Daily Archive 17 noviembre, 2016

Breve visión de los exorcismos en la época de Jesús

En la antigua tradición judía (a la que también pertenecía Jesús) era normal asignar a una persona enferma el título de “pecado”. Es decir que  para el pueblo judío todo aquel que tenía una enfermedad, era porque había pecado él mismo contra Dios o sus Padres. Sin embargo esto en los evangelios Jesús lo rechaza, diciendo que Dios no envía ninguna enfermedad, sino que más bien son el fruto del libre albedrio humano y de la propia finitud humana (incluyendo el ambiente en donde se desarrolla la vida humana); tras lo cual obraba el milagro.

Hoy en día para muchos teólogos un “exorcismo” poco más que es cosa del pasado, muchos dicen que eran enfermos mentales o simplemente que son alegorías. El caso es negarlas sea como sea. Es verdad que de un tiempo a esta parte la teología ha presentado un “Jesús” mas humano y un “Cristo” menos milagrero.

flacara

En esto también hay controversia entre los teólogos actuales, cuando hablan de Jesús, se refieren al Jesús histórico al que andaba por Galilea y otros alrededores, pero parece que se intenta desproveerlo de todo aquello que sea “fuera de lo normal”, y así se le da cualquier explicación a los exorcismos, milagros, etc.  Luego están los que hablan de “Cristo” para referirse al “Jesús de después de la resurrección”, o lo que es lo mismo un Cristo divinizado, casi desprovisto de lo humano y que ha entrado más en el mito, o si acaso provisto de su versión humana, pero encumbrado.

No voy aquí en este breve artículo en entrar en disquisiciones, pero si Jesucristo es el intermediario entre nosotros y el Padre, como lo asegura el Concilio Vaticano II, en sus documentos, se le supone (como se especificaba en las cartillas de los militares, se le supone valor) que algo de divinidad tendrá, digo yo.  Aunque algunos lo quieren desproveer, para así volver a las herejías del siglo IV (arrianístas, antropomorfistas, etc…) y anteriores, lo cual es muy interesante, para volver a la Edad Media.

Aclarado lo cual os voy a reseñar queridos visitantes de TRAS CRISTO Y FCO DE ASÍS los textos evangélicos en donde se habla de exorcismos, es decir de la actuación directa de Jesús y los distintos tipos de exorcismo que hay.

Hay exorcismos que han fracasado o que requieren de un poder mayor (ya sabemos que solo debe realizarlos un sacerdote, autorizado previamente por la Iglesia) o ayudados de oraciones y ayuno. Para ello traemos a colación los siguientes pasajes:

Marcos 9:17-29 Los apóstoles aún con la autoridad impartida sobre ellos no pudieron expulsar un demonio fuera de un poseído, Jesús tuvo que hacer el exorcismo personalmente y luego le explicó a los apóstoles que algunos malos espíritus solo se pueden arrojar fuera a través de oración y ayuno.

Actos 19:13 –17 Algunos Judíos y los siete hijos de Sceva trataron de hacer exorcismos en el nombre de Jesús quien era predicado por Pablo el apóstol, pero para su desencanto, el hombre poseído se lanzó sobre ellos dándoles tal paliza que salieron corriendo desnudos y sangrando.

Primero que todo vemos que exorcizar es un trabajo aun difícil para los mismos apóstoles autorizados por Jesús personalmente. En cuanto a aquellos que no son creyentes, tratar de darle órdenes a un espíritu maligno es un riesgo muy grande que puede causar que el espíritu tome posesión de ellos o de los que estén allí presentes.

Tenemos dos tipos de exorcismo (volvemos a recordarlo):

Solemne. Se dice que un exorcismo es solemne cuando es hecho oficialmente bajo la autorización de la Iglesia Católica a una persona poseída por malos espíritus. Un riguroso examen psicológico debe hacérsele a la víctima, para establecer si en realidad existe un caso de posesión, si es solo influencia demoníaca o si es un fraude.

La víctima debe mostrar signos típicos que acompañan a los poseídos, entre ellos conocimiento de otras lenguas, predicción del futuro, blasfemia y aborrecimiento de las cosas santas tales como el agua, la sal o el aceite benditos, fuerza sobrenatural, levitación etc.

Solamente un sacerdote autorizado lo puede hacer siguiendo el rito oficial expedido por la Iglesia. El demonio o demonios presentes en el poseído recibe órdenes del exorcista de salir y no volver más en el nombre de Jesucristo y de la Iglesia en general la cual recibió de Cristo la promesa de que las puertas del Infierno no prevalecerían contra ella (Mateo 16:18).

Privado. Los fieles de la Iglesia pueden hacer oraciones de liberación, en las cuales se solicita la intervención divina para arrojar la influencia demoníaca de cualquier persona, sitio u objeto. Debido al extremo peligro que se puede presentar debido a la falta de conocimiento sobre el enemigo, es necesario conocer más a fondo todo lo concerniente al demonio y sus ángeles, por esta razón la Iglesia no permite hacer exorcismos sino por un sacerdote debidamente calificado y autorizado por un Obispo.

1 Pedro 5:8-9 San Pedro la cabeza de la Iglesia nos exhorta a tener disciplina y mantenernos alerta, puesto que como un león rugiente nuestro adversario el demonio ronda en busca alguien a quien devorar. Nos dice que tenemos que resistirle permaneciendo firmes en la fe.

 

Fuente: Evangelios y Catecismo de la Iglesia Católica.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración de San Juan de la Cruz

Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!;
pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
rompe la tela de este dulce encuentro.

¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado!,
que a vida eterna sabe
y toda deuda paga;
matando, muerte en vida la has trocado.

¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores,
calor y luz dan junto a su Querido!

¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras,
y en tu aspirar sabroso de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!. Amén.

Autor: San Juan de la Cruz

Transcrito: Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Novena a los Arcángeles

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

ACTO DE OFRECIMIENTO DIARIO
Santos Ángeles del Señor oíd mis súplicas a partir de este día en que ofrezco mis pensamiento, palabras y acciones para bendición y gloria de Dios. Acercad a Dios Nuestro Señor este ofrecimiento que con alma, vida y emoción hago en este día para su adoración.

ORACION INTRODUCTORIA PARA TODOS LOS DIAS
Ángel de la paz, Ángel de la Guarda a quien soy encomendado, mi defensor, mi madre, mi vigilante centinela, gracias te doy, que me libraste de muchos daños y peligros del cuerpo y del alma. Gracias te hago que, estando durmiendo, tú me velaste y despierto me encaminaste; al oído con santas inspiraciones me avisaste; yo encenegado en los vicios mundanos, no me valía de tus consejos, y como desgraciado no me curaba. Perdóname, amigo mío, mensajero del cielo, consejero y protector, y fiel guarda mía; muro fuerte de mi alma, defensor y compañero celestial, en mis desobediencias, vilezas, desvergüenzas y mis muchas descortesías que hoy cometí en tu presencia, tú siempre me ayudaste y guardaste: ayúdame y guárdame siempre de noche y de día. Amén.

Día Primero
Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel
defiéndenos en la lucha,
sé nuestro amparo
contra la perversidad
y asechanzas del demonio.
Que Dios humille su soberbia
y tú Príncipe de la Milicia Celestial
arroja al infierno a Satanás y demás
espíritus inmundos que vagan
por el mundo para perdición
de las almas. Amén.

Día Segundo
Oración a San Gabriel Arcángel

¡Oh! Dios, que entre todos los
ángeles elegiste al Arcángel Gabriel
para anunciar el misterio de tu
Encarnación; concédenos benignamente
que los que celebramos su festividad en
la tierra, experimentemos su patrocinio
en el cielo. Amén.

Día Tercero
Oración a San Rafael Arcángel

Glorioso Arcángel San Rafael
medicina de Dios,
que guiaste a Tobías
en su viaje para cobrar
la deuda de Gabelo
le preparaste un feliz matrimonio
y devolviste
la vista a su anciano padre,
guíanos en el
camino de la salvación,
ayúdanos en las necesidades
haz felices nuestros hogares
y danos la visión de
Dios en el Cielo. Amén.

Día Cuarto
Oración a San Uriel Arcángel

Oh. Dios que con inefable providencia
te dignas enviar a tus santos ángeles
para nuestra guarda, accede a nuestros ruegos
y haz que seamos siempre defendidos
por su protección
Señor, que nos confías a tus Ángeles
para que nos guarden en todos nuestros caminos,
concede propicio que por intercesión de tu glorioso
Arcángel San Uriel nos veamos libres
de los peligros presentes
y asegurados contra toda adversidad.
Glorioso Arcángel San Uriel,
poderoso en fortaleza
imploro tu continua custodia
para alcanzar la victoria
sobre todo mal espiritual o temporal.
Protector mío
concédeme la gracia que te solicito
(se pide la gracia deseada)
si es conveniente para el bien de mi alma,
acompáñame y
guía todos mis pasos hasta alcanzar
la vida eterna. Amén.

Día Quinto
Oración al Arcángel Chamuel

Arcángel Chamuel te amo y te bendigo
pues por tu incansable trabajo de
derramar amor, comprensión y unión
a los hijos de Dios, cubres con tu luz
las faltas que en el mundo se suceden.
Ruega a Dios Nuestro Señor
por el bien de mi alma y mis seres queridos
sé nuestra protección ante los peligros
y tentaciones haciéndonos comprender
la verdad y la belleza que es propia
de Nuestro Señor. Amén.

Día Sexto
Oración al Arcángel Jofiel

¡Oh! Sabio, radiante, y esplendente,
Arcángel Jofiel, nuestras mentes
y corazones están ávidos de penetrar en
los laberintos insondables, misteriosos de
la sublime ciencia del conocimiento de la
divinidad, de la potestad, del espíritu del
Señor Dios que nos creó, que nos guia
y nos ama desde el principio hasta el fin.
Tú, Arcángel Jofiel, ilumina
nuestra senda con la luz de la eterna
sabiduría, líbranos de la amenaza de la duda
y la incomprensión, nutre nuestro espíritu con
la cuota indispensable de sabiduría que nos
conduzca seguros al edén prometido a los justos.
Amén.

Día Séptimo
Oración al Arcángel Zadkiel

¡Oh! Señor, acudimos confiados
a Tu Divina potestad para que en
merito a Tu infinita muestra de amor
de Padre y Protector dispongas que
el Arcángel Zadkiel proteja como,
ayer, hoy y siempre a la indefensa
humanidad, especialmente a los niños.
Que el espíritu maligno sea definitivamente
aniquilado y que el amor reine entre nosotros
así como Tu amor se nos manifiesta pleno e
inagotable. Amén.

Día Octavo
Oración al Ángel de la Guarda

Santo Ángel, mi guía celestial,
a quien tantas veces he entristecido
con mis pecados. No me abandones.
Te lo ruego.
En medio de los peligros,
no me retires tu apoyo.
No me pierdas de vista ni un solo instante,
sino que tus amables inspiraciones dirijan
y fortifiquen mi alma,
reanimen mi corazón desfallecido
y casi apagado,
porque está sin amor:
comunícale alguna chispa de las
llamas suaves y puras que te abrasan,
a fin de que cuando
llegue el término de esta vida
pueda en tu compañía y la
de todos los Ángeles obtener
la vida eterna y ver sin cesar
a Dios, amarlo, alabarlo y bendecirlo.
Amén.

Día Noveno
Oración a todos los Coros angélicos

Dulces ángeles del Señor,
que de su visión eterna
gozosos están vuestros ojos
les ruego participar en mi vida
como activa presencia en mi camino.
Denme una señal de vuestra compañía y
haced que yo aprenda el camino del amor,
la verdad y el perdón como buen hijo de Dios.
Aceptad mi ofrenda que es dada con el corazón,
Alcanzadle a Nuestro Padre Eterno mi pedido
(….mencionar el pedido…)
Gracias por acudir en este momento,
por asistirme en todo tiempo para cruzar
los caminos desconocidos por el que deba andar
y que de todo peligro para mi alma sabrán cuidar.
Amén.

ORACION CONCLUSIVA
PARA TODOS LOS DIAS
Ángel de la guarda, dulce compañía
sé mi amparo tanto de noche como de día.
Pues ante tanta confusión yo me perdería.
Tómame la mano y guía mis pasos en la vida.
Traspásame con tu luz y con tu sabiduría.
Corrígeme con tu dulzura y
alienta mi camino con fe, esperanza y amor.
Haz que donde yo vaya lleve siempre
una chispa del amor de Dios.
Angel de la Guarda, dulce compañía
no me desampares ni de noche ni de día
hasta que descanse en los brazos de
Jesús, José y María.

Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a San Rafael para pedir protección y sanación

Arcángel San Rafael, que dijiste: Bendecid a Dios todos los días y proclamad sus beneficios. Practicad el bien y no tropezaréis en el mal. Buena es la oración con ayuno, y hacer limosna mejor que atesorar oro, te suplico me acompañes en todos mis caminos y me alcances gracias para seguir tus consejos. Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración para pedir auxilio por medio del Árcangel Gabriel

Dios Señor nuestro, imploramos tu clemencia para que habiendo conocido tu Encarnación por el anuncio del arcángel San Gabriel, con el auxilio suyo consigamos también sus beneficios. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar