Daily Archive 5 octubre, 2016

Fragmentación cristiana

A pesar de las instrucciones y el deseo de Jesús de que sus seguidores fueran identificados esencialmente por el amor entre ellos (“cuando vean como se aman entonces la Iglesia ha sido testigo de grandes divisiones en el cuerpo de Jesús. Previendo esta situación causada por la debilidad humana, siempre vendida al pecado, Jesús le prometió a Pedro que aunque hubiera divisiones y problemas en la Iglesia, “los poderes del demonio no prevalecerían en ella” (Mt 16,19) . En este tiempo de Pascua en el que celebramos y actualizamos el misterio cristiano, veremos los orígenes y las causas de los grandes cismas en la Iglesia y la acción del Espíritu Santo en su continua acción por santificar a todos sus miembros y hacer de ellos un solo cuerpo, un solo rebaño el cual crece al cuidado de un solo pastor. La primera gran división en el cristianismo surgió cuando Arrio, en el siglo IV afirmaba que Jesús no era Dios, es decir de la misma sustancia que el Padre. Esto hacia entre otras cosas que María no fuera la madre de Dios sino simplemente la madre del hombre “Jesús”. El concilio de Nicea en el 325 confesó que Jesús era verdaderamente hijo de Dios y por lo tanto de la misma naturaleza que el Padre y que por ello María Santísima debía ser llamada y tenida como la verdadera madre de Dios según su naturaleza humana. Siendo Arrio un obispo muy conocido, hizo popular su doctrina y ésta llegó a dividir la Iglesia por mas de 7 siglos. Durante ese tiempo aquellos que sostenían las ideas equivocadas de Arrio, rechazaron la guía de la Iglesia y se separó de la comunión eclesial lo que mantuvo en gran conflicto a toda la Iglesia. Sin embargo, Dios que es fiel unió de nuevo a la Iglesia bajo un solo pastor y la Iglesia volvió a la unidad.

cruz-reflejos-azules-1

Una vez reunida de nuevo la familia cristiana, a finales del siglo X se desencadenó una nueva amenaza contra la unidad. De nuevo los planteamientos teológicos serán la causa de una nueva división en el cristianismo, división que aun permanece entre nosotros. La Iglesia oriental, asegura que el Espíritu Santo procede solo del Padre y no como lo afirma la Iglesia Occidental que «procede del Padre y del Hijo» (DS 527). Esto unido a la concepción sobre el primado y la función del Papa, dieron como resultado una gran división entre los cristianos, dividiéndose la Iglesia en dos grandes rebaños, que se conocerán como Iglesia Oriental, la cual sostendrá que el Espíritu solo procede del Padre y que tiene como cabeza al patriarca de Constantinopla. Por otro lado estará la Iglesia Latina que sostiene que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo y que tiene como pastor al Romano Pontífice, sucesor de san Pedro (Mt 16,18).

A pesar de que la división entre el Oriente y el Occidente permanece, en ella nunca ha habido rivalidad y violencia, aceptando los demás principios teológicos de unos y de otros los cuales mantienen la ortodoxia de la fe. Esto hizo que ambas se desarrollaran como, lo ha dicho el Papa Juan Pablo II en la histórica reunión con el Patriarca de Constantinopla, como hermanos. Ninguna de las dos ha buscado el partidismo ni confundiendo a la Iglesia con otras doctrinas extrañas al cristianismo. De hecho, hoy la relación es muy cercana y se buscan los caminos por los cuales se puedan allanar las diferencias, las cuales en principio están sostenidas por una traducción que no es clara en el griego, principalmente en lo que se refiere a la procedencia del Espíritu Santo. En cuanto a la autoridad del Papa, si bien la Iglesia oriental no acepta totalmente el primado del Romano Pontífice, mantiene por él un gran respeto y ordinariamente sigue sus orientaciones, teniéndolo como el hermano mayor. La siguiente gran división que mantiene aun dividida a la Iglesia es la iniciada por Martín Lutero en 1521, cuando buscando reformar la Iglesia, hace una serie de proposiciones que en su tiempo fueron rechazadas y que darán origen al rompimiento con la Iglesia Católica (que significa universal). A pesar de lo que se ha dicho, debe reconocerse que esta separación tuvo como origen y motor la inconformidad del gobierno de Alemania con el gobierno de Roma, el cual en ese tiempo se pude decir que regía al mundo incluso en el área política y civil. Utilizaron algunas de las posturas del movimiento protestante para quitarse de encima el yugo de Roma. El nombre de PROTESTANTISMO, se deriva de la “Dieta de Seller” emitida en 1529 en Alemania en la cual se hace referencia a una serie de protestas que nuca se llevaron a cabo. Como decíamos, el protestantismo tuvo como padre a Martín Lutero quien nació en Eisleben, Alemania en 1483, y en su juventud estudio Leyes. Estando cerca de la muerte a causa de una enfermedad, hace votos de entrar a la vida monástica. Es así que en Julio de 1505 entra al noviciado de los monjes agustinos y es ordenado sacerdote el 3 de abril de 1507 y recibe el doctorado en teología el 19 de octubre de 1512 con lo cual inicia su carrera como profesor de Sagrada Escritura en la universidad.

De 1513 a 1517 profundizó en el estudio principalmente de la Carta a los Gálatas, a los romanos y los Salmos, lo que lo llevó a entender que la salvación era una obra ya realizada por Cristo, y que no era por las obras por las que se accedía a ella sino por la fe. Esto contrastó fuertemente con la idea, muy acentuado en ese tiempo sobre las indulgencias, las cuales, en la mayoría de los casos, era mal entendida por el pueblo considerándose que la salvación y la gracia podrían ser compradas u obtenidas de una manera artificiosa. Estos dos elementos hicieron una fuerte crisis en el Teólogo, quien más adelante se pronunció abiertamente contra esta práctica de la Iglesia, sin considerar que el hecho de que muchos cristianos tuvieran esta idea errónea, no significaba que ésta fuera el pensamiento de la Iglesia. Esta proposición y divergencias fueron llevando poco a poco a un problema más de fondo que, como ya hemos mencionado, se centrará en la obediencia al Romano Pontífice. Por causa de sus pensamientos, en 1521, fue obligado a renunciar a su cátedra en la universidad. Entre 1520 y 1521 escribirá los tres grandes tratados que servirán de base para la gran división del cristianismo.

gifs-gifs-jesus-cristo-4

El primero de esos escritos (agosto 1520) se intituló “Au den christlichen Adel deutscher Nation von des christlichen stnades besserung” (A la nobleza cristiana de la nación alemana sobre la reforma de los cristianos). En ella invita a todos el pueblo alemán, principalmente a los que están en el poder, para unirse en una reforma cristiana. Es una obra que destila el gran odio que llegó a sentir por Roma. Invita en ella derribar los muros en los que se ha encerrado la Iglesia para tener así una iglesia «liberada».Es una invitación a la libre interpretación de la Sagrada Escritura sin más discernimiento que el que cada uno pueda tener. Es en este escrito en donde propone los 27 puntos esenciales en los que es necesario reformar la Iglesia. Fueron enviados dos legados papales con el fin de que se retractara el monje agustino, pero sin ningún resultado. Solo para darnos idea del impacto que tuvo este escrito bástenos decir que el tiraje original de 4000 ejemplares, elevadísimo para la época, se agotó en una semana. Sus dos siguientes escritos: “La cautividad Babilónica en la Iglesia” (octubre 1520) en la que niega la existencia de los 7 sacramentos reduciéndolos a 3 y “La libertad del cristiano”, (Noviembre 1520) que hace de la «sola scriptura» la máxima del cristiano, vinieron a solidificar la gloria de Lutero y el establecimiento del movimiento de reforma.

Dado que Lutero se negaba a rectificar sus errores doctrinales y teológicos así como su ataque sistemático contra la Iglesia Católica, fue excomulgado en 1521. Los príncipes de Wartburg, lo escondieron y durante este tiempo Lutero tradujo la Biblia al alemán (hasta ese tiempo sólo se tenía en Latín y estaba prácticamente reservada a la lectura de los monjes y en general de los eclesiásticos). Esto afianzó el camino sobre la interpretación personal de la Biblia sin ninguna norma ni criterio para realizarlo, pues rechazada la jerarquía y la tradición de la Iglesia no quedaba más que un texto, que como veremos más adelante, no siempre es de fácil interpretación. Una vez tranquilizadas las aguas en Alemania, en 1525 se casó con una ex-monja llamada Catherine von Bora. De esta manera, Lutero continuó su trabajo como teólogo, biblista, pastor y líder del movimiento de Reforma hasta su muerte. Hoy podemos decir que la intención de Lutero no fue la de dividir la Iglesia sino de reformarla; sin embargo en su tiempo, las reformas que proponía no encontraron eco en la Iglesia, lo cual, aunado a que no en todo tenía razón (como es el hecho de rechazar como fuentes de revelación la Tradición y el Magisterio y considerar que la «sola scriptura» podría dar razón a la fe, así como el reducir el número de sacramentos, entre otros), hizo que una acción que se pensaba como buena diera como resultado la división y el odio en la Iglesia.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Apariciones marianas de impacto

Hagamos ahora una breve descripción de cada una de ellas, aunque las vamos a ampliar con multitud de fotos, datos objetivos, etc…

Nuestra Señora de Lourdes

      Nuestra Señora de Lourdes se le apareció 18 veces a Bernardette Soubirous, una joven pobre y  enferma, en la gruta de Masabielle, cerca de  Lourdes en Francia en 1858. Ella le pidió que se le construyera una capilla en el sitio de las apariciones y cuando Bernardette le preguntó su nombre Ella le dijo “Yo soy la Inmaculada Concepción”.
Nuestra Señora le pidió a Bernardette que se lavara su rostro en la fuente, pero no había ninguna fuente allí, entonces Bernardette cavó un hueco en el suelo y con agua barrosa se lavó su rostro mientras que la gente la ridiculizaba, sin embargo de ese lugar brotó la famosa fuente de agua milagrosa que tiene atributos de sanación. Mucha gente enferma se ha bañado en esa agua y están documentadas por lo menos 64 sanaciones milagrosas.
Millones de personas de todas partes del mundo van a Lourdes anualmente con la esperanza de obtener ayuda de la generosa Madre de Dios.
Bernardette se volvió monja, ella murió a la edad de 35 años y su cuerpo se conserva aún incorrupto.

Nuestra Señora de Fátima

        Un ángel que se identificó como el ángel de la Paz se le apareció primero a los tres pastorcitos de Fátima; ellos fueron preparados por él, antes de las apariciones que iban a ocurrir un año más tarde.
Los tres niños eran Lucía Do Santos de 9 años, y sus primos Francisco y Jacinta Marto, de 8 y 6 años respectivamente.
El día 13 de Mayo de 1917, Nuestra Señora la Virgen María se apareció a los tres pastorcitos por primera vez, estas apariciones sucedieron el día 13 de cada mes y continuaron durante los ocho meses consecutivos.
Nuestra Señora les pidió a los niños que rezaran el Rosario y que hicieran reparaciones por los pobres pecadores.

divinaEllos recibieron una visión del infierno y en la última aparición la Virgen se identificó como Nuestra Señora del Rosario, había más de 70.000 en el día de la última aparición en Octubre 13 de 1917, sucedió un gran milagro del sol y muchas personas se convirtieron y recibieron sanaciones.
Nuestra Señora de Fátima pidió que se construyera una iglesia en el sitio de las apariciones.
El mensaje de Fátima es el mensaje para este siglo. Nos llama al Arrepentimiento, la Penitencia, la Conversión y la Devoción al Inmaculado Corazón de María.
La Virgen hizo varias profecías, incluyendo un mensaje secreto el cual es guardado en el Vaticano. Ahora hay  una gran basílica en Fátima, Portugal, donde millones de personas van anualmente a pagarle tributo a Nuestra Madre Celestial y a pedir su intercesión ante su Hijo.

La Hermana Lucía vive todavía, y Ella recibió mensajes más adelante de Nuestra Señora, uno que es la Devoción de los Cinco Primeros Sábados durante cinco meses continuos en reparación por las ofensas cometidas en contra de su Inmaculado Corazón.

Nuestra Señora de Guadalupe

El descubrimiento del Nuevo Mundo trajo consigo buscadores de fortuna y clérigos religiosos deseosos de convertir a las poblaciones nativas a la Fe Cristiana. Uno de los conversos fue un pobre indio Azteca llamado Juan Diego. En una de sus idas a la capilla, Juan estaba caminando a través de la colina Tepeyac en México. Cerca de Tepeyac él encontró a una bella mujer la cual estaba rodeada por bolas de luz brillantes con el sol. Hablándole en su lengua nativa, la hermosa dama se identificó: ” Mi querido hijo, yo te quiero. Desearía que supieras quien soy. Yo soy la Virgen María, Madre del Dios verdadero quien da vida y mantiene la existencia. Él creó todas las cosas. Él está en todo lugar. Él es el señor del Cielo y la Tierra. Yo deseo una iglesia en este sitio a efectos que tu gente pueda experimentar mi compasión. Todos aquellos que sinceramente soliciten mi ayuda en sus trabajos, llámenme a mi y a mi imagen Santa María de Guadalupe”.

Se cree que la palabra Guadalupe es un error de traducción de la palabra Azteca ‘Coatlallope’ que significa ”Aquella que aplasta la serpiente”. En los siguientes seis años de la aparición, en la que quedó impresa la imagen de la virgen en una manta o tilma, seis millones de Aztecas se convirtieron al catolicismo.
Ésta tilma ha estado sujeta a muchos daños ambientales tales como incendios, inundaciones y hasta una bomba. De todos esto daños siempre salió intacta.
En 1977, la tilma fue examinada utilizando fotografía infrarroja y técnicas digitales de realzamiento. A diferencia de cualquier pintura, la tilma no muestra algún signo de silueta dibujada que permita al artista reproducir una pintura, y el método utilizado para producir esta pintura sigue siendo desconocido. Ésta imagen puede aún ser vista en una catedral levantada para albergar a más de diez mil feligreses. Esta es, desde muy lejos, el peregrinaje más popular en el Hemisferio Oeste.

Nuestra Señora de Zeitoun

     Nuestra Señora, la Virgen María se apareció en Zeitoun flotando por encima de la Iglesia Cóptica de San Marcos, un altar dedicado a la Sagrada Familia, que de acuerdo a la tradición descansó en ese lugar durante su estadía en Egipto.
El día 2 de Abril de 1968, Ella apareció arrodillada sobre el techo de la Iglesia  (como invitando a la oración), y rodeada de luz. El primer hombre que la vió, fue un musulmán, Farouk Nohammed Ata, quien estaba recibiendo operaciones para un caso de gangrena. El día siguiente cuando fue al hospital para su próxima operación, fue descubierto y certificado que él estaba totalmente sanado. Otra mujer devota la vio y la reconoció como Nuestra Señora.
Durante los siguientes tres años, Nuestra Señora continuó apareciéndose en muchas ocasiones especialmente por la noche, algunas veces estaba  acompañada de palomas blancas que volaban alrededor de Ella.

2309326polcrpr5m0Estas apariciones atrajeron grandes multitudes, a veces hasta 250.000 personas. Cristianos, Judíos, Musulmanes, no creyentes y muchos otros, esto fue un regalo de la Virgen para todas las naciones. Las apariciones finalmente terminaron en 1971 dejando una atmósfera de unidad y paz;   mucha gente recibió sanaciones milagrosas allí. Las apariciones fueron aprobadas primero por el Patriarca de la Iglesia Cóptica en Egipto, y después recibieron aprobación de la Iglesia Católica Romana.
Algo muy importante de estas apariciones es el hecho de que Nuestra Señora fue visible por todas las personas presentes y permitió que se le tomaran fotografías.

Nuestra Señora de Akita

     En 1973, la Bendita Virgen María le dió a la Hermana Agnes Sasagawa en Akita, Japón, 3 mensajes a través de una estatua de la Virgen María. Bañada en una luz brillante, la estatua se volvió viva y le habló con una voz de una belleza indescriptible. Su ángel de la guarda también se le apareció y le enseñó a rezar.
La estatua de madera de la cual salió la voz de la Virgen María lloró 101 veces en un periodo de varios años. También sudó  abundantemente y el sudor emanaba un dulce perfume. La palma de su mano derecha sangró de una herida que tenía la forma de la cruz.
Cientos de personas presenciaron muchos de estos eventos. Un análisis científico de la sangre y las lágrimas de la estatua provisto por el Profesor Sagisaka de la facultad de Medicina de la Universidad de Akita, confirmó que el sudor, la sangre y las lágrimas, eran humanas.
Una mujer Coreana con cáncer terminal en el cerebro recibió sanación inmediata cuando estaba rezando ante la estatua en 1981.
El milagro fue confirmado por el Dr. Tong-Woo-Kim del Hospital de San Seoul y por el Padre Theisen, presidente del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de Seoul. El segundo milagro fue la completa cura de una sordera total que sufría la Hermana Agnes.
Nuestra Señora de Akita en sus apariciones a la Hermana Agnes le transmitió varios mensajes.

Nuestra Señora de Siracusa

    En 1953 lloró un cuadro del Inmaculado Corazón  de María en Casa de Angelo y Antonia. Lloró por varias horas, y las lágrimas encharcaban sus ojos, caían a las mejillas, y hasta el corazón. Examinadas médicamente se dijo que eran lágrimas humanas. Antonia se sanó de una Toxicosis grave del embarazo que le daba ataques epilépticos, y Angelo, que era ateo se convirtió. La Virgen siguió llorando por 4 días, y tuvieron que poner el cuadro a la puerta, porque cientos de miles de personas querían verlo. Hubo muchas curaciones, La Iglesia aprobó su autenticidad, y a la Basílica acuden ahora un millón de personas anualmente.

Todas estas apariciones han sido aprobadas por la Iglesia Católica. En otros artículos del mismo tema profundizaremos más sobre cada una de ellas y de otras que se estan dando a lo largo del mundo.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oraciones a Santa Rita para pedir un favor determinado

Santa Rita de Casia, cuya fiesta se celebra el 22 de mayo, fue una religiosa agustina que vivió entre 1318 y 1456. Está considerada como patrona de la fecundidad, se le invoca en los partos difíciles y especialmente en las causas desesperadas. Actualmente su culto ha llegado hasta nosotros relacionado, especialmente, con esta última propiedad. Son oraciones de autores anónimos. Espero que os sirvan para ser escuchados.

“Oh, santa Rita poderosa, cuyo dolor sublime y amor inefable tiene un poder tan amplio y seguro ante Dios, me dirijo a tí con confianza ilimitada, oprimido y desalentado por múltiples necesidades, te pido fe, esperanza, amor, y ayuda eficaz. Sería desgraciado si tu no brillaras,  estrella resplandeciente en el mar tormentoso de mi vida, atribulado e infeliz. Oh, santa Rita piadosa, tú que fuiste madre cariñosa, mira cómo late mi corazón zarandeando, mira las sombras que inundan mi mente ofuscada, mira las ansias de mi ánimo turbado. Por tu dolor y por tu amor, pido a Dios, Padre benévolo y misericordioso, el conocimiento de la verdad, la fuerza de la esperanza y la generosa práctica de la caridad. Oh santa Rita concédeme estos favores que ahora te pido, sobre todo te pido esta gracia que te expongo, siempre que no sea contraria a la voluntad de Dios y venga en beneficio de mi alma. (Decir el favor) . Amén”

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración para pedir la curación de un enfermo

Esta oración que procede de principios del siglo XVIII, recitada constantemente en los hospitales solicitando la intervención del altísimo en la curación de los enfermos. Por esto mismo se le han atribuido poderes curativos, y probablemente, los tenga si el enfermo la recita con una fe ciega y una confianza instintiva en su eficacia.

“Señor Jesús, creo que estás vivo y resucitado. Creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento y en cada uno de los que en ti creen. Te alabo y adoro. Te doy gracias, Señor, por venir hasta mí como pan vivo bajado del cielo. Tú eres la plenitud de la nada, tú eres la resurrección y la vida, tú eres, Señor, la salud de los enfermos. Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades, porque tú eres el mismo ayer, hoy, siempre; y tú mismo alcanzas hasta donde estoy. Tú eres el eterno presente y tú me conoces. Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí. Visítame a través de tu Evangelio para que todos reconozcan que tú estás vivo en tu Iglesia hoy, y que se renueve mi fe y la confianza en ti. Te lo suplico, Jesús. Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales, y de cualquier enfermedad del alma. Ten compasión de mí, Señor, bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud. Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión. Te lo pido Jesús.

Por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz, y por tu preciosa sangre. Sáname, Señor; sana mi cuerpo, sana mi corazón, sana mi alma. Dame vida y vida en abundancia, te lo pido por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz, la que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por madre.

Tú me has revelado que ya has tomado sobre ti todas nuestras dolencias y por tus llagas hemos sido curados. Hoy, Señor, te presento en la fe todas mis enfermedades y te pido que me sanes completamente. Te lo pido por la gloria del Padre del cielo que también sanes a los enfermos de mi familia, y que reciban la salud para gloria de tu nombre, para que tu reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor. Todo esto te lo pido, Jesús, porque tú eres Jesús, tú eres el pastor y todos somos ovejas de tu rebaño. Estoy tan seguro de tu amor que aun antes de conocer el resultado de mi oración en fe, te digo: gracias, Jesús, por lo que tú vas hacer en mí y en cada uno de ellos. Gracias por las enfermedades que tú estás sanando ahora, gracias porque me estas visitando con tu misericordia. Amén”

Fray  Cristóbal Aguilar, o.f.m

Oraciones de liberación del padre Gabriele Amorth

Oraciones contra el maleficio (del ritual griego)

Kyrie eleison. Dios nuestro Señor, oh Soberano de los siglos, omnipotente y todopoderoso, tú que lo has hecho todo y que lo transformas todo con tu sola voluntad; tú que en Babilonia transformaste en rocío la llama del horno siete veces más ardiente y que protegiste y salvaste a tus tres santos jóvenes; tú que eres doctor y médico de nuestras almas; tú que eres la salvación de aquellos que se dirigen a ti, te pedimos y te invocamos, haz vana, expulsa y pon en fuga toda potencia diabólica, toda presencia y maquinación satánica, toda influencia maligna y todo maleficio o mal de ojo de personas maléficas y malvadas realizados sobre tu siervo… haz que, en cambio, de la envidia y el maleficio obtenga abundancia de bienes, fuerza, éxito y caridad; tú, Señor, que amas a los hombres, extiende tus manos poderosas y tus brazos altísimos y potentes y ven a socorrer y visita esta imagen tuya, mandando sobre ella el ángel de la paz, fuerte y protector del alma y el cuerpo, que mantendrá alejado y expulsará a cualquier fuerza malvada, todo envenenamiento y hechicería de personas corruptoras y envidiosas; de modo que debajo de ti tu suplicante protegido te cante con gratitud: “el Señor es mi salvador y no tendré temor de lo que pueda hacerme el hombre.” “No tendré temor del mal porque tú estás conmigo, tú eres mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de la paz, padre de los siglos futuros”. Sí Señor Dios nuestro, ten compasión de tu imagen y salva a tu siervo… de todo daño o amenaza procedente de maleficio, y protégelo poniéndolo por encima de todo mal; por la intercesión de la más que bendita, gloriosa Señora, la madre de Dios y siempre Virgen María, de los resplandecientes arcángeles y de todos sus santos. ¡Amén!

Oración contra todo mal

Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del paraíso descended sobre mí.
Fúndeme, Señor, modélame, lléname de ti, utilízame.
Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.
Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica, la posesión diabólica y la obsesión y perfidia; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.
Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en el mundo.
Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por intercesión de la Virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada.

Oración por la curación interior

Señor Jesús, tu has venido a curar los corazones heridos y atribulados, te ruego que cures los traumas que provocan turbaciones en mi corazón; te ruego, en especial que cures aquellos que son causa de pecado. Te pido que entres en mi vida, que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en tierna edad y de aquellas heridas que me los han provocado a lo largo de toda la vida. Señor Jesús, tú conoces mis problemas, los pongo todos en tu corazón de Buen Pastor. Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu corazón, que cures las pequeñas heridas que hay en el mío. Cura las heridas de mis recuerdos, a fin de que nada de cuanto me ha acaecido me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación. Cura, Señor, todas esas heridas íntimas que son causa de enfermedades físicas. Yo te ofrezco mi corazón, acéptalo, Señor, purifícalo y dame los sentimientos de tu Corazón divino. Ayúdame a ser humilde y benigno.
Concédeme, Señor, la curación del dolor que me oprime por la muerte de las personas queridas. Haz que pueda recuperar la paz y la alegría por la certeza de que tú eres la Resurrección y la Vida. Hazme testigo auténtico de tu Resurrección, de tu victoria sobre el pecado y la muerte, de tu presencia Viviente entre nosotros. ¡Amén!

Plegaria de Liberación

Oh, Señor, tú eres grande, tú eres Dios, tú eres Padre, nosotros te rogamos, por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, que nuestros hermanos y hermanas sean liberados del maligno que los ha esclavizado.
Oh, santos, venid todos en nuestra ayuda.

De la angustia, la tristeza y las obsesiones, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
Del odio, la fornicación y la envidia, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
De los pensamientos de celos, de rabia y de muerte, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
De todo pensamiento de suicidio y de aborto, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
De toda forma de desorden en la sexualidad, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
De la división de la familia, de toda amistad mala: Líbranos, oh Señor.
De toda forma de maleficio, de hechizo, de brujería y de cualquier mal oculto, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

Oh, Señor, que dijiste “la paz os dejo, mi paz os doy”, por la intercesión de la Virgen María concédenos ser librados de toda maldición y gozar siempre de tu paz. Por Cristo Nuestro Señor. ¡Amén!

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m

Oración de liberación y protección a la santa cruz

De autores desconocidos, os traigo unas oraciones cuya premisa es la Santa Cruz de Ntro. Señor Jesucristo.

PETICIÓN DE PROTECCIÓN A LA SANTA CRUZ

“Cuídame, oh Santa Cruz. Aparta de mí toda arma cortante. Desvía de mí todo mal. Derrama en mí todo bien para que pueda salvar mi alma. Aleja de mí todo temor de la muerte y concédeme la vida eterna. Cuídame y haz que los espíritus malignos, tanto visibles como invisibles huyan ante mí. Amén”.

ORACIÓN DE LIBERACIÓN POR LA SANTA CRUZ

“Oh Santa cruz, sé mi luz. Que el dragón no sea mi líder. ¡Apártate Satanás! Jamás me aconsejes ninguna vanidad. El brebaje que nos viertes es el mal; bebe tú mismo todos tus venenos. ¡Viva el Señor!. Amén.”

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar