Category Archive ANGEOLOGÍA

Los Santos Arcángeles

Desde pequeños hemos leído sobre los Arcángeles de Dios, seres puros, creados por Dios como sus compañeros y servidores. La Biblia nos enseña que cada uno de ellos tiene una función especial asignada por Dios, como la tenemos nosotros aquí en la tierra. Nadie sobra ni en el cielo, ni en la tierra, cada uno tiene su cometido.

 

Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de San Miguel, San Rafael y San Gabriel, los tres arcángeles más conocidos por las escrituras, aunque hay muchos más. En la cábala judía aparecen muchos más, y sus nombres.  En muchos apócrifos de la Iglesia, también aparecen. Su misión acompañar al hombre, a naciones o a pueblos en sus vicisitudes por este “valle de lágrimas” hasta llegar a Dios.

 

Se les invoca especialmente para luchar contra la presión demoniaca (el primer y mejor armamento de Satanás, es precisamente que no se crea en él, en su existencia. Porque eso certificaría, que Dios también existe) ya desde tiempos inmemoriales. En muchos escritos medievales y tratados sobre demonología, aparece especialmente San Miguel como baluarte y defensor de los que luchaban contra el demonio. Luzbel, o satanás (como lo queramos llamar) fue uno de los mejores ángeles creados por Dios, pero como ya sabemos, Dios ama tanto a sus creaciones, que les da el “libre albedrío”, también se los dio a los ángeles y ya sabemos el resultado.

 

San Miguel arcángel se puede decir que es un general de los ángeles de Dios, es el arcángel invocado por la Iglesia para defenderse de los ataques del demonio, tanto que el Papa León XIII escribió una oración dedicada expresamente a él.

 

No hace falta decir que hoy en día estamos viviendo una división “dentro de la Iglesia” y quien no lo quiera ver, es simplemente un iluso. Parece que los ángeles han sido enviados por Dios para “separar el trigo de la cizaña”, lo bueno de lo malo, o los que se creen tan buenos y son lo contrario o al revés.  Señal premonitoria de que algo no va bien, es cuando nos sentimos buenos; tanto que no nos sentimos pecadores.  No se trata de “creerse uno una cosa u otra”, sino de lo que realmente se es. Muchas veces Dios nos pone en el camino a personas muy pecadoras, para que nos demos cuenta de nuestra falta de Amor por el hermano. Puedo ser muy bueno o parecerlo, pero si miro por encima del hombro a mi hermano (que precisamente me lo ha puesto Dios para bien y para el suyo) es que el amor de Dios no está en mí. El Espíritu que inhabita en nosotros no es el Espíritu Santo, será más bien…otro.

 

¡No juzgues, en su lugar ama!, ¿Pero si yo no juzgo, rezo por mi hermanos?. Sí, sí; rezas por tus hermanos, pero ya los has juzgado y condenado en tu corazón. Hipócrita, quita la paja de tu ojo, y después verás de quitar la de tu hermano.

 

No digo que no haya gente buena, pero no sentirse pecador, es signo de que algo anda mal, porque no hay humildad, y no se está en el amor de Dios. Ante Dios TODOS SOMOS PECADORES, por muy buenos que nos creamos SOLO DIOS ES BUENO (escrito esta en las escrituras); no queramos ser orgullosos como aquel que relata el evangelio que en la Sinagoga se las daba de bueno, porque iba todos los días a los oficios, ayunaba, etc., y el otro el pecador estaba allí llorando y pidiendo perdón por sus pecados (con un corazón contrito y humillado); Dios se complace en el sencillo y el humilde.

 

Para terminar fijemos nuestra mirada en la sencillez y obediencia de los Arcángeles de Dios, como sirven a Dios y a los hombres, cuando su diseño es superior al nuestro por naturaleza (siempre según las escrituras); pues ese mismo cariño, respeto y amor, es el que nos piden nuestros compañeros los ángeles.

Dios aborrece el pecado, por eso nos manda en nuestra ayuda a los Santos Arcángeles. Hoy especialmente pidamos su intercesión para la iglesia y para nosotros mismos.


AGUILAR PEDRERA CRISTOBAL (246)

Programador de Sistemas de Alto nivel, Monitor Experto para cursos de Formación Profesional Ocupacional y Monitor de para cursos de Fundaciones Laborales. Dedicado desde el año 1995 a la enseñanza Informática, impartiendo cursos a entidades privadas y empresariales, incluyendo a particulares. Monitor avanzado en Redes y comunicaciones.

 

Carta del ángel de las gracias celestes

Yo traigo a tu vida muchos regalos, enviados por Nuestro Padre para ti. Ven, ven cariño mío. Acércate a mi resplandor de amor.
Siéntate aquí, en mi regazo, apoya tú cabeza en mi pecho. Cierra tus ojos y aspira, profundamente.

Visualiza ahora ante ti unas escaleras resplandecientes, amplias, transparentes, de finísimo cristal, con una columna de luz a cada lado.

Asciéndelas.

En cada peldaño encontrarás un arcángel con un presente para ti. El primero te entrega buen juicio, el segundo cordura, luego hallarás en ellos serenidad y tolerancia, después prudencia, sensatez y compasión.

Llegará un sin fin de ellos más todos venidos del cielo para mejorar tu vida,  para enriquecerla con luz.

Recíbelos agradecido. Te servirán. Sabrás usarlos  para acertar siempre en cualquier situación.

No temas errar cuando caminas con los ángeles, guiado por nuestra mano TODO lo lograrás.

Ahora, aspira nuevamente ten fe no fallarás,  como debe ser. Yo estoy preparando el camino.

Todo ya tiene aroma de magia y esplendor de gloria .Sonríe, extiende tus brazos y recíbelo feliz. Recibe también un beso angelical que deposito en tu alma. Con Amor en mi corazón.

Autor: Desconocido

Transcrito: Cristóbal Aguilar.

NOTA: Rogamos hacer clic sobre el ANUNCIANTE al pie de este artículo, así ayudas al mantenimiento de este sitio web, a ti no te cuesta nada. Gracias.

El Ángel de la Navidad viene a tu encuentro…

Pronto llega el día en que se festeja el acontecimiento más divino que ha presenciado la humanidad, el milagro más grande de la Creación: el nacimiento de Jesús… del divino y sublime Jesús… que tomó cuerpo humano para participar con la humanidad y traer  mensajes de paz, amor, bienestar, perdón, esperanza y felicidad. Desciendo con mi esplendor  para cubrir el planeta. Los ángeles, en este día, nos regocijamos. Hay fiestas, celebraciones, sana algarabía en el cielo… no hay palabras para describir la alegría celestial. Porque en el día de hoy Cristo baña con su resplandor a la humanidad con una luz tan bella que no hay humano que pueda contemplar la maravilla de las bendiciones que a través de destellos descienden sobre la Tierra y sobre cada ser humano. Es un día espectacular… ojala comprendierais la importancia de este día. Ojala pudierais participar del amor de Dios en la forma que lo envía, en la forma en aquello derrama en este día. Llego con una enorme corte celestial con himnos de amor, cánticos divinos y villancicos celestiales… para que despertéis a Cristo que vive en vuestro corazón. Para que os acerquéis al altar de vuestra alma y depositéis allí, en el pesebre, todo vuestro amor. Para que lo irradiéis hacia toda la Creación. Este es día de amar, de perdonar, de limpiar el alma, de purificar el corazón… y de abrirse a los regalos de Dios. Ahora, con reverente actitud, con amor y fervor, arrodíllate y bendice al Niño que ha nacido hoy..…….

Cuanto más te acercas a mí, más fuerte es el escudo de mi luz. Cuando te acuerdas de enviarme una oración, un saludo o una simple sonrisa, puedo desplegar mis alas y cobijarte donde estés… y producir hasta milagros cuando lo requiere la ocasión, para mantener la armonía, la paz y el amor. Sólo necesito que me des un poco de luz para poder actuar. Mi función es llegar a los corazones de los padres para que el ambiente familiar preludie la llegada de hijos con un alto desarrollo espiritual y elaborar las situaciones para que se adapten entre sí y se mantengan unidos, apoyados en el principio del amor. Despertar la piedad filial, el amor fraternal y mantener el respeto y la responsabilidad paternal. A diario derramo bendiciones de Dios para que tengáis medios de subsistir… para que cumpláis los designios divinos y difundáis el dulce amor celestial. Yo Soy el Ángel Unificador de tu familia… Llámame… búscame… intégrame a tu vida… Ponte en mis manos y permite que te presente a los ángeles de tu hogar, que hace mucho están junto a ti esperando… aguardando el momento de que les prestes atención.

Transcripción: Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Los ángeles según el catecismo de la iglesia católica

Estos extraordinarios seres nos acompañan en realidad, como seres de luz, energéticos (los llaman ahora), espirituales, de una corporeidad trascendente. Para que tengamos claros que es lo que dice el magisterio de la Iglesia sobre ellos acudiremos a las partes más importantes del catecismo en donde se hace referencia a ellos.

 El catecismo nos indica:

328 La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. E1 testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.

Quiénes son los ángeles

329 S. Agustín dice respecto a ellos: “Angelus officii nomen est, non naturae. Quaeris numen huins naturae, spiritus est; quaeris officium, ángelus est: ex eo quad est, spiritus est, ex eo quod agit, ángelus” (“El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel”) (Psal. 103, 1, 15). Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan “constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos” (Mt 18, 10), son “agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra” (Sal 103, 20).

330 En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales (cf Pío XII: DS 3891) e inmortales (cf Lc 20, 36). Superan en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello (cf Dn 10, 9‑12).

Cristo “con todos sus ángeles”

331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles…” (Mt 25, 31). Le pertenecen porque fueron creados por y para E1: “Porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: todo fue creado por él y para él” (Col 1, 16). Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: “¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?” (Hb 1, 14).

332 Desde la creación (cf Jb 38, 7, donde los ángeles son llamados “hijos de Dios”) y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino de su realización: cierran el paraíso terrenal (cf Gn 3, 24), protegen a Lot (cf Gn 19), salvan a Agar y a su hijo (cf Gn 21, 17), detienen la mano de Abraham (cf Gn 22, 11), la ley es comunicada por su ministerio (cf Hch 7,53), conducen el pueblo de Dios (cf Ex 23, 20‑23), anuncian nacimientos (cf Jc 13) y vocaciones (cf Jc 6, 11‑24; Is 6, 6), asisten a los profetas (cf 1 R 19, 5), por no citar más que algunos ejemplos. Finalmente, el ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Precursor y el de Jesús (cf Lc 1, 11.26).

333 De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce “a su Primogénito en el mundo, dice: ‘adórenle todos los ángeles de Dios”‘ (Hb 1, 6). Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la alabanza de la Iglesia: “Gloria a Dios…” (Lc 2, 14). Protegen la infancia de Jesús (cf Mt 1, 20; 2, 13.19), sirven a Jesús en el desierto (cf Mc 1, 12; Mt 4, 11), lo reconfortan en la agonía (cf Lc 22, 43), cuando E1 habría podido ser salvado por ellos de la mano de sus enemigos (cf Mt 26, 53) como en otro tiempo Israel (cf 2 M 10, 29‑30; 11,8). Son también los ángeles quienes “evangelizan” (Lc 2, 10) anunciando la Buena Nueva de la Encarnación (cf Lc 2, 8‑14), y de la Resurrección (cf Mc 16, 5‑7) de Cristo. Con ocasión de la segunda venida de Cristo, anunciada por los ángeles (cf Hb 1, 10‑11), éstos estarán presentes al servicio del juicio del Señor (cf Mt 13, 41; 25, 31 ; Lc 12, 8‑9).

Los ángeles en la vida de la Iglesia

334 De aquí que toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles (cf Hch 5, 18‑20; 8, 26‑29; 10, 3‑8; 12, 6‑11; 27, 23‑25).

335 En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo (cf MR, “Sanctus”); invoca su asistencia (así en el “In Paradisum deducant te angeli…” (“Al Paraíso te lleven los ángeles…”) de la liturgia de difuntos, o también en el “Himno querubínico” de la liturgia bizantina) y celebra más particularmente la memoria de ciertos ángeles (S. Miguel, S. Gabriel, S. Rafael, los ángeles custodios).

336 Desde su comienzo (cf Mt 18, 10) a la muerte (cf Lc 16, 22), la vida humana está rodeada de su custodia (cf Sal 34, 8; 91, 1013) y de su intercesión (cf Jb 33, 23‑24; Za 1,12; Tb 12, 12). “Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida” (S. Basilio, Eun. 3, 1). Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la sociedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios.

Fuente: Catecismo Iglesia Católica.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Ángeles de la cábala (I)

Desgraciadamente vivimos en un mundo en donde impera la visión basada tan solo en la percepción de lo material. Sin embargo, e incluso a raíz de los nuevos hallazgos en la física cuántica, podemos afirmar que la vida trasciende el cuerpo físico, somos materia, si en continua evolución y transformación, pero también somos energía y como la el propio principio de la termodinámica establece “…la energía no se crea ni se destruye, se transforma…”. Por tanto podríamos decir que ahí entidades energéticas (si es que las queremos llamar así o espirituales.  Estas entidades son conocidas como espíritus o Ángeles y Arcángeles, y se encuentran tan organizados como el hombre;  lo está en la tierra donde habita. Según la tradición cabalística judía, estas entidades espirituales sirven a Dios y a su Obra creadora el hombre;  ayudándoles a evolucionar y crecer espiritualmente. Están constituidos en 9 coros, formados cada uno de ellos por 8 Rostros, lo que constituye un número de 72 Ángeles.

Son conocidos en el argot cabalístico como los 72 genios de la Cábala y en la enseñanza cristiana como los coros Angélicos (Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Potencias, Virtudes, Principados, Arcángeles y Ángeles).

He aquí una breve descripción de los primeros 20 de ellos, en próximos artículos, lo iremos ampliando.

1-VEHUIAH

 Este ángel ayuda a superar obstáculos. Es la luz que nos muestra dónde está el problema. Su aparición (casual o solicitada) nos marca un nuevo rumbo. Vehuiah esparce optimismo a nuestro alrededor toda vez que estemos dispuestos a empezar alguna obra. La unidad familiar, los reencuentros entre amigos, el desarrollo de nuevas ideas y los ánimos para trascender cualquier contrariedad son los bienes que este ángel ofrece. Los buenos modales son como una miel que deleita a esta criatura del cielo.

2-JELIEL

Si dos personas están enfrentadas porque ambas creen tener razón y no pueden aceptar la parte de verdad que hay en el otro, el serafín JELIEL las acerca, “obligándolas” a dejar atrás la tozudez. Este serafín ayuda especialmente a mantener la armonía conyugal y es quien lleva la paz donde hay conflicto, la verdad donde hay error y amor universal para superar prejuicios de todo tipo.

3-SITAEL

Es el serafín que acude frente a las adversidades que sorprenden a sus protegidos. Sitael ayuda en momentos de peligro como accidentes, ataques por violencia o robo. Su ayuda aísla a la persona de la calamidad, manteniéndola “por milagro” a salvo. A través de la fuerza que ejerce la capacidad humana de perdonar, es posible mantener a Sitael cerca, beneficiándose con la amorosa cobertura de sus alas protectoras. El rencor y la maledicencia, obviamente, espantan a esta sensible criatura.

4-ELEMIAH

A este serafín se lo puede contactar para liberarse de males, problemas psicológicos y dudas de índole espiritual. Su ayuda certera clarifica el pensamiento, aquieta las confusiones y disuelve las inseguridades.

5-MAHASIAH

La persona que necesite hacer cambios, afianzar su personalidad o crecer espiritualmente no debería vacilar en situarse en la huella que deja el ángel Mahasiah. Con su paso decidido -paso de ángel al fin, sutil pero eficaz- todo puede cambiar de la noche a la mañana, sin que se experimente el menor trauma por ello. Hablar un idioma diferente en poco tiempo, ejecutar música sin haberla estudiado, “recibir” conocimientos intuitivamente y hasta aprender a curar a otros será posible con la guía de este ser exquisito.

 6-LELAHEL

 Quien desee obtener la gracia de Dios y del mundo de los ángeles debe poner atención en las cualidades de Lelahel. Su iluminación ampara a las personas de las malas acciones ajenas y trae fortuna y amor. Como un espíritu protector, el sexto serafín auspicia la cordialidad, la abundancia, las buenas relaciones y las paces. Para reconciliarse, avanzar en la vida como si no existiera la palabra “imposible” y atraer riquezas materiales, es propicio meditar en las bondades de este ángel. La mente pura y el corazón abierto son los mejores canales de recepción.

7-ACHAIAH

Se convoca a este ángel para desarrollar la paciencia Si usted solicita la ayuda de este serafín, logrará captar a través de la intuición grandes pero sencillas verdades que esconden los secretos de la vida, la naturaleza y el cosmos.

 8-CAHETHEL

Quienes viven en el campo o aún en la ciudad pero de una manera muy natural, podrán disfrutar más de las virtudes que este ángel representa, ya que los frutos de la naturaleza se brindan generosos por su acción. Si usted desea acercarse a la energía de Cahethel -a modo de ofrenda- propóngase dejar de fumar, salir a caminar diariamente o cualquier meta que mejore sus hábitos. A cambio obtendrá siempre todo lo que necesite para su supervivencia, en todos los niveles, sin esforzarse.

9-HAZIEL

Para superar una experiencia dolorosa o para alcanzar la liberación espiritual, es adecuado recibir los dones del querubín Haziel. Su amorosa gracia logra que se cumplan las promesas realizadas, así como la benevolencia de los hombres a la hora de juzgar a sus semejantes. Los trabajos se hacen más llevaderos y se puede aprender mucho en el plano del conocimiento interior, cuando se recurre a la amigable guía de este ser. Inocencia y verdad son las actitudes que usted deberá irradiar para atraerlo

10-ALADIAH

Este ángel se manifiesta contra enfermedades y maldades ; sus dones son la energía que tiene el poder de restablecer lo bueno y dedicarse a la persona amada. Como una gota de lluvia que cae sobre una hoja sedienta, ALADIAH nutre y refresca a quienes están agobiados por pesadumbres del cuerpo o del alma. Recuperar la armonía no es arduo cuando se establece un nexo de confianza con sus poderes. Mantener la mente en blanco es un buen recurso para conectarse con Aladiah.

11-LAUVIAH

Su fuerza radica en conceder una protección especial a las personas que las mantiene libres de fraudes y estafas materiales o morales. Con la influencia del “abogado de los ángeles” (Lauviah), se obtienen victorias sobre lo terreno y lo espiritual. Puede canalizarse su energía a través de la lectura de tratados de filosofía y confiando en la importancia de las propias experiencias. La madurez de los sentimientos y el logro de soluciones que conforman a todos, serán otros réditos extras.

12-HAHAIAH .

Se manifiesta transmitiendo conocimiento por medio de las lecturas apropiadas. Con su ayuda, la entera secuencia de descubrimiento del material, el procesamiento del contenido y la aplicación del aprendizaje se producirá con rapidez y facilidad asombrosas. La conexión con Hahahiah puede también tener lugar a través de visiones místicas y de sueños proféticos. En otro orden, su favor puede solicitarse para que ayude a crecer a los niños abandonados en un clima fraternal.

 13-YESALEL.

Si un don se le puede pedir a Yesalel es el de la comprensión. Este querubín ayuda a entender todas las situaciones y a poner fin a los extremismos con la medida justa. Los fanatismos religiosos, la rigidez de los prejuicios y la ambigüedad moral se disuelven por la revelación de verdades que Yesalel trasunta en el momento justo. La calidez y la serenidad son dos de sus herramientas favoritas para hacer llegar su mensaje. Proteje la vida familiar y la fidelidad.

 14-MEBAEL

Revela la verdad a quienes están dispuestos a conocerla, hecho que, a su vez, propicia que cada día más personas estén deseosas de alcanzar el conocimiento que aleja de sufrimiento y decepción. Quienes necesiten comprender las leyes del Karma (principio de acción y reacción que rige la vida humana), desarrollar sus pensamientos, alcanzar un estado de conciencia más alto o simplemente operar con alquimia deberían pedir su asistencia. Sin embargo, las personas muy egocéntricas tendrán dificultades para acceder a estos dones.

15-ARIEL

Con sus dones, se puede vencer el escepticismo. Su influencia aleja el oscurantismo tras el cual se esconden los falsos sentimientos religiosos. Como consecuencia de la comunicación con Hariel, se alcanza un etado de santidad que realza la dignidad de una persona sin convertirla en un fanático. Bajo este estado de beatitud, es posible mejorar la propia vida y, lo que es mejor aún, la de los demás, expandiendo los beneficios de ser parte de la conciencia colectiva.

16-HeKAMIAH.

La capacidad de ocupar el lugar de mando con nobleza y prestigio es la bendición que confiere Hekamiah. Las personas que transmiten de manera natural dignidad real sin esbozar altanería, fueron tocadas por la varita de este querubín.. Quienes deseen obtener sus dones deberán sentir respeto por los necesitados y, a cambio, recibirán coraje para combatir las peores plagas sociales y un amplio sentido del deber. Su recompensa será alcanzar un puesto de honor en la Tierra, con su equivalente en el plano celestial.

Celebración : 21 enero/4 de abril/16 junio/28 agosto/8 noviembre.

17-LAUVIAH.

Este ser irradia la luz del espíritu, transformando toda tristeza en gozo. Con sus armas celestiales mantiene en guardia a la desesperanza. Quienes soliciten su guía obtendrán la capacidad de hacer sentir bien a los demás, brindando siempre consejos sabios, ayudas amables y gestos humildes. A cambio recibirán el don de obtener todo lo que deseen sin realizar esfuerzo. Lauviah reúne a los amigos que quieren hacer una obra de bien común.

 18-CALIEL.

Este ángel ofrece a la persona la cualidad de ser precisa en los detalles, efectiva en los resultados y selectiva a la hora de elegir lo que es bueno para su evolución. Como resultado de una serie de procesos, quien pida la guía de Caliel desarrolla voluntad y genialidad artística. Las respuestas amables, el servicio desinteresado y la dulzura favorecen la obtención de los infinitos dones que el segundo trono Caliel libera sin ofrecer ninguna resistencia.

 19-LEUVIAH

La curiosidad característica de los niños es la más evidente muestra de inocencia que Leuviah regala a sus protegidos. Rasgos juveniles, actitudes generosas y una natural disposición a ver la vida como un juego son otras marcas que este trono imprime. Personas simples, modestas, pero nobles y, por sobre todo, muy queridas, son algunas de las cosas lindas que se pueden decir de la gente que obtiene los dones de Leuviah. Se puede atraer a Leuviah ofreciéndole las mismas cosas que le gustan a los niños.

20-PAHALIAH.

Quien elija la guía de este trono dominará la prédica religiosa. Desarrollará optimismo y necesidad de vivir en armonía con su familia y con todos en general. Acertar la edad de esta persona será tarea difícil, ya que aparenta muchos años menos. Con el dinero se las arreglará para que parezca que gasta mucho aun cuando no tenga un centavo. Por los dones de Pahaliah, se comprenden grandes misterios espirituales y se consigue dominar el mundo sutil, viviendo así en equilibrio.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Tu Ángel Guardían te habla

Aquí os traigo un hermoso escrito que os puede servir de meditación en estos seres que sin duda están al lado nuestro en todas las tribulaciones, solo que debido a nuestro libre albedrío, están limitados en cuanto a la ayuda que puedan ofrecer, por ello hay que pedirla, con el consentimiento y la autoridad de Dios.

TU ÁNGEL GUARDÍAN TE HABLA:

Muchos de ustedes han acudido a los reinos celestiales pidiendo ayuda, asistencia y milagros. Nunca antes las Huestes Celestiales y los Ángeles escucharon tal clamor. Nunca antes hemos enviado millones de ángeles para que se presenten y envuelvan la Tierra. En el Mundo Angelical nos revestimos de muchas formas, colores y energías. A veces aparecemos como una sola gota de lluvia sobre su rostro. A veces nos presentamos como la brisa que roza su mejilla. A veces se nos puede ver en las nubes como una brillante luminosidad. A veces somos un único y diminuto punto de luz y otras veces somos lo suficientemente grandes como para abarcar toda la tierra.

Variamos en tamaño, color y luz. Variamos en tareas y en posición y en comprensión de los humanos. No somos los que han caído desde la muerte en su planeta. Somos un tipo de ser totalmente distinto, uno que escucha cada seña y llamado. El Padre Celestial los envió para que estuvieran a cargo de nosotros. Finalmente, luego de tanto tiempo, se nos libera para que cumplamos con nuestro trabajo, para amarlos y protegerlos. Cada uno de ustedes tiene una multitud de nosotros alrededor. Revoloteamos como mariposas en el rosedal de un palacio.

Al nacer, se les dio un ángel guardián. Nosotros venimos para permitirles experimentar la gracia, la gloria de la paz en medio de toda la agitación. Somos los que traemos una sonrisa a su rostro en medio de un día frenético cuando por un momento se acuerdan de nosotros y por un momento experimentan paz. Somos tan reales como ustedes. Simplemente estamos en una frecuencia de luz diferente. Lloramos por ustedes, reímos con ustedes, hablamos de ustedes, pensamos en ustedes, porque estamos enamorados de ustedes.

Estamos enamorados de sus alegrías y nos entristecen sus heridas. Porque cada parte de ustedes resuena con una parte de nosotros, pero necesitamos toda su atención mientras pasan por estas próximas secuencias de tiempo. Envíennos a los campos de batalla. Envíennos a quienes duermen con miedo. Envíennos a quienes sufren. Se nos debe enviar a toda la humanidad. Desafortunadamente, ustedes sólo nos llaman en momentos de desesperación, pero siempre estamos aquí.

Permítannos venir a su mundo, hacer sus mandados de luz, hacer sus diligencias de esperanza, hacer sus mandados de sanación. Es nuestro trabajo pues servimos al creador por ustedes. No sigan llenando su alma con cargas pesadas; permítannos, con su pedido, alivianar su carga literalmente. Envíennos a quienes los preocupan. Envíennos a quienes sólo piensan en sí mismos y en nadie más. Envíennos a su día antes de aventurarse afuera. Los milagros están contenidos en nuestros corazones y son liberados de nuestros corazones hacia sus manos. Recíbanlos mediante su convicción. Recíbanlos mediante su fe.

Somos enviados a la humanidad por el Padre Celestial mismo. Al principio mirábamos a los humanos con desdén, pensábamos cómo era posible que un ser tan inferior, una especie inferior, supiera cómo delegarnos filamentos de luz celestial delineados tan delicadamente. Al haberlos observado calladamente a través del tiempo, sabemos que ustedes tienen un gran corazón en su interior y una gran posibilidad para el futuro. Este conocimiento nos alegra. Este conocimiento nos ayuda a involucrarnos en sus asuntos cotidianos.

Porque como he dicho, somos diminutos y somos inmensos, más allá de su conocimiento. Ustedes conocen a muchos de nuestros comandantes, tales como Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael, pero ellos no son más que unos pocos de trillones de trillones de nosotros que esperan su reconocimiento. Porque ése es nuestro trabajo y el Padre nos impele a hacerlo. No podemos ser llamados a la acción a menos que sean ustedes quienes nos llamen. Nos sentamos a la vera de la luz, esperando su llamado como una jovencita enamoradísima la noche de una cita.

La verdad es que nos hemos enamorado de ustedes. Finalmente les hemos abierto nuestro corazón y todo resentimiento del pasado se ha disuelto. Ahora comprendemos los deseos y las ansias del Creador. Ahora comprendemos el destino de la humanidad. Porque al principio –su principio– no lo comprendíamos. Así que déjennos amarlos y dense permiso para amarnos. Trabajaremos como un equipo para ayudarlos a disolver todo el dolor de la Tierra. Dejen que los ayudemos a sanar. Permitan que los ayudemos a traer más amor a sus matrimonios, a sus familias, a su vida. Somos mucho más de lo que comprenden. Los amamos. En verdad es así. Les pedimos disculpas de corazón por cualquier tristeza que les hayamos causado en el comienzo de los tiempos.

Comprendan que esta batalla que libran en la Tierra ha caído desde el cielo para ser representada en la Tierra. Permitan que vengan los ángeles de la luz. Ya es hora de que reinstalen lo que se les indicó divinamente que hicieran al principio. Invoquen a los ángeles y estaremos aquí con una palabra, un pensamiento y un aliento.

Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan
Transcrito por: Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración protectora al Santo Ángel de la Guarda para descanso nocturno

Oh Santo Ángel de la Guarda, tu que eres mi paladín, tu que me cuidas todo el día, ahora que las luces se apagaron y que el silencio se abre camino en la noche, vengo a pedirte que durante mi sueño me defiendas más si cabe que durante el día. Me protejas de las asechanzas del maligno y los espíritus desencarnados; me protejas de malos sueños. Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Los ángeles nuestros compañeros de camino

Como todos sabemos hay una serie de compañeros que nos acompañan desde pequeños, son los que llamamos ángeles, entidades puras o energía sutiles.  Como ya dijimos en otro artículo de TRAS CRISTO Y FRANCISCO DE ASÍS, en teología hay una rama que estudia a los ángeles que  se conoce como “Angeología”. Aunque hay otras religiones que realizan estudios sobre los mismos, por ejemplo el estudio de los ángeles hace ya siglos que se hace desde el tiempo de los babilonios y no proviene como se cree del judaísmo o del cristianismo.

La creación de los ángeles fue hecha por Dios son seres inmortales pero no eternos, ya que la eternidad es un atributo que solo pertenece a Dios. Es importante saber que los ángeles son superiores a los seres humanos ya que fueron dotados de una gran inteligencia y Dios los doto con voluntad propia y libre albedrío, al cual renunciaron (unos para bien, los buenos) y otros siguieron su propia voluntad (los malos), pero lo importante es que la inmensa mayoría entregaron su voluntad al Creador.

dee20dfa7704b7bf79c6826484d7a831

Los ángeles son también mensajeros divinos, cuya misión en la tierra es la de servir a la humanidad y de guiarla por el buen camino. Tienen diferentes funciones entre las cuales y la más importante o primordial es adorar a Dios y llevar a cabo sus mandatos en la tierra y en el universo. En palabras más concretas un ángel es una fuerza cósmica emitida por el Creador del Universo en el momento de la creación; es una cantidad de energía específica (un espíritu, algunos teólogos de hoy día identifican al espíritu con una energía), con una gran inteligencia y conciencia de sí mismo el cual tiene características tales como: perfección, lógica, justicia, control, compasión y amor.

Aunque ya hemos hablado de lo que es la jerarquía (Dionisio Areopagita) angélica en otros artículos del site, vamos a recordarlos un poco. De todas formas en el apartado “ANGEOLOGIA” de mi sitio podéis buscar otros artículos relacionados con el tema.

La jerarquía celestial se compone de tres órdenes y se divide de la siguiente manera:
Primera Orden:

1.-Serafines
2.-Querubines
3.- Tronos

Esta primera orden con sus tres coros son los que controlan el orden del universo y la manifestación de la voluntad divina.
Segunda Orden:

1.-Dominaciones
2.-Virtudes
3.- Poderes
Estos representan el poder de Dios y están a cargo de gobernar los planetas, especialmente la tierra. Pero también tienen como función llevar a cabo los mandatos de la primera orden y dirigir la tercera orden de ángeles.
Tercera Orden:
1.-Principados
2.-Arcángeles
3.-Ángeles

Estos son los que protegen y guían a la humanidad y también elevan nuestras plegarias al Creador. Ya en este punto podremos conocer más concretamente cada uno de ellos, comenzamos con los Serafines y conoceremos un poco de cada uno de los que componen la jerarquía celestial:

1.Serafines son el más elevado de los coros angelicales, son descritos como seres brillantes e incorruptibles. Se conocen como los ángeles del amor y son los que rodean el trono de Dios.
2. Querubines fueron los que Dios puso en la entrada del Edén con una espada llameante, los Querubines son aquellos que rezan e interceden.
3. Tronos son los que están al frente del trono de Dios, su misión es la de inspirar Fé en el poder del Creador, se conocen como los encargados de llevar a cabo la justicia divina.
4. Dominaciones se conocen como los que adjudican sus labores o misiones a ángeles menores, la majestad de Dios es revelada a través de ellos, parte de su misión es mantener el orden en el cosmos.
5. Virtudes son los que confieren el don de la virtud a los seres humanos especialmente gracia y valor. Estos son los que están a cargo del movimiento de los planetas, controlan las leyes cósmicas.
6. Poderes son los guardianes o protectores del orden en el cielo y evitan que los ángeles del mal destruyan el mundo. Es importante mencionar que este coro tiene el permiso divino de castigar y perdonar. También tienen el poder de ayudar a los seres humanos a resistir las tentaciones del mal.
7. Principados tienen a cargo la protección de reyes, gobernantes, jueces de la tierra para que su iluminación les ayude a tomar decisiones justas. También protegen organizaciones grandes, naciones, iglesias y tienen símbolos específicos los cuales son el cetro, la cruz y la espada.
8. Arcángeles son los que diariamente batallan contra Satanás, ya que tienen a su cargo el interceder por los pecados de los seres humanos o debilidades de estos.
9. Ángeles son los que actúan como intermediarios entre Dios y los seres humanos. En este grupo es que se encuentran los ángeles guardianes. Este coro es el que más cerca está de los seres humanos constantemente para ayudarles.

tumblr_nnnfunurjw1s4fz4bo1_500

De todas formas esta clasificación puede ser más teórica que practica, por tanto tampoco conviene fijarnos en estos aspectos, pero si tener en cuenta que hay un cúmulo de seres que están alrededor nuestro, que comparten en muchos casos nuestra vida y ni siquiera nos percatamos de ello. Espero haber despertado al menos la curiosidad, para que el visitante del site, se lance a su propia búsqueda e investigación.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Angeología ¿que es y que estudia?

Se habla mucho en varios ambientes de angeología, e incluso se la está mezclando con otras creencias que nada o poco tienen que ver, se mezclan con astrología, new age, oráculos, etc., pero aquí en TRAS CRISTO Y FRANCISCO DE ASÍS vamos a tratarlo de una manera un poco más seria, veamos pues y empecemos por aclarar un poco, ¿Qué es realmente la angeología?, la podemos definir como la parte de la teología de la Iglesia Católica que se encarga del estudio de los Ángeles. La palabra “ángel” en Inglés es una fusión de Engel la palabra Inglés Antiguo (con un duro g) y la Angele francés antiguo. Ambos derivan del latín angelus, y desde allí al ἄγγελος griego koiné – angelos (“mensajero”) utilizados en la Septuaginta para traducir la Mal’akh hebreo מלאך (YAHWEH) “mensajero (del Señor)”. a22

Más que nada era un mensajero (como acabo de indicar alguna línea más arriba) y debido a su rapidez en la entrega del mensaje y por ser espíritus, en la iconografía se les ha representado comúnmente con “alas” o “niños cabezones con alas”, el caso es que esto es una mera representación, pues aunque hay algunos estudios medio serios sobre todo de la época medieval, no podemos asegurar realmente como son, solo podemos conocer su función, que aparece en muchos escritos y lugares de la Biblia.

La Biblia usa los términos מלאך אלהים (Mal’akh Dios, mensajero de Dios), מלאך יהוה (Mal’akh Adonai, mensajero del Señor), בני אלוהים (B’nai Elohim; hijos de Dios) y הקדושים (ha-qodeshim ; los santos) para referirse a los seres tradicionalmente como los ángeles. Daniel es la figura bíblica primero en referirse a los ángeles por su nombre.

Un ángel es un ser inmaterial presente en las creencias de muchas religiones cuyos deberes son asistir y servir a Dios. Según las tres principales religiones monoteístas, los ángeles actúan típicamente como mensajeros. Más específicamente, en el cristianismo, el término ángel hace referencia a la categoría más inferior de las nueve en que tradicionalmente se dividen los seres angélicos. La rama de la teología que se ocupa de los ángeles se denomina angelología.

Desde el punto de vista religioso, los ángeles son normalmente considerados como criaturas de gran pureza destinadas en muchos casos a la protección de los seres humanos. En este sentido, en el cristianismo, se habla del ángel de la guarda o custodio, que sería aquel que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla. Por contraposición, también existe la figura del ángel caído, aquel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra Dios. El más conocido de ellos, en la tradición cristiana, es Lucifer.

23hq71t

Aunque los israelitas eran un pueblo monoteísta, vivían rodeados de otros pueblos de tradición politeísta cuyas creencias sin duda ejercieron un fuerte influjo sobre los judíos. Resultó entonces muy útil convertir a cualquier ser “divino” en un servidor del único dios que adoraban, formando así una “corte celestial”, similar a la de los reyes de esa época. Posiblemente por influencia mesopotámica (los israelitas fueron llevados cautivos a Babilonia desde el año 597 a. C. hasta el 538 a. C.), se empezó a representar a estos ángeles con alas. El influjo de la religión mazdeísta, basada en los principios del mal y el bien como explicación de todas las cosas, también contribuyó sin duda a configurar los ángeles como parte “del bien”, mientras que las potencias malignas encajaron de modo natural como “ángeles malos” (o ángeles caídos) y por tanto servidores del mal.

Desde muy pronto, a los ángeles se les atribuyó el papel de intermediarios entre la divinidad y los seres humanos, posiblemente porque su aspecto de “hombres con alas” parecía apropiado para moverse tanto en el ámbito divino como en el humano. Así, ya para los persas un ángel fue el encargado de revelar “la verdad” a Zoroastro. Este modelo se va a repetir una y otra vez en el judaísmo (por ejemplo el ángel Gabriel con Abraham), el cristianismo (ángel Gabriel con la Virgen María) y el islam (ángel Gabriel con Mahoma).

A lo largo de los siglos, los ángeles judíos van evolucionando, en un principio se los menciona como seres tan parecidos a varones humanos que podían ser confundidos con ellos, para ir luego paulatinamente tornándose más espirituales y cumpliendo funciones más especializadas (ángeles que solo sirven a la divinidad, ángeles mensajeros, ángeles que castigan, etc).

Los ángeles en la tradición cristiana parten de lo que se ha dicho sobre ellos en la religión judía; por tanto, son seres creados por Dios para su servicio, que actúan como enviados o mensajeros para los hombres de la tierra. La postura oficial de la Iglesia católica se fija en los concilios de Roma del año 745 y de Aquisgrán del 789, los cuales rechazaron el uso de nombres de ángeles, salvo aquellos citados en la Biblia: Miguel, Gabriel y Rafael. La Iglesia ortodoxa griega y la Iglesia ortodoxa copta reverencian, no obstante, también a Uriel.

De acuerdo a los teólogos cristianos de la Edad Media, los ángeles están organizados en varios órdenes, o coros, angélicos. La clasificación más influyente fue creada por un autor desconocido cuyas obras nos han llegado atribuidas a Dionisio Areopagita, por lo que es conocido como Pseudo-Dionisio Areopagita, y expuso su doctrina angelológica en su libro La Jerarquía Celeste. Según esta obra, los nueve coros angélicos, agrupados en tres grupos, son serafines, querubines y tronos (primer grupo); dominaciones, virtudes y potestades (segundo grupo) y principados, arcángeles y ángeles (tercer grupo).

4ucv0z

Los serafines están en la cima de la jerarquía y rodean el trono de Dios; son de color rojo y su atributo es el fuego. Los querubines simbolizan la sabiduría divina y son de color azul y oro. Los tronos representan la justicia divina y llevan toga y bastón de mando. El segundo grupo es responsable de los elementos naturales y de los cuerpos celestes. Las dominaciones llevan corona y cetro. Las potestades ordenan las operaciones que los espíritus superiores ejecutan en los inferiores; también llevan corona y cetro. Las virtudes se refieren a la Pasión de Cristo y llevan a veces flores o símbolos de María. El tercer grupo establece la relación con la humanidad. Los principados protegen a las naciones, los arcángeles son mensajeros de Dios y los de mayor autoridad, y los ángeles protegen a los seres humanos.

Esperando que este breve pero conciso artículo os haya servido para esclarecer las dudas a este respecto.

Fuentes consultadas: Varias fuentes, incluido el Catecismo de la Iglesia Católica.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Proclamaciones Angélicas (I)

¿QUE ES PROCLAMAR?

Es un acto solemne cuyo fin es anunciar y aclamar a los cuatro vientos aquello que queremos hacer público. Debe hacerse de viva voz. La proclama angélica es el arte que permite a los seres humanos tomar contacto con los ángeles sin esperar a que ellos se manifiesten de forma espontánea, y se fundamenta en la ejecución de un ritual que comienza con la proclama.

Proclamando afirmamos en sentido positivo y esperanzador, aquello que demandamos y que deseamos ver manifestado en nuestra realidad. Es a su vez la afirmación de nuestra fe en la invocación angélica, es decir en que como intermediarios entre Dios y los hombres, creemos en “esa realidad” que no podemos “tocar” y que esta afirmada plenamente en las Sagradas Escrituras.

Se trata de una invocación que empieza a cumplirse en el mismo momento en que la hacemos pública. Existen distintas proclamas para cada caso. Dicho de otra manera son distintas formas de “rezarle” a un ángel y de pedir su mediación entre nosotros y Dios.

TIPOS DE PROCLAMAS
angel-neon
PROCLAMA DE LA PAZ Y LA ARMONIA

En el nombre de mi Ángel protector y de Dios mi salvador, yo proclamo; me siento en la bondad, en la alegría y en la plenitud sin esfuerzo. La paz y la armonía gobiernan ahora mi vida y cualquier situación o lugar en que me encuentre. Conjuro al poder celestial y a los ángeles para que me mantengan en la luz y en un estado constante de vibraciones positivas, por Jesucristo nuestro Señor,  Amén

PROCLAMA PARA PEDIR BUENA SUERTE

En el nombre de mi Ángel protector y de Dios mi salvador, yo proclamo; la buena suerte me cae siempre del Cielo. Tengo éxito en todo lo que hago y las circunstancias siempre están a mi favor. Estoy creando nuevas y brillantes expectativas para mi ser y para mi personalidad. Conjuro al poder celestial y a los ángeles para que me mantengan protegido por la magia y el poder el Universo, por Jesucristo nuestro Señor, Amén.

PROCLAMA PARA LA SALUD Y LA VITALIDAD

En el nombre de mi Ángel protector y de Dios mi salvador, yo proclamo; la salud y la vitalidad fluyen en mí como un poderoso manantial de agua de vida curativa para penetrar en mi cuerpo y en la atmósfera de cualquier estancia en la que me encuentre. La fuerza de la vitalidad viene hacia mí y me hace sentir fuerte y vigoroso. Conjuro al poder celestial y a los ángeles para que nos mantengan sanos de cuerpo, alegres de espíritu y llenos de vida para siempre, por Jesucristo nuestro Señor, Amén.

Aquí os dejo la primera entrega de las proclamas, en breve días publicaremos otras, si veo que os interesan. Un abrazo en los corazones de Jesús y María, a la postre que de Nuestro Padre San Francísco.

Fuentes Consultadas: Diversas.
Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies para mejorar tu experiencia de navegación, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar