Monthly Archive septiembre 2016

Meditación para protegerse mediante los Arcángeles

Practica esta meditación cuando sientas que necesitas protección angelical. No tienes que estar en una situación difícil. Puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar, siempre concentrándote en pensamientos de seguridad y paz, bajo cualquier circunstancia.

Encuentra un sitio cómodo y tranquilo. Donde tu sepas que estarás sin interrupciones. Practica el ejercicio de relajación con el que te identifiques plenamente. Si de momento no tienes alguno en mente, es suficiente con que tomes unas cuantas respiraciones largas, lentas y profundas para relajarte antes de empezar.
Se recomienda leer todo este ejercicio un par de veces para familiarizarse con los puntos clave antes de seguir adelante.

Antes que nada invoca al Espíritu Santo, cierra los ojos e intenta dejar tu mente en blanco o lo más quieta posible. Una vez conseguido invoca de nuevo al Espíritu Santo y pídele que te deje “sentir” la protección de los arcángeles.

Visualízate o imaginate que te rodea una gran luz azul, o dorada. Toma unos instantes para que crees la imagen de esta visualización. Dentro de esa luz estas colmado con una sensación de paz, fuerza y estabilidad. Imagina que tus pies están colocados firmemente en la tierra (aunque en este momento no lo estén físicamente).
A continuación, visualízate rodeado por cuatro ángeles de protección. Si te sientes particularmente vulnerable, puedes imaginar que son los cuatro arcángeles (invoca mentalmente sus nombres al tiempo que pides a Dios que te permita su protección).

Visualiza a gabriel caminando enfrente de ti y pídele que el sea tus ojos y tus oídos y que despeje tu camino. Siente a rafael detrás de ti, protegiendo tu espalda, dándote apoyo e iluminando tus puntos débiles. Pídele a miguel que proteja tu lado derecho, usando su espada de la verdad para disipar tus temores y para esclarecer cualquier situación. Imagina a uriel protegiendo tu lado izquierdo con una antorcha de fuego espiritual para desterrar las tinieblas.

Tu propio ángel de la guarda esta muy cerca de tí y te traera una protección adicional.

Imaginate ahora girando sobre ti 360 grados (mentalmente), y de repente imaginas que  surge alrededor tuyo un circulo de fuego espiritual para ayudarte a mantenerte seguro. Obsérvate completamente protegido por un capullo de luz, por cuatro ángeles (o arcángeles) y por un circulo de fuego.

Los ángeles (arcángeles) están ahí para defenderte, guiarte a un sitio seguro y afinar tus sentidos, en especial tu intuición. El circulo de fuego refuerza y consolida tu poder, de una manera que te permite crear unos limites adecuados en todas tus relaciones. Pideles a los cuatro que ese circulo de luz creado por ellos te proteja durante la jornada.

Una vez que has terminado este ejercicio, abre tus ojos y agradécele a los ángeles (arcángeles) por su ayuda y protección. El agradecimiento es como te salga del corazón.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración a los Santos Árcangeles

Miguel, Gabriel y Rafael son los nombres con que se presentan en la Sagrada Escritura estos tres príncipes de la corte celestial, en otros textos apócrifos se refieren el nombre de otros arcángeles. Aunque hoy por ser su fiesta nos referiremos solo a estos tres.

Miguel aparece en defensa de los intereses divinos ante la rebelión de los ángeles malos; Gabriel, enviado por el Señor a diferentes misiones, anunció a la Virgen María el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios y su maternidad divina; Rafael acompañó al joven Tobías cuando cumplía un difícil encargo y se ocupó de solucionar difíciles asuntos de su esposa.

Actualmente, se habla mucho de los ángeles: se encuentran libros de todo tipo que tratan este tema; se venden “angelitos” de oro, plata o cuarzo; las personas se los cuelgan al cuello y comentan su importancia y sus nombres.

Hay que tener cuidado, pues se puede caer en dar a los ángeles atribuciones que no les corresponden y elevarlos a un lugar de semidioses, convertirlos en “amuletos” que hacen caer en la idolatría, o crear confusiones entre lo que son las inspiraciones del Espíritu Santo y los consejos de los ángeles.

Es verdad que los ángeles son muy importantes en la Iglesia y en la vida de todo católico, pero son criaturas de Dios, por lo que no se les puede igualar a Dios ni adorarlos como si fueran dioses.

A pesar de que están de moda, por otro lado, es muy fácil que nos olvidemos de su existencia, por el ajetreo de la vida y principalmente, porque no los vemos.

Este olvido puede hacernos desaprovechar muchas gracias que Dios ha destinado para nosotros a través de los ángeles.

Por esta razón, la Iglesia ha fijado dos festividades para que, al menos dos días del año, nos acordemos de los ángeles y los arcángeles, nos alegremos y agradezcamos a Dios el que nos haya asignado un ángel custodio y aprovechemos estos días para pedir su ayuda.

 A continuación os presento una oración de liberación de San Miguel y al ángel de la guarda:

jufuol

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.
Ayúdanos a luchar contra el mal.
Que Dios oiga tu voz y tú, como jefe del ejército del Cielo,
combate y vence a Satanás
y a todos los espíritus malos que andan por el mundo
deseando la ruina de las almas.
Amén.

Oración al Ángel de la Guarda

Ángel del Señor, que eres mi custodio,
Puesto que la Providencia soberana me encomendó a ti,
Ilumíname, guárdame, rígeme y gobiérname
en este día.
Amén.

Ángel de la Guarda, dulce compañía
No me desampares, ni de noche ni de día,
hasta que me encuentre en los brazos de Jesús y de María.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Agua bendita un poderoso sacramental

En la Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa, Iglesia Católica Antigua, Anglo-Catolicismo y otras Iglesias, el agua bendita es el agua que ha sido bendecida por un Presbítero, Obispo, o Diácono para propósitos de bautizo y otros rituales y prácticas religiosas pasando a ser un sacramental. Hoy en día está cada vez más en desuso, y ya en muy pocas iglesias se suele encontrar las famosas “pilas de agua bendita” o si lo están; están vacías, no obstante su valor sacramental es importante y tiene dentro de la liturgia un valor intrínseco en la mayoría de las ceremonias dentro de diversos rituales.

Aparte de cualquier otra sustancia que se le pueda agregar al agua mientras se bendice, el agua bendita es indistinguible del agua ordinaria. La mayoría de los santos han tenido que luchar mucho con el demonio y, por eso, nos pueden hablar por propia experiencia de él. Dios lo permitía para que pudieran purificarse y santificarse y también para que, viendo la terrible realidad de su existencia, pudieran orar y sacrificarse por la conversión de los pecadores.

LOS SANTOS Y EL AGUA BENDITA

gifs-gifs-jesus-cristo-4
SANTA TERESA DE JESÚS
nos dice en su Vida: “Una vez, estaba en un oratorio y se me apareció hacia el lado izquierdo el demonio de muy abominable figura, en especial le miré la boca, porque me habló y la tenía espantable. Parecía que le salía una gran llama del cuerpo. Yo tuve gran temor y me santigüé como pude y desapareció, pero tornó luego. Por dos veces me acaeció esto. Yo no sabía qué hacer; tenía allí agua bendita y la eché hacia aquella parte y nunca más tornó. Otra vez, estuvo cinco horas atormentándome con tan terribles dolores y desasosiego interior y exterior que no me parece se podía ya sufrir… Vi junto a mí un negrillo abominable, regañando como desesperado… Eran grandes los golpes que me daba sin poderme resistir en cuerpo, cabeza y brazos. No me atrevía a pedir agua bendita para que (las monjas) no tuvieran miedo y no supieran lo que era… Pero como no cesaba el tormento dije: si no se riesen, les pediría agua bendita. Me la trajeron y me la echaron a mí y no aprovechaba; la eché hacia donde él estaba y al punto, se fue y se me quitó el mal… Una noche pensé que me ahogaban y, en cuanto echaron agua bendita, vi ir mucha multitud de demonios como quien se va despeñando… Una vez, estando rezando se me puso (el diablo) sobre el libro para que no acabase la oración. Yo me santigüé y se fue. Tornando a comenzar, volvió. Creo que fueron tres veces que comencé y hasta que no eché agua bendita no pude acabar” (Vida 31).

A SAN PABLO DE LA CRUZ (1694-1775)
el diablo se le presentaba en forma de gigante horrible o de gato negro o de ave negra de aspecto terrorífico y deforme y no le dejaba dormir. Le quitaba las mantas, lo tiraba al suelo, subía a su cama, lo golpeaba… Le infundía en su corazón melancolía y tristeza y hasta deseos de tirarse por la ventana… Y él, para defenderse, rezaba, tomaba el crucifijo en sus manos, echaba agua bendita y se ponía al cuello el rosario. Siempre tenía agua bendita en su habitación.

Al CURA DE ARS
tampoco le dejaba dormir muchas noches. Imitaba los gruñidos de los osos, de perros o de otros animales… le hacía oír golpes continuos de martillo, lo tiraba al suelo y le hacía otras cosas que le hacían sufrir. Muchas veces, lo insultaba y le gritaba “comepatatas” (porque las patatas eran su principal dieta diaria). Igualmente, con agua bendita y el crucifijo, se defendía de su enemigo, aunque a veces la lucha duraba horas. Cuando se refería al diablo lo llamaba “el garras” (le grappin).

A SAN BENITO COTOLENGO el demonio muchas veces le escondía los zapatos, la ropa y, después, los encontraba en los lugares más difíciles y extraños. Una vez, se le presentó vestido como un gran señor, tratando de convencerlo de que no construyera su Obra, y entraba y salía de su casa sin dejar rastro.

A SAN JUAN BOSCO
también le hizo sufrir mucho. Lo despertaba por la noche, gritándole fuerte al oído, le tiraba sus papeles en los que escribía “Lecturas católicas”, le quitaba las mantas de la cama y, en una ocasión, hasta le prendió fuego. A veces, sentía un peso enorme sobre sí que le impedía respirar y se le presentaba como un horrible monstruo. Él lo rechazaba con la señal de la cruz, el agua bendita y haciendo penitencia frecuentemente.

A SANTA GEMA GALGANI
una noche se le presentó como un perro negro enorme. Otro día, en que desobedeció la orden de su confesor de no salir sola de casa, lo estuvo siguiendo por la calle bajo la figura de un hombre, que la asustó. Fue a buscar a su confesor para que la perdonara, fue al confesionario y, después de confesarse, se dio cuenta que el diablo había tomado la figura de su confesor. Y ella dice en su Diario: “Fue una jornada del demonio. El confesor era el diablo y estaba con la mitra puesta en la cabeza”. Se dio cuenta, porque, cuando le decía sus pecados, a todo le decía que estaba bien y no le corregía nada. Otros días, no la dejaba dormir y le daba tantos golpes que no podía levantarse por la mañana, pero lo que más le hacía sufrir eran las tentaciones contra la pureza.

En una ocasión (25-8-1900) se le presentó bajo la figura de su ángel custodio. Al principio no lo reconoció; pero, después, al sentir miedo e intranquilidad, reconoció que no era su ángel. Ya decía San Pablo que “Satanás se disfraza también de ángel de luz” (2 Co 11,14).

A ALEXANDRINA DA COSTA (1904-1955)
el diablo la asaltaba con pensamientos de suicidio, de desesperación y de impureza. En ocasiones, con permiso de Dios, el diablo se apoderaba de ella. En esos momentos, no toleraba que se hablase en su presencia de la Virgen o del Señor, escupía las imágenes sagradas, insultaba a su director espiritual y decía palabras obscenas y blasfemias. Ella, que pesaba 33 kilos y estaba paralizada, parecía tener una fuerza sobrehumana inexplicable. Ella fue un alma mística extraordinaria. Había quedado lisiada a los 14 años, al tirarse de una ventana para no ser violada, y estaba siempre inmovilizada en su cama. Ella era una víctima por la salvación de los pecadores y casi todos los días el Señor permitía que el diablo la asaltara y la hiciera sufrir durante dos horas para que sintiera horror al pecado y fuera madurando más y más en el amor de Dios y de los demás. En esos momentos, su director espiritual pronunciaba exorcismos y su hermana le echaba agua bendita para calmarle.

El SANTO PADRE PÍO (1887-1968),
famoso sacerdote capuchino italiano, tenía una guerra sin cuartel con el diablo, a quien llamaba “cosaco” o “Barbazul”. Lo asaltaba con tentaciones de las más atroces, con ataques violentos, incluso físicamente, y con insidias de toda clase. En una carta, le escribía a su director el Padre Agustín: “La otra noche la pasé muy mal. Desde las diez de la noche hasta las cinco de la mañana, el diablo no hizo otra cosa que golpearme. Me ponía pensamientos de desesperación… Cuando se fue, sentía un frío intenso en todo mi cuerpo, que me hacía temblar de pies a cabeza…

Desde hace varios días viene a visitarme con otros más, armados de bastones y barras de hierro. Quién sabe cuántas veces me ha tirado de la cama y me ha arrastrado por la habitación… A veces, permanezco así incapaz de moverme, pues me ha quitado hasta la camiseta y, cuando hace frío, me congelo… Cuántas enfermedades debería haber cogido, si el dulcísimo Jesús no me hubiese ayudado”.

2qlec9cHabía veces en que le tiraba las cosas de la habitación y le desordenaba todo, le decía palabras obscenas y esparcía un olor nauseabundo. Una mañana, después de una noche de sufrimientos con el diablo, escribió a su director una carta, fechada el 5 de noviembre de 1912, en que le decía que había visto a su ángel, sonriendo de alegría y él le había reprochado por no haberle ayudado, a pesar de haberle llamado en su ayuda. “Para castigarlo, decidí no mirarlo a la cara. Pero él, pobrecito, se me acercó, casi llorando y hasta que no lo miré, no quedó tranquilo. Y me dijo: Estoy siempre a tu lado y te rodeo con mi afecto. Mi cariño no se extinguirá con el fin de tu vida. Sé que tu corazón late siempre de amor por nuestro querido Jesús… No temas, debes tener paciencia. Yo estoy contigo”. Muchas veces, se reía y jugaba con su ángel con quien tenía mucha confianza y, por eso, en broma, es capaz de querer castigarlo, sabiendo muy bien, que, en esos momentos, Jesús quería que estuviera aparentemente solo para que su mérito en el triunfo contra el enemigo, fuera más grande. Por eso, por la satisfacción de haber triunfado, una vez más, de la tentación, su ángel se le aparece sonriendo de alegría.

El agua bendita nos trae el recuerdo de Cristo, que es el Agua Viva que calma nuestra sed de Dios y que por medio del bautismo, es signo de bendición salvadora.

Por eso podemos utilizar el agua bendecida parta invocar la protección de Jesús sobre nosotros y renovar el deseo de seguir perteneciendo a Él, ya que por el bautismo fuimos hechos hermanos suyos, hijos del Padre.

USOS DEL AGUA BENDÍTA EN CASA

Se puede tener un poco de agua bendita en casa, para ello le llevas un pequeño bote al sacerdote, te la bendice y la llevas a casa. Cuando quede poca solamente añades un poquito.

Podemos usar el agua bendita como un potente sacramental:

Al levantarnos: haciéndonos una cruz en la frente con el dedo mojado en agua bendita decimos:

Dios, bendíceme para que en este día que comienza, todo lo haga con tu protección. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Puedes rezar además Padre nuestro, Ave María y Gloria u otras palabras que salgan sinceramente de tu corazón pidiendo a Dios su protección.

Por la noche al acostarnos: haciéndonos una cruz el afrente con el dedo mojado en agua bendita decimos:

Señor, guárdame, protégeme, durante esta noche que tus ángeles me cuiden, para que mañana pueda levantarme sano y salvo. Puedes rezar también: Padre nuestro, Ave María y Gloria. O alguna oración al ángel de la Guarda.

Queda pues matizado que el agua bendita arroja a los demonios y limpia casas de ruidos y de espíritus burlones si los hubiera.

Hay que tener claro que el agua bendita es un sacramental y como tal hay que tenerle el respeto y reverencia que merece. No teniéndola en cualquier sitio o empleándola de manera indecorosa.

Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Oración de liberación a San Miguel en latín y español

ORACIÓN PROTECTORA A SAN MIGUEL ARCÁNGEL EN ESPAÑOL

Oh Glorioso príncipe de la Hueste Celestial, San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla y en el terrible combate que estamos librando contra los principados y Potestades del aire, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, en contra de todos los Espíritus del Mal. Ven en ayuda del hombre, a quien Dios Todopoderoso creó inmortal, hecho en ayuda del hombre, a quien Dios Todopoderoso creó inmortal, hecho a su imagen y semejanza, y redimido por un gran precio, de la tiranía de Satanás.

Pelea en este día la batalla del Señor, junto con los santos ángeles, igual que combatiste al líder de los orgullosos ángeles, Lucifer, y a su hueste apóstata, quienes no tuvieron poder para resistirte y tampoco hubo ya lugar para ellos en el cielo. Esa cruel serpiente antigua, llamada el diablo o Satanás, que seduce al mundo entero, fue arrojada al abismo junto con sus ángeles. Mira, este enemigo primitivo y asesino del hombre ha tomado fuerza. Transformado en un ángel de luz, anda alrededor del mundo con una multitud de espíritus perversos, invadiendo la tierra para borrar el nombre de Dios y de Jesucristo, apoderarse, asesinar y arrojar a la eterna perdición de las almas destinadas a la corona de la gloria eterna. Este malvado dragón vierte, como la inundación más impura, el veneno de su malicia en los hombres de mente depravada y corrupto corazón; el espíritu de mentira de impiedad, de blasfemia, y de aire pestilente de impureza, y de todo vicio e iniquidad.

Estos astutos enemigos han llenado y embriagado con hiel y amargura esta Iglesia, la esposa del Inmaculado Cordero, y han puesto sus manos impías en sus más sagradas posesiones. En el Santo Lugar, en donde la sede de San Pedro y el asiento de la verdad han sido colocados como la luz del mundo, ellos han levantado el trono de su abominable impiedad, con el designio inicuo de que cuando el Pastor sea herido, también las ovejas pueden ser heridas.

Entonces levántate, oh Príncipe invencible, dale ayuda al pueblo de Dios en contra de los ataques de los espíritus perdidos. Dale la victoria al pueblo de Dios: Ellos te veneran como su protector y patrón; en ti la gloriosa Iglesia se regocija con tu defensa contra el maligno poder del infierno; a ti te ha confiado Dios las almas de los hombres para ser establecida en bienaventuranzas celestiales. Ora al Dios de la paz, para que ponga a Satanás bajo nuestros píes, derrotado para que no pueda más mantener al hombre en cautiverio y lastimar a la Iglesia. Ofrece nuestras oraciones a la vista del Altísimo, para que pronto pueda encontrar misericordia a los ojos del señor; y venciendo al dragón la antigua serpiente que es el diablo y Satanás, tú nuevamente lo pongas cautivo en al abismo, para que no pueda ya más seducir a las naciones.

Amén.

L: Miren la Cruz del Señor; y sean dispersos los poderes enemigos.

R: El León de la tribu de Judá ha conquistado la raíz de David.

L: Qué tu misericordia esté sobre nosotros, oh Señor.

R: Así como hemos tenido esperanza en Ti.

L: Oh Señor, escucha nuestra oración.

R: Y deja que mi llanto llegue a Ti.

L: Oremos

Oh Dios, Padre nuestro, señor Jesucristo, invocamos a tu Santo Nombre, y suplicantes imploramos tu clemencia, para que por la intercesión de la siempre Virgen María, Inmaculada Madre nuestra, y por el glorioso San Miguel Arcángel, Tú te dignes ayudarnos contra Satanás y todos los demás espíritus inmundos, que andan por el mundo para hacer daño a la raza humana y para arruinar a las almas.

Amén.

ORACIÓN PROTECTORA A SAN MIGUEL ARCANGEL EN LATÍN

PRINCEPS gloriosissime caelestis militiae, sancte Michael Archangele, defende nos in proelio adversus principes et ingentem bello aereas potestates, adversus mundi rectores tenebrarum harum, contra omne malum venire auxilium hominum, quos Deus creavit inexterminabiles, in auxilium hominum, quos Deus creavit inexterminabiles, et ad imaginem similitudinis suae fecit, et a tyrannide diaboli emit pretio redemit.

Pugnate hodie pugnae Domini cum angelis sanctis angelis sicut pugnasti contra ducem superbiae luciferum ejus apostaticos: et non erat qui resisteret potestas in caelis. Saeva serpens antiquus qui vocatur Diabolus et Satanas qui seducit universum orbem proiectus est in profundum sui cum angelis suis. En hostem et parricidam primi hominis tenuit. Transfigurat se in angelum lucis multitudine mundum circuire spiritus invadens pellere terra et nomen Domini Iesu, accipe et in aeternum occidunt perditionem animarum gloriæ coronam destinatas aeternam. Improbum draco maleficus transfundit sicut flumen immundissimum virus sue malicie in homines depravatos mente et corruptos corde; spiritum mendacii, impietatis et blasphemiæ turpis aeris impuritate vitiorum omnium et iniquitatum.

Haec callidis Ecclesiae hostes repleverunt amaritudinibus, inebriarunt absinthio uxorem Agni immaculati, et impias manus eius sacratissimum possessiones. In loco sancto, ubi forum et sedes Sancti Petri posita verum sicut lux mundi, thronum posuerunt abominationis impietatis erexit cum parocho consilio et iniqua nocendi etiam oves potest laedi.

Surge itaque, Dux invictissime, populo Dei auxilium contra irrumpentes spiritus. Dare salutem populi Dei colunt te praesumis, quibus gloriosum in Ecclesia gaudet potestate defensio contra mala inferni, animas ad Deum commisit, ut gradatim firmabitur caelestis. Deprecare Deum pacis, ut conterat satanam sub pedibus nostris, ne quis plures vincere posse ut Ecclesiae damnum capto. Preces Deo offert sententia, mox ut invenirent misericordiam in conspectu Domini, et praevalebat draconem serpentem antiquum qui est diabolus et Satanas posuit capto te abyssum, ut non amplius seducat gentes.

 Amen.

L: Ecce Crucem Domini, et dispersi sunt inimici potestatem.

A: Vicit leo de tribu Iuda radix David.

Dominus: Quid super nos misericordia tua, Domine.

A: quemadmodum speravimus in te.

L: Domine exaudi orationem meam.

R. Et clamor meus ad te veniat.

L: nos orare

Deus et Pater noster Dominus Iesus Christus invocantibus nomini sancto tuo et supplices imploramus clementiam tuam, ut per intercessionem Virginis Mariae Immaculatae Matris nostrae et gloriae Sancti, ut placeat tibi, qui defenderent nos Satanas et omnes spiritus malignos, qui ad nocendum humano generi orbis regionum ac perniciem animarum.

Amen.

Fuente: Libro de la Devoción a la preciosa sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Transcrito Fray Cristóbal, o.f.m.

Oración de protección de San Benito español y latín

ORACIÓN A SAN BENITO PARA PROTECCIÓN DEL MALIGNO EN LATÍN

Oh, buen Jesús, Hijo verdadero de Dios y de la Virgen María, que con Tu Pasión y Muerte nos has liberado de la esclavitud del demonio y, mediante los prodigios de la Cruz, has glorificado a tu sirviente Benito otorgándole un poder ilimitado sobre las potestades infernales, concédenos, te suplicamos, mediante la interseción de este santo, la victoria en la lucha asidua que sostenemos, no sólo contra el demonio, nuestro principal enemigo, sino también contra las doctrinas perversas y los malos ejemplos de la vida licenciosa, especialmente del hablar obsceno y del vestir inmodesto, con los cuáles los hombres de mala voluntad buscan perjudicar nuestras almas y nuestros cuerpos.

San Benito, especial protector nuestro, intercede por nosotros y ruega a Jesús nos conceda las gracias especiales necesarias para nuestra alma y nuestro cuerpo. Amén.

 – Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

 ORACIÓN A SAN BENITO PARA PROTECCIÓN DEL MALIGNO EN LATÍN

O bone Iesu, Mariae et verum Dei Filium, qui per passionem mortis a servitute Diaboli liberatur et per signa crucis glorificavit Benito tuus dat potestatem infinitam potentiae inferni praesta, quaesumus, intercedente sancto Patricio, crebras ponere certamine victoriam non solum diabolum inimicum nostrum pelagus, sed contra malum doctrinae et mala exempla luxuriae, praesertim dicere obscenum et impudicus ornatus, cum mali homines quaerunt animas et corpora nostra mala.

San Benito nostrum specialem protectorem Christum pro nobis ora pro nobis gratiae speciales necessaria corporis et animae. Amen.

   – Pater Noster, Ave et Gloria

Signati. Fray Cristobal Aguilar, o.f.m.

Oración para atar espíritus en español y latín

Os traigo una oración antigua, que os permitirá defenderos de diferentes ataques de los espíritus del mal, la teneís en latín y español.

ORACIÓN PARA ATAR ESPÍRITUS EN ESPAÑOL

En esta noche ante tu Presencia Padre Santísimo, yo me libero de todo aquello que haya salido de mí, o de la persona por quien intercedí, todo espíritu inmundo, enfermedad, maleficio, brujería, hechicería, vudú, llámese como se llame, yo lo ato y lo amordazo y le prohíbo volver al cuerpo que ha abandonado así como meterse en cualquier otro o dañar mis bienes materiales o espirituales Y LOS DE CUALQUIER OTRA PERSONA, y en el nombre de Dios Padre, de Dios hijo y de Dios Espíritu Santo, sello y protejo con el poder de la sangre de Jesucristo el Señor, mi consciente, inconsciente, subconsciente; mi razón, mi corazón, mis sentimientos, emociones, mis sentidos, mi ser físico, mi ser biológico, mi ser psicológico, mi ser material, mi ser espiritual. Todo lo que soy y todo lo que tengo, todo lo que puedo, todo lo que se y todo lo que amo, QUEDA SELLADO Y PROTEGIDO CON EL PODER DE LA SANGRE DE JESUCRISTO EL SEÑOR.

SELLO MI PRESENTE, MI PASADO Y MI FUTURO, SELLO mis planes, proyectos, sueños, ilusiones, viajes, salud perfecta, Sello y protejo todo mi ser, mi familia, mis posesiones, mi árbol genealógico. Todo queda sellado y protegido con el poder de la Sangre de Jesucristo, el Señor, para que nada ni nadie pueda provocarme ningún daño.

Me escondo en la llaga del costado herido de Jesús

Me escondo en el corazón Inmaculado de la Santísima Virgen María. Amén.

ORACIÓN PARA ATAR ESPÍRITUS EN LATÍN

Hac nocte coram te sancte Pater, solve me a me reliquit omnia, vel quibus intercederet, omnis spiritus immunde, morbus maledictionem hechizeria veneficia, voodoo, vt vocant, et ligant et iocus vetat corpus ad sui vel alterius ingredi ut damna rerum spiritualium seu alius, in nomine Dei Patris, Filii et Spiritus Sancti Deus, signa sanguine Iesu Christi virtutem et diligas Dominum meum con inscius subconscious meus ideo cor meum animum affectus sensus, corpus esse, quod mihi biologica mei animi esse materiale meum , mea spiritualis ens. Quidquid sum ego et omnia mea, omnia potest, et omne quod amo, signatum et munitum virtute sanguinis Christi Domini.

Sigillum meum hie mihi praeteritum et futurum, sigillum meum consilium res somniorum illusiones, peregrinationes sanitatem, et foveat omnia signa esse quaesitum, bonis meis generis arborem. Omnia tuta signatum virtutem sanguinis Iesu Christi Domini et nemo provocare ne damnum.

Celo ego Iesus trans vulnere saucius

Celo ego Immaculati Cordis B. Mariæ Virg. Amen.

 

Signati. Fray Cristobal Aguilar, o.f.m.

Oración a San Miguel Arcángel protectora en latín

Sancte Michael Archangele, defende nos in proelio, contra nequitiam et insidias diaboli esto praesidium.

Imperet illi Deus, supplices deprecamur: tuque, Princeps militiae coelestis, Satanam aliosque spiritus malignos, qui ad perditionem animarum pervagantur in mundo, divina virtute, in infernum detrude. Amen

En español:

San Miguel Arcángel, defiéndanos en la batalla; sea nuestra defensa contra la maldad y trampas del diablo. Mayo Dios lo reprende, nosotros oramos humildemente. Y lo hace, príncipe de O del organizador celestial, por el poder de Dios el empujón en el infierno Satanás y todos los espíritus malos que rondan sobre el mundo para la ruina de almas. Amén.

Fray  Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Evangelios apócrifos arrojando luz en la oscuridad

Otro nuevo tema que traigo a este mi site TRAS CRISTO Y FCO DE ASIS  y que vamos a ir aumentando de día a día. Hoy vamos a tratar en la historia de estos evangelios y en sucesivas entregas iremos hablando sobre cada uno de ellos e incluso transcribiremos algunos de sus textos comentándolos. Espero que os guste esta nueva sección.

EVANGELIOS APÓCRIFOS. ¿QUE SON?

Quizás muchos cristianos aún no sepan que existen otros evangelios además de los ya conocidos como canónicos y que si bien no son aceptados por la Iglesia, pueden enriquecernos con su lectura. En general nos muestran otras facetas de la vida de Jesús (como su niñez, que apenas se trata en los canónicos) y de la Virgen María (en su juventud, cuando conoce a José, etc…

Los evangelios canónicos son los que la Iglesia ha reconocido como aquellos que transmiten auténticamente la tradición apostólica y están inspirados por Dios.

jesusimagenanimadadiosgif24

Son cuatro y sólo cuatro: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Así quedó definido por San Ireneo de Lyon a finales del s. II (AdvHae. 3.11.8-9) y así lo mantiene la Iglesia desde siempre, hasta que se llegó a mantener como dogma de fe al definir el canon de las Sagradas Escrituras en el Concilio de Trento (1545-1563). La composición de estos evangelios tiene sus raíces en los apóstoles que fueron los que vieron y vivieron con Jesús y que vieron también las apariciones después de resucitado. En aquel tiempo era común “pasar la historia de la salvación” de viva voz y con el tiempo al pasar de una comunidad a otra se iban añadiendo cosas al mismo. Parece ser que el primero fue Marcos o quizás una edición de Mateo en lengua hebrea o aramea. Los otros tres parecen imitar el género literario, según los estudiosos del tema. Que los cuatro gozaron de la garantía apostólica se refleja en el hecho de que fueron transmitidos como escritos por los mismos apóstoles o por discípulos directos de los mismos: Marcos de San Pedro, Lucas de San Pablo, etc…

Apócrifo, primero significo secreto, en cuanto eran escritos que se dirigían a un grupo especial de iniciados y eran conservados en ese grupo, después paso a significar “no auténtico” e incluso herético. Con el paso del tiempo se vio que estos textos daban detalles de la vida de Jesús que no daban los evangelios canónicos, como para poner bajo el nombre de algún apóstol.

El número de “evangelios apócrifos” conocidos es algo superior a cincuenta.

EVANGELIOS APÓCRIFOS MAS COMUNES

En el Antiguo y Nuevo Testamento, libros que como todos sabemos fueron escritas en lengua hebrea y griega, y con el pasar de los años varios concilios y sobre todo una serie de estudiosos (como ya comentamos en el anterior artículo) “sesgaron” parte de esos documentos por parecerles “pueriles” o poco relacionados con el Jesús Divino o el Jesús histórico. Como ya comentamos antes, apócrifo, no significa que sea malo, ni falso, simplemente la palabra denota “oculto”.   Cuando se dividieron los evangelios en canónicos y apócrifos, la Iglesia sólo condenó lo que de “herético” pudiera contener en estos últimos, naciendo a partir de ahí, dos tendencias, una encabezada por San Jerónimo, que era partidario de suprimir todo lo que no fuera canónico, otra, menos extremista, inclinada por el aprovechamiento de lo bueno que ofrecen los apócrifos (patrística oriental y San Agustín).

Pero la Iglesia no se ha decantado por ninguna de las dos posiciones y sus recomendaciones son sólo de carácter privado.

jesusimagenanimadadiosgif04
Es verdad, que leyendo muchos de ellos, hay algunos en los que su fantasía se aproxima a lo extravagante y a lo pueril. Pero también es verdad que hay valores y datos que pueden llegar a ser aprovechables sin menospreciar al Jesús histórico o al Jesús Divino.
Además hay que considerar que según algunos estudiosos, los apócrifos fueron escritos incluso antes que los canónigos o en la mayoría de los casos al mismo tiempo. Los primeros apócrifos datan de finales del siglo II y el núcleo principal oscila entre los siglos III y V. Los apócrifos del Nuevo Testamento, como los canónicos, se dividen en Evangelios, Hechos, Epístolas y Apocalipsis, siendo el primer grupo el que tiene mayor número de apócrifos. De entre todos ellos los siguientes: el de Santo Tomás, Santiago y el de San Pedro se encuentran entre los más condenados por las iglesias cristianas, católica, griega y protestante. Los más conocidos (de los aproximadamente 50 que pululan por ahí  son: El Evangelio de Taciano (muy parecido a los canónicos), El Protoevangelio de Santiago, El Evangelio de Santo Tomás,  El Evangelio de San Pedro y el Evangelio del Pseudo Mateo.

El de Taciano que es el más extenso, fue escrito en el año 173. El de Santiago, que es una colección de narraciones divididas en tres partes, la tercera de las cuales parece añadida con posterioridad, es de muy insegura datación. El evangelio de Santo Tomás, es del año 150. Del Evangelio de San Pedro, se puede afirmar que existía ya antes de que acabara el siglo I, tratándose, de esta forma, de uno de los documentos más antiguos del cristianismo, y más si se tiene en cuenta el sentido gnóstico del mensaje.

Para finalizar este artículo, diremos que, El Evangelio del Pseudo-Mateo parece un arreglo del Protoevangelio, de datación desconocida, pero naturalmente posterior a éste, que es anterior al año 150.

Bueno espero haber “abierto boca” con este artículo, al que seguirán en un futuro otros, como ya te comente al inicio del artículo. Añadiremos y comentaremos textos de gran belleza, lírica.

Hasta entonces “viajero” de lo erudito.

Fray  Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Compendio de Profecías de místicos y santos para siglo XXI

Os trascribo por completo un  conjunto de una serie de profecías relacionadas; por un sacerdote que se ha encargado de este gran trabajo. Son profecías DE SANTOS y SIERVOS DE LA IGLESIA, revelaciones personales que se han tenido  a lo largo de la historia, como los famosos sueños de DON BOSCO.  Merecería la pena tenerlas presentes al menos para estar en guardia, aunque “solo” hay que darles el crédito personal que cada uno quiera otorgarles.

La siguiente recopilación de profecías relacionadas con los tres días de tinieblas, fue hecha por un sacerdote católico que prefirió quedar en el anonimato “Si hablo muchos se burlarán de mí, quizá mis propios hermanos en el sacerdocio, principalmente ellos. Si callo mi conciencia me grita: ¡cobarde!, y me remuerde la Palabra de Dios “Cuando yo digo al malvado: “Vas a morir”, y tú no lo amonestas, si no hablas para advertir al malvado, que abandone su mala conducta, de su sangre te pediré cuentas a ti” (Ezequiel 3,18). Por eso hablaré, mejor quedar bien con Dios que temer a los hombres·. “Por una serie de circunstancias – continúa el sacerdote – tuve acceso a documentos desconocidos en nuestro ambiente, profecías de las épocas más variadas, de países y lenguas muy distantes. Lo asombroso e inexplicable es la UNANIMIDAD e insistencia, con la que se han recibido avisos del Cielo, que dentro de poco tiempo tres cuartas partes de la humanidad perecerán en TRES DIAS DE DENSAS TINIEBLAS.

hrecsx

Leyendo, releyendo, reflexionando y meditando, me convencí de que no es posible que tantas personas de peso a los ojos de Dios (estigmatizados auténticos, santos canonizados, místicos, y tantas apariciones marianas aprobadas por la Iglesia), se equivoquen tan unánimemente. YO SI LO CREO.

ANA MARÍA TAIGI (1769-1837) “Dios enviará dos castigos: uno en forma de guerra, revoluciones y peligros, originados en la tierra; y otro enviado desde el Cielo. Vendrá sobre la tierra una oscuridad total que durará tres dias y tres noches. Nada será visible y el aire se volverá pestilente, nocivo, y dañará, pero no solo a los enemigos de la Religión. Durante los tres días de tinieblas la luz artificial será imposible. Sólo las velas benditas arderán. Los fieles deben permanecer en sus casas rezando el Santo Rosario, y pidiendo a Dios Misericordia. Los malos perecerán en toda la tierra durante esta oscuridad universal, con excepción de algunos pocos que se convertirán.” En otra visión vio: “La tierra envuelta en llamas, hundiéndose numerosos edificios. La tierra y el cielo parecía que estaban agonizando. Millones de hombres morirán por el hierro, unos en guerras, otros en luchas civiles; millones perecerán en los tres días de tinieblas. Después de purificar al mundo y a su iglesia, y de arrancar de cuajo toda la mala hierba, Nuestro Señor operará un renacimiento milagroso”.

San GASPAR DE BUFALO (1786-1836) Fundador de los Misioneros de la Preciosísima Sangre: “Aquél que sobreviva a los tres días de tinieblas y de espanto, se verá a sí mismo como solo en la tierra. No se ha visto nada semejante desde el diluvio.”

Sor MARIA DE JESUS CRUCIFICADO (1878) Religiosa carmelita, recientemente beatificada: “Durante tres días de tinieblas, las personas entregadas a sus caminos depravados perecerán, de tal modo que sólo sobrevivirá una cuarta parte de la humanidad”.
Padre BERNARDO MARIA CLAUSI (1849) De la Orden de los Mínimos: “Este azote se hará sentir en todo el mundo y será tan terrible que cada uno de los que sobrevivieren se imaginará ser el único que ha quedado, y todos se arrepentirán. … Pero antes habrá hecho el mal tantos progresos, que parecerá que los demonios han salido del infierno. Pero cuando la mano del hombre no pueda más, y todo parezca perdido, Dios mismo pondrá su mano y arreglará las cosas en un abrir y cerrar de ojos”

Sor MARIA ADALFUNE (1814) Religiosa de San Agustín, se ofreció víctima para salvación de los pecadores. Jesús le reveló en la noche del 13 de Mayo 1849 “No puedo ya ahorrar al mundo el castigo tremendo que le está reservado. Entonces todos alzarán los brazos hacia Mí y gritarán: “¡misericordia!” No temas, no abandonaré a la Iglesia en esos días. Vendré en su ayuda.” (El Señor le hizo ver las atrocidades que se cometerán en aquellos días, … un desprecio por todo lo sagrado.) “Los sacerdotes”, continuó Jesús, “no deben mezclar tanta ciencia humana con la enseñanza de mi Doctrina, deben renunciar a las vanidades.”

a22

LA SALETTE Aparición aprobada por la Iglesia. La Santísima. Virgen se apareció a dos niños el 19 de Septiembre de 1846, les comunicó un secreto. Fue publicado con Imprimatur del Obispo de Lecce. En 1922 fue dado a conocer en su totalidad por el Vaticano. “Dios va a castigar al mundo de una manera jamás vista… Nadie podrá escapar. … Las Iglesias serán cerradas y profanadas; los sacerdotes y religiosas serán perseguidos… Los libros malos abundarán. Muchos sacerdotes se alejarán de la fe verdadera, y hasta obispos. El demonio tendrá sus iglesias que le darán culto. Reinará el materialismo, el ateísmo y toda clase de vicios. … Parecerá que Dios se haya olvidado de la humanidad. Todo estará perdido. Entonces Jesucristo, en un acto de su justicia y su gran misericordia para los buenos, dará orden a sus ángeles que todos los enemigos sean exterminados. Caerá fuego del cielo. El sol se obscurecerá.” Los perseguidores de la Iglesia, las personas dadas al pecado, perecerán y la tierra parecerá un desierto”

MARIA JULIA JAHENNY (1850-1941) Estigmatizada francesa “Vendrán estos TRES DIAS de grandes Tinieblas. Sólo las velas de cera benditas iluminarán durante estas tinieblas. Una vela durará los tres días. Durante estos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias.” “Una nube roja como la sangre, atravesará el firmamento. La tierra temblará desde sus cimientos. El mar lanzará sus espumantes olas sobre la tierra. Las tres cuartas partes de la raza humana perecerán. La crisis vendrá sobre todos repentinamente y el castigo será mundial”.

ISABEL CANORI-MORA (1774-1825) Terciaria franciscana estigmatizada, fallecida en olor de santidad. Su proceso de beatificación está en marcha. Vio tremendas batallas que sostendrá la Iglesia, y anunció los terribles castigos que amenazan a la humanidad, que va acercándose al punto culminante de su rebelión contra Dios, contra la religión y contra la Iglesia. En una visión vio, “A los que, cada día con mayor orgullo y desfachatez, van pisoteando la santa religión y la divina ley. Se sirven de las palabras de la Sagrada Escritura y del Evangelio, corrompiendo su verdadero sentido para respaldar así sus perversas intenciones.” En otra visión, escribe: “Por todas partes se veían reinar la injusticia, el fraude, el libertinaje. Sacerdotes despreciando la santa ley de Dios, y cómo se cubría el cielo de nubes negras; se levantaba un tremendo huracán. En castigo de los soberbios, que con impía presunción intentaban demoler la Iglesia desde sus cimientos, permitía Dios a los poderes de las tinieblas abandonar los abismos del infierno.” “Una legión de demonios se precipitaba por toda la tierra… destruían casas y palacios, … y daban cruel muerte a una multitud de rebeldes”. La sierva de Dios vio a todos aquellos monstruos, en las más espantosas figuras, surgir de los atrios infernales y arrasar todos los lugares donde se haya ofendido gravemente a Dios y se habían perpetrado sacrilegios. Ni rastro quedaba de ellos.”

ANNA CATHERINA EMMERICH (1774-1824) Célebre estigmatizada alemana. Religiosa Agustina. Recibió las llagas de la Pasión del Señor, aceptando los grandes sufrimientos para el alivio de otros, y como víctima expiatoria a Dios, por las culpas y pecados de los demás. “Vi la Iglesia de San Pedro y una cantidad enorme de gente que trabajaba para derribarla, pero a la vez vi otros que la reparaban. Los demoledores se llevaban grandes pedazos; eran sobre todo sectarios y apóstatas en gran número. Vi con horror que entre ellos había también sacerdotes católicos…, vi al Papa en oración, rodeado de falsos amigos, que a menudo hacían lo contrario de lo que él ordenaba. Daba lástima. Cincuenta o sesenta años antes del año 2000 era desencadenado Satanás por algún tiempo. En violentos combates, con escuadrones de espíritus celestiales, San Miguel defenderá a la Iglesia contra los asaltos del mundo.” “Sobre la Iglesia apareció una Mujer alta y resplandeciente, María, que extendía su manto radiante de oro. En la Iglesia se observaron actos de reconciliación, acompañados de muestras de humildad; las sectas reconocían a la Iglesia en su admirable victoria, y en las luces de la revelación que por sí mismas habían visto refulgir sobre ella. Sentí un resplandor y una vida superior en toda la naturaleza y en todos los hombres una santa alegría como cuando estaba próximo el nacimiento del Señor.” Hermanos, realmente es terrible, pero si Dios lo ha querido revelar…, ¡es para que sea hecho público!

14b8a43

SOR ELENA AIELLO- Monja estigmatizada italiana, recibió un mensaje el 16 de Abril de 1954, viernes Santo: “Escucha bien lo que digo y comunícalo a todos: Mi Corazón está triste por los muchos sufrimientos que amenazan a este mundo. La justicia de nuestro Padre Celestial está ofendida gravemente. El mundo está inundado por una crecida de corrupción. Los gobiernos de los pueblos se han levantado como demonios en carne humana, y mientras hablan de paz, preparan la guerra con instrumentos devastadores, para aniquilar pueblos y naciones. Innumerables escándalos llevan las almas a la ruina, especialmente de la juventud. El hogar, fuente de la fe y de santidad, está manchado y destruido. (Los hombres) continúan viviendo pertinazmente en sus pecados. Cerca está el azote para limpiar la tierra del mal. La Justicia divina reclama la satisfacción de tantas ofensas y maldades que cubren la tierra y no se puede tolerar más. Los hombres obstinados en sus culpas no se vuelven a su Dios. La gente no se somete a la Iglesia, y desprecia a los sacerdotes por haber muchos malos entre ellos, que son causa de escándalos. El mundo será invadido por grandes desgracias, revoluciones sangrientas, huracanes terribles, inundaciones de ríos y mares”. “Levanta la voz, hasta que los sacerdotes de Dios presten oído a mi mensaje, y avisen a los hombres que el tiempo está cerca, y si no se convierten a Dios con oraciones y sacrificios, el mundo se verá envuelto en una nueva guerra”… Nubes con rayos de fuego, y una tempestad de fuego pasarán sobre el mundo, y el azote será el más terrible que ha conocido la historia. Durará SETENTA HORAS. Los impíos serán aplastados y eliminados. Muchos se perderán, porque permanecen en sus pecados”… “Las horas de las Tinieblas están cerca… Yo me inclino sobre el mundo y detengo la Justicia de Dios, de otra manera estas cosas hubieran sucedido ya. Hacen falta oración y sacrificios, que vuelvan a los hombres a Dios y a mi Corazón Inmaculado. Propaga a gritos todo esto, en todo el mundo, como eco verdadero de mi voz.

Hazlo saber porque ayudará a salvar muchas almas e impedirá mucha destrucción en la Iglesia y en el mundo.” (Texto con imprimátur del Obispo de Cádiz-Ceuta, España) VENERABLE MADRE DEL BOUR-“Los ángeles exterminadores no esperan más que una señal para herir la tierra. La justicia castigará, pero la misericordia intervendrá y los buenos serán salvos, habrá una crisis terrible. El Señor me ha dado grandes quejas; se queja de ese furor en buscar los placeres, se queja de los bailes escandalosos, de la indecencia y del lujo…

Si se prohíbe en el Evangelio hasta una sola mirada, hasta un mal deseo, ¿será de extrañar que castigue de un modo terrible la corrupción de costumbres, que es el resultado necesario, inevitable de todos esos abusos? Los castigos del Señor van a caer sobre nosotros de varias maneras: azotes, desordenes, sangre derramada. Sin embargo, aquellos días serán abreviados en favor de los justos”

SOR ELENA AIELLO- Monja estigmatizada italiana, recibió un mensaje el 16 de Abril de 1954, viernes Santo: “Escucha bien lo que digo y comunícalo a todos: Mi Corazón está triste por los muchos sufrimientos que amenazan a este mundo. La justicia de nuestro Padre Celestial está ofendida gravemente. El mundo está inundado por una crecida de corrupción. Los gobiernos de los pueblos se han levantado como demonios en carne humana, y mientras hablan de paz, preparan la guerra con instrumentos devastadores, para aniquilar pueblos y naciones. Innumerables escándalos llevan las almas a la ruina, especialmente de la juventud. El hogar, fuente de la fe y de santidad, está manchado y destruido. (Los hombres) continúan viviendo pertinazmente en sus pecados. Cerca está el azote para limpiar la tierra del mal. La Justicia divina reclama la satisfacción de tantas ofensas y maldades que cubren la tierra y no se puede tolerar más. Los hombres obstinados en sus culpas no se vuelven a su Dios. La gente no se somete a la Iglesia, y desprecia a los sacerdotes por haber muchos malos entre ellos, que son causa de escándalos. El mundo será invadido por grandes desgracias, revoluciones sangrientas, huracanes terribles, inundaciones de ríos y mares”. “Levanta la voz, hasta que los sacerdotes de Dios presten oído a mi mensaje, y avisen a los hombres que el tiempo está cerca, y si no se convierten a Dios con oraciones y sacrificios, el mundo se verá envuelto en una nueva guerra”… Nubes con rayos de fuego, y una tempestad de fuego pasarán sobre el mundo, y el azote será el más terrible que ha conocido la historia. Durará SETENTA HORAS. Los impíos serán aplastados y eliminados. Muchos se perderán, porque permanecen en sus pecados”… “Las horas de las Tinieblas están cerca… Yo me inclino sobre el mundo y detengo la Justicia de Dios, de otra manera estas cosas hubieran sucedido ya. Hacen falta oración y sacrificios, que vuelvan a los hombres a Dios y a mi Corazón Inmaculado. Propaga a gritos todo esto, en todo el mundo, como eco verdadero de mi voz. Hazlo saber porque ayudará a salvar muchas almas e impedirá mucha destrucción en la Iglesia y en el mundo.” (Texto con imprimátur del Obispo de Cádiz-Ceuta, España)

VENERABLE MADRE DEL BOUR-“Los ángeles exterminadores no esperan más que una señal para herir la tierra. La justicia castigará, pero la misericordia intervendrá y los buenos serán salvos, habrá una crisis terrible. El Señor me ha dado grandes quejas; se queja de ese furor en buscar los placeres, se queja de los bailes escandalosos, de la indecencia y del lujo… Si se prohíbe en el Evangelio hasta una sola mirada, hasta un mal deseo, ¿será de extrañar que castigue de un modo terrible la corrupción de costumbres, que es el resultado necesario, inevitable de todos esos abusos? Los castigos del Señor van a caer sobre nosotros de varias maneras: azotes, desordenes, sangre derramada. Sin embargo, aquellos días serán abreviados en favor de los justos”

918218terre

PADRE STEFANO GOBBI- Fundador del “Movimiento Mariano Sacerdotal”, con miles de sacerdotes y cientos de obispos del mundo entero y vidente de María en Garabandal (M.M.S.) . El Padre Gobbi recibió muchos mensajes: 1de diciembre de 1973 “Trastornos, angustias y tribulaciones aumentarán día a día, porque la humanidad, redimida por mi Hijo, se aleja más de Dios.

El demonio de la lujuria lo ha contaminado todo. ¡Pobres hijos míos…!, cuán enfermos y llagados están. El espíritu de rebeldía contra Dios ha seducido a la humanidad; el ateísmo ha entrado en muchas almas y ha apagado toda luz de fe y de amor.” “Este es el dragón rojo” del que se ha hablado en la Biblia Cuántos hijos míos son ya víctimas de este error de Satanás. Incluso entre mis Sacerdotes, cuántos son los que no creen ya; sin embargo, permanecen aún en la Iglesia, verdaderos lobos vestidos de corderos, y pierden un ilimitado número de almas. Ya NADA puede detener la Mano de la Justicia de Dios, que pronto se desencadenará contra Satanás y sus secuaces. ¡Si los hombres lo supieran, quizá se arrepentirían! Pero, ¿quién ha escuchado mis mensajes? Casi ninguno. Pocas almas, desconocidas. ¡Estad en vela, estad preparados! Pronto mi Corazón Inmaculado triunfará.” (1 -12­-1973). 31 de diciembre de 1982 “La copa de la divina justicia está colmada, extra colmada y desbordante. Mirad cómo se propaga el odio y el pecado. Hoy, la mayoría de los hombres no observan ya los diez Mandamientos del Señor…

Cada año en el mundo, se mata a niños inocentes, por decenas de millones en el seno de la madre, y crece el número de los homicidios, violencias, rapiñas y secuestros. La inmoralidad se propaga como un diluvio de fango. Sólo una potente fuerza de oración y de penitencia reparadora puede salvar al mundo”… ¡Escuchad al menos ahora la voz de vuestra Madre Celestial! Rezad siempre vuestro Rosario. Vivid Conmigo en la confianza y en el temor, porque se preparan horas decisivas que marcarán el destino de toda la humanidad.”

ELENA PATRIARCA LEONARDI Religiosa, alma víctima por los pecadores, fundadora de la “Casa del Reino de Dios y Reconciliación de las Almas” en Roma. Recibe actualmente mensajes muy apremiantes sobre el próximo castigo: “Hija Mía, estoy muy triste y mi Corazón está lleno de dolor. La violencia y las drogas han destruido a tanta juventud; Satanás ha tomado posesión de muchos corazones y les sugiere que Dios no existe. … Volved a la casa del Padre, saciándoos del Cuerpo y de la Sangre de mi Hijo… De mi Hijo todavía no tenéis piedad: Hostias y Crucifijos rezuman sangre. ¡Volved a Jesús!

… ¡Arrepentíos! “¿Cómo puedo salvaros si no me escucháis? … Caerán llamas del Cielo, y los impíos lo sufrirán; derrumbamientos y terremotos sobre la humanidad que no se arrepiente. La tierra se abrirá bajo sus pies y no habrá misericordia. … Satanás quiere triunfar. Traiciones al Papa: la masonería se lanza contra la Iglesia, el Papa será calumniado; le quieren matar; vivirá días de dolor. … Hija mía, no puedo ya detener la mano de la Justicia de Dios. ¡Cuántas advertencias he dado y ninguno las quiere creer!”… Habla, no temas, y no escondas lo que te digo.” Naciones sin Dios serán el azote escogido por Dios mismo, para castigar a la humanidad sin respeto y sin escrúpulos. Después un gran castigo caerá sobre el género humano, FUEGO y HUMO caerán del cielo, las aguas de los océanos se volverán vapores, y la espuma se levantará arrollando a la humanidad, por todas partes a donde se mire habrá angustia, miseria y ruina; quedaréis en completa oscuridad. Mares que se alzarán provocando muerte y desolación”
SANTA BRIGIDA (1303-1373)- “Cuarenta años antes del año 2000, el demonio será dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres. Cuando todo parecerá perdido, Dios mismo, de improviso, pondrá fin a toda maldad. La señal de estos eventos será: cuando los sacerdotes habrán dejado el hábito santo, y se vestirán como la gente común, las mujeres como los hombres y los hombres como las mujeres.”

andeli-glazba-ilustracija

San ANSELMO (siglo XIII) “¡Ay de ti, villa de las siete colinas (Roma) cuando la letra K sea aclamada dentro de tus murallas! Entonces tu caída estará próxima, tus gobernantes serán destruidos. Has irritado al Altísimo con tus crímenes y blasfemias, perecerás en la derrota y la sangre.”

San VICENTE FERRER (1350-1419) “Advertid que vendrá un tiempo de relajación religiosa, y catástrofes como no lo ha habido ni habrá. En aquel tiempo las mujeres se vestirán como hombres y se comportarán a su gusto licenciosamente, y los hombres vestirán vilmente como las mujeres. Pero Dios lo purificará todo y regenerará todo, y la tristeza se convertirá en gozo.”

San JUAN BOSCO (1850-1886) “Italia será sumida en la desolación. Francia castigada. Roma conocerá el exterminio, el Padre tendrá que huir. Habrá una lucha terrible entre la luz y las tinieblas. Cesará la oscuridad, lucirá un sol espléndido. La tierra está arrasada, muchísimos han desaparecido. El Papa vuelve. El pecado tendrá fin”

San Pío X, Papa-Se puso un día, en el curso de una audiencia, muy pálido y como ausente. El mismo explicó después a su secretario “que tuvo la visión de un Papa futuro huyendo del Vaticano, sobre el cadáver de sus Cardenales” Maximiliano Kolbe – Padre franciscano recién canonizado. “Un día la bandera de la Inmaculada Virgen María ondeará sobre el Kremlin, pero antes, la bandera roja flotará sobre el Vaticano” .
La Venerable MARIA DE AGREDA-La cólera divina camina despacio hacia la venganza, pero el atraso del Castigo será compensado por su enormidad.” (Esta vez se prepara una limpieza total de esta sociedad deshonesta y rebelde.)

Por último una enseñanza para muchos sacerdotes que piensan que “todo está bien, no hay razón para alarmar a la gente. “Perece mi pueblo por falta de saber. Ya que tú, sacerdote, has rechazado el saber, yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio; más tal será el pueblo como el sacerdote.”
Por último, Pío de la Pietralcina profetizó: Precedido de tormentas, vientos desencadenados y terribles terremotos, que abrirán la Tierra y la harán temblar, Yo vendré una noche, durante los fríos meses de invierno, a este mundo cargado de pecados: Rayos y centellas, salidos de incandescentes nubes, encenderán y reducirán a cenizas todo lo que está contaminado por el pecado. La destrucción será total. El aire envenenado de gases sulfurosos y levantando asfixiantes humaredas, será llevado a grandes distancias por las ráfagas del viento. Las obras levantadas por el hombre con espíritu loco y atrevido de adoración a sí mismo, queriendo demostrar su ilimitado poder, serán aniquiladas. Entonces la raza humana comprenderá que hay una voluntad muy superior a la suya, que destruirá sus vacíos alardes de vanagloria. Rápidamente, cerrar vuestras puertas y ventanas, tapar toda vista del mundo exterior durante el más terrible de los acontecimientos; no profanéis vuestra vista con miradas curiosas porque santa, santa es la ira de Dios. La Tierra será purificada para vosotros, los restos del fiel rebaño”. “Perseverad por una noche y un día y por una noche y un día, y a la siguiente noche se calmarán los terrores. . . al amanecer del próximo día el sol brillará otra vez y su calor y su luz disiparán los horrores de la oscuridad. Aceptad la nueva vida con humilde gratitud. Vividla con sencillez y gratitud en paz y amor, según mi intención. Orad y sacrificaos para que vuestro sacrificio produzca abundantes frutos de bendición y para que florezca una raza nueva que alegre vuestros corazones”.
Marie Julie Jahenny de la Faudais, en 1819, afirmó haber sido testigo, en una visión, de tres días y tres noches de continua oscuridad. La oscuridad se iniciará cuando una nube roja como de sangre cubra el firmamento, provocando en la tierra un temblor como el del trueno, mientras las olas del mar se levantan con violencia. Las nubes se harán más espesas, los rayos destruirán muchos edificios y la gente que esté en el exterior morirá por gases tóxicos. El sol y la luna se apagarán y la oscuridad será absoluta y la gente sólo podrá iluminarse con velas. Cuando las nubes se dispersen, los muertos cubrirán el planeta y la mayoría de la humanidad habrá muerto.

Anna Maria Taigi y San Gaspare de Bufalo, en 1837 también tuvieron las mismas visiones de los tres días de oscuridad y del aire cargado de pestilencia.

La hermana María de Jesús Crucificado tuvo la misma visión en 1878, y afirmó que sólo sobreviviría la cuarta parte de la humanidad. Berthe Petit recibió una revelación de la Virgen en 1943: “El castigo se acercará en forma de nube, que se hará cada vez mayor y se extenderá hasta cubrirlo todo. Y entonces descenderán de ella relámpagos que aniquilarán a los hombres”.

Blog del autor: Griknay

Transcrito: Fray Cristobal Aguilar, o.f.m.

Paráfrasis del Padre Nuestro de San Francisco

Os traigo en esta ocasión  la paráfrasis del Padre Nuestro,  es una breve ampliación y recitación del Padre Nuestro, poniendo especialmente énfasis en aquellos puntos que son determinantes:

¡Oh santísimo Padre nuestro: creador, redentor, consolador y salvador nuestro!

Que estás en los cielos: en los ángeles y en los santos; iluminándolos para conocer, porque tú. Señor, eres la luz; inflamándolos para amar, porque tú, Señor, eres el amor; habitando en ellos y colmándolos para gozar de la eterna bienaventuranza, porque tú. Señor, eres el bien sumo, eterno, de quien todo bien procede, sin quien no hay bien alguno.

Santificado sea tu nombre: clarificada sea en nosotros tu noticia, para que conozcamos cuál es la anchura de tus beneficios, la largura de tus promesas, la sublimidad de tu majestad y la hondura de tus juicios.

Venga tu reino: para que reines en nosotros por la gracia, y nos hagas llegar a tu reino, donde está la visión manifiesta de ti, el amor perfecto a ti, la unión bienaventurada contigo, la fruición de ti por siempre.

Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo: para que te amemos con todo el corazón, pensando siempre en ti; con toda el alma, deseándote siempre a ti; con toda la mente, dirigiendo todas nuestras intenciones a ti, buscando en todo tu honor; y con todas nuestras fuerzas, destinando todas nuestras fuerzas y los sentidos del alma y del cuerpo al servicio de tu amor y no a otra cosa; y para que amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos, atrayendo a todos, según nuestras fuerzas, a tu amor, alegrándonos de los bienes ajenos como de los nuestros y compadeciéndolos en los males, y no siendo causa de tropiezo para nadie.

El pan nuestro de cada día: tu amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo, dánosle hoy: para que recordemos, comprendamos y veneremos el amor que nos tuvo y cuanto por nosotros dijo, hizo y padeció.

Y perdónanos nuestras deudas: por tu inefable misericordia, por el poder de la pasión de tu amado Hijo y por los méritos e intercesión de la beatísima Virgen y de todos tus elegidos.

Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores: y lo que no perdonamos plenamente, haz tú, Señor, que plenamente lo perdonemos; para que por ti amemos de verdad a los enemigos y por ellos intercedamos devotamente ante ti, no devolviendo a nadie mal por mal, y para que nos esforcemos por ser en ti útiles en todo.

Y no nos dejes caer en la tentación: oculta o manifiesta, imprevista o insistente.

Mas líbranos del mal: pasado, presente y futuro.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

Autor: San Francisco

Transcrito: Fray Cristóbal Aguilar, o.f.m.

Este sitio emplea cookies propios y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Se recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas (navegando o desplazándote por las páginas) este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. más información. Política cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar