de los ángeles y los arcángeles, nos alegremos y agradezcamos a Dios el que nos haya asignado un ángel custodio y aprovechemos estos días para pedir su ayuda.

 A continuación os presento una oración de liberación de San Miguel y al ángel de la guarda:

jufuol

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.
Ayúdanos a luchar contra el mal.
Que Dios oiga tu voz y tú, como jefe del ejército del Cielo,
combate y vence a Satanás
y a todos los espíritus malos que andan por el mundo
deseando la ruina de las almas.
Amén.

Oración al Ángel de la Guarda

Ángel del Señor, que eres mi custodio,
Puesto que la Providencia soberana me encomendó a ti,
Ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname
en este día.
Amén.

Ángel de la Guarda, dulce compañía
No me desampares, ni de noche ni de día,
hasta que me encuentre en los brazos de Jesús y de María.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Ángeles ¿mito o realidad?

Los ángeles son espíritus “puros” creados por Dios para ejecutar sus “ordenes” y ayudar a mantener todo lo creado. En estos tiempos que corren parecen estar de moda, y he querido tributarles mi afecto con este y otros artículos que iré publicando en su momento. Como cristiano todos sabemos de la existencia de los ángeles. Yo personalmente creo en su existencia y más concretamente en la de mi Ángel de la Guarda o Ángel Protector, que como todo el mundo sabe nos es asignado en el momento de nacer.

La palabra “ángel” deriva directamente del término latino “angelus”. En griego significa “mensajero”; la teología entiende por ángeles a los seres personales de naturaleza invisible creados por Dios, inteligentes, que colaboran como mensajeros de la Providencia en la Historia de la Salvación.  Realizan funciones permanentes, y a veces desempeñan tareas específicas tal y como queda definido en la Biblia. Por ejemplo por nombrar alguno de ellos, la guía del pueblo hebreo en el éxodo de Egipto, o la de aniquilar el ejército enemigo de Israel.

La devoción de los ángeles es común en todos los tiempos cristianos, si bien ahora parece acrecentarse con la corriente NEW AGE, tan famosa ya por su término, pululando cantidad de temas, tratados, e incluso formas de contactar con ellos si se desea. No es el caso de este artículo. Únicamente quiero esclarecer algunas ideas que sobre ellos se tienen y además dar a conocer a las nuevas generaciones de cristianos la devoción a los mismos, como compañeros nuestros en esta vida que nos ha tocado vivir.

En la liturgia Alejandrina (también llamada de San Marcos), es común  las oraciones a los ángeles. La liturgia cristiana los contempla en el cielo, en el espacio infinito del cosmos, aparte que la sacralidad le da un toque de cosmogonía ancestral.

jufuolTodavía el libro apócrifo de Henoch, agrega los nombres de Raguel, Zutel, Rufale, y Fanuel a estos, el apocalipsis de Esdrás, los de Gabulethon, Aker, y Zebuleón. Después se añadierón los de Surjan, Urjan, Uriel y algunos otros, aunque los libros canónicos no los reconocen como tales. La existencía, origen y naturaleza de los ángeles fue definido dogma de Fe en el Concilio de Letrán.

Como es sabido tienen diferentes facetas, es decir cada uno de ellos tiene una misión concreta, asi por ejemplo tenemos los ángeles de la guarda y los ángeles custodios. Son los más mencionados por los diferentes místicos a lo largo de la historia cristiana. Normalmente se presiente su presencia, se le reza y según algunos estudiosos de lo “paranormal” cuando se hacen presentes la temperatura del lugar baja unas décimas de grado, tal y como suele pasar el las apariciones de la Virgen. San Juan de Cruz, el gran místico español, los llama, “el soplo Divino de Dios”, y Santa Teresa de Jesús, “el ángel Doméstico”.

¿QUE SON LAS JERARQUÍAS ANGÉLICAS?

Bueno en principio la palabra “jerarquía” equivale a lo dicho por Dionisio (un autor misterioso del siglo VI) y ha gozado una autoridad muy fuerte, se le consideraba el Dionisis-Areopagita, un convertido de San Pablo, pero él es quien hace un admirable clasificación de los ángeles.

JERARQUÍAS ANGÉLICAS

El autor antes mencionado (Dionisio) decidió que los nueve nombres de ángeles que sen encuentran en la Biblia, sin relación entre ellos, designan tres jerarquías de tres órdenes cada una:

– Jerarquía Primera: Serafines, Querubines y Tronos.

– Segunda: Dominaciones, Virtudes y Potestades.

– Tercera: Principados, Arcángeles y Ángeles.

PRIMERA JERARQUÍA

Los Serafines se dicen que están en relación más inmediata que los demás espíritus con el Gran Espíritu del Amor, son la imagen de la bondad y del bien. Los Querubines son la cúspide de la ciencia y se distinguen por una eminente plenitud en la ciencia. Los Tronos tienen un papel destacado, son portadores de la esencia del Dios Vivo, reciben teológicamente el nombre de “portadores de la justicia divina”. Se les supone de una gran belleza y siempre están ante la presencia divina.

SEGUNDA JERARQUÍA

Las Dominaciones son solemnes ángeles revestido de autoridad, cuya finalidad no es otra que hacer cumplir los mandamientos del Altísimo y se les considera los llamados ángeles cósmicos. Bajo su mandato están las Virtudes, que distribuyen las órdenes recibidas y les dan la fuerza necesaria para su cumplimiento. Las Potestades, son espíritus bienaventurados, y cuyo cometido es el de preservar la armonía construida por Dominaciones y Virtudes. Se dice que mantienen la concordancia de las leyes del universo, soles, estrellas, lunas y planetas. Se dice normalmente que mirar al cielo en una noche despejada es ver precisamente a estos “seres angélicos”.

TERCERA JERARQUÍA

En ella nos encontramos con los Principados, que realizan una acción de protección de naciones, ciudades continentes, reyes, Jefes de Estado, etc…. Cada nación tiene su Principado protector y bajo estos están los Arcángeles, los auténticos mensajeros, que en nombre de la Divinidad, anuncian acontecimientos importantes. Por ejemplo, la tan conocida anunciación del Ángel Gabriel del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo a la Virgen María; con aquellas tiernas palabras “Angelus Domini, nuntiavit Mariae…”

imagen-animada-angel-146El color blanco es el color que se les atribuye en los evangelios. Dionisio los ve como radiantes y vestidos de color fuego.

Especial cariño tiene el autor de este artículo por uno de los ángeles menores en cuanto a la jerarquía angelical se refiere. Es el caso del Ángel de la Guarda o Custodio. Mucha gente, incluso cristianos no creen en la existencia de este u otros ángeles, a tales les diré, que como en el caso de la ciencia, un electrón no lo vemos, tampoco vemos un protón y sin embargo existen. Quiero decir con esto que, porque no se pueda probar de momento su existencia o por que no podamos verlos, no significa que no existan.

Es por tanto una creencia generalizada que Dios ha sido especialmente cariñoso al asignarnos uno para cada uno de nosotros. La ayuda de este ángel es constante y la podemos ver en el día a día. A quien no le ha sucedido que se ha salvado “milagrosamente” de ser atropellado porque en un último instante hemos dado un salto, o hemos presentido algo y no hemos ido en un determinado coche, avión, etc… Si les pedimos servicios, tales como despertarnos más pronto que de costumbre, o encontrar algo que se nos perdió, etc.. Normalmente se nos concede, particularmente lo de avisar para levantarnos a una hora determinada lo ha probado con auténtica eficacia el autor de este artículo.

Bueno como introducción a esta nueva sección del sitio TRAS CRISTO Y FCO DE ASÍS, comentarte que si te gusta el mundo de los ángeles, en sucesivas entregas del mismo, iremos añadiendo a los ángeles u arcángeles más destacados con incluso la iconografía con los que se les conoce, y además añadiremos los llamados “sellos” que según las clavículas de Salomón, tiene cada uno de ellos que nos permite invocarlos y darnos su protección.

Iremos ampliando, poco a poco.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies para mejorar tu experiencia de navegación, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar